COMPARTIR:
Consejo Integra

Entender y apoyar a los niños y niñas ante una emergencia

• Los adultos a cargo de los niños podemos hacer mucho para protegerlos y darles la sensación de seguridad que pueden haber perdido.
Por : | 27 Enero 2017
Entender y apoyar a los niños y niñas ante una emergencia

Los incendios que están ocurriendo en nuestro país afectan el curso normal de las cosas, generando una pérdida en la sensación de seguridad con la que vivimos habitualmente. Los psicólogos del servicio Fonoinfancia (800 200 818) de Fundación Integra, entregan algunas recomendaciones para que los adultos a cargo de niños puedan contenerlos y devolverles la sensación de seguridad que han perdido.

La psicóloga y jefa de Fonoinfancia, Cecilia Calvo, explica que luego de una situación como la ocurrida ayer, “es normal que los adultos sientan miedo, impotencia, confusión y se sientan sobrepasados en su capacidad habitual para enfrentar problemas”. Por eso, recomienda hablar de los hechos y sentimientos que provocan estas reacciones para manejarlos de mejor manera.

La experta de Fonoinfancia explica que los niños pueden sentirse y explicar la situación de muchas maneras: pueden miedo, confusión, pena; sentir que no tienen control sobre lo que pasa, creer que pueden quedar solos; sentir que los adultos los ignoran; pensar que son un problema para los otros; sentir que están en peligro y que les es difícil adaptarse a los cambios vividos, etc.

Pero, ¿cómo podrían reaccionar nuestros hijos? Es normal que por un tiempo su hijo o hija esté:

• Extremadamente apegado a su mamá, papá o adultos cercanos.
• Más llorón o gritón o que esté más silencioso y retraído.
• No quiera ir al jardín o a la escuela.
• Tenga temor a estar solo, miedo a los extraños, a los animales o a situaciones que no ha temido antes como a la noche y a la oscuridad.
• Haya algún episodio en que se haga pipí o incluso caca en la cama o en la ropa.
• Disminuya o aumente su apetito.
• Tenga problemas para dormir y/o pesadillas.

La psicóloga explica que estas reacciones pueden aparecer inmediatamente después de lo sucedido o luego de varios días, semanas o meses: “En la mayoría de los casos, los síntomas irán desapareciendo de a poco en cuanto el niño o niña vaya asimilando lo sucedido en un contexto que lo acoja, le ayude a entender y a retomar la cotidianeidad”.

¿Qué podemos hacer los adultos para ayudar a los niños?

• Ayúdeles a comprender lo que está ocurriendo, explicándoles con claridad y en palabras simples.
• No exageremos ni minimicemos lo que está pasando.
• Evitemos exponer a los niños a situaciones de descontrol o pánico en los adultos. Recuerda que para ellos los adultos son sus referentes de comportamiento.
• Explícales lo que aparece en la televisión y en la radio. Los niños necesitan ser informados de acuerdo a su desarrollo.
• Digámosles que es muy normal tener miedo en una situación como esta.
• A través del juego, genera espacios para ayudarlos a hablar y expresar sus sentimientos.
• Entreguemos un ambiente de seguridad y contención.
• Ayudémoslos a conectarse con la alegría y la esperanza, por ejemplo retomando la rutina y actividades normales dentro de lo posible.
• Si como adulto no te sientes en condiciones de calmar o contener, intenta que otro adulto importante para el niño o niña pueda apoyarlo.

Si los síntomas persisten por largo tiempo o interfieren demasiado en las actividades habituales de los niños, puede consultar a un especialista o contactar a Fonoinfancia de Fundación Integra (800 200 818), un servicio telefónico gratuito -desde red fija y celulares- y confidencial, atendido por un equipo de psicólogos que ayudan a resolver dudas relacionadas con situaciones que surgen en la crianza y desarrollo de niños y niñas. Fonoinfancia atiende de lunes a viernes entre 9:00 y 18:00 hrs.

Videos