Ministro de Educación y Primera Dama inauguran Año Parvulario 2020

Con un saludo a los niños del jardín infantil Integra, Aurora de Chile, de la comuna de la Florida, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, junto a la Primera Dama y Presidenta de la Fundación Integra, Cecilia Morel, y a la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, dieron inicio oficial al Año de Educación Parvularia y Escolar 2020.

En la instancia, el Ministro de Educación anunció que el Gobierno le pondrá suma urgencia al proyecto de Ley de Equidad en Educación Parvularia que aumenta los recursos para una educación de calidad y busca que más niñas y niños puedan ir a un jardín infantil. “Si queremos disminuir las brechas de aprendizaje que hay en nuestro país, tenemos que empezar por la educación inicial. Los primeros años son clave en el desarrollo intelectual y emocional de los estudiantes”, dijo el ministro Figueroa.

En esta misma línea, la Presidenta de la Fundación Integra, Cecilia Morel señaló que la educación inicial ha sido una de las prioridades del Gobierno. “Desde el día uno de nuestro Gobierno, el Presidente se ha comprometido en poner a nuestros niños primeros en la fila, que son y han sido una prioridad de Estado. Estamos avanzando fuertemente en una serie de iniciativas que aumentan los recursos para una educación de calidad y busca que más niñas y niños puedan ir a un jardín infantil, con todo lo positivo que eso es para su desarrollo integral”, destacó la Primera Dama.

Durante la ceremonia el ministro de la cartera hizo un llamado también a la comunidad educativa a poner el foco en la sala de clases, como una condición esencial para mejorar la calidad de la educación. Destacó los programas impulsados por el Gobierno como Leo Primero y Escuelas Arriba centrados en mejorar los aprendizajes de los estudiantes. Este año el programa Leo Primero, que tiene como objetivo que los niños logren un nivel adecuado de Lectura, se expandirá a segundo básico beneficiando a 300 mil niños de 5.300 establecimientos educacionales aproximadamente. El programa de Escuelas Arriba que entrega apoyo focalizado a las escuelas con resultados insuficientes también se expandirá para alcanzar 466 establecimientos educacionales, beneficiando a 124.197 estudiantes.

inauguracion_ano_parvularia_2020 (5)

Proyecto de Ley de Equidad en educación parvularia

La subsecretaria de educación parvularia, María José Castro, se refirió a la urgencia de aprobar esta iniciativa, ya que “es un paso fundamental para mejorar la calidad y cobertura del nivel, al incrementar los recursos de los establecimientos que reciben a las familias más vulnerables del país”.

De ser aprobado, el proyecto de Ley, solo por concepto de Subvención Base de jornada completa, permitiría a los establecimientos VTF pasar, de recibir los actuales $130.000 aproximados mensuales por niño/a, a unos $217.235. Este cambio les permitiría a estas comunidades educativas contar con más recursos para la calidad educativa que, por ejemplo, podrían destinar a contratar profesionales de apoyo, comprar y reponer material educativo, disponer de programas educativos y familiares, acceder a capacitación permanente, entre otros.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

5 consejos para una transición exitosa del jardín al colegio

El próximo 2 de marzo en gran parte del país inicia el año parvulario y escolar, lo que conlleva en un proceso de “transición” que vive el niño o la niña al ingresar a un nuevo nivel educativo y que involucra aspectos cognitivos, afectivos y sociales.

Existen tres tipos de transición, la vertical que se realiza en forma ascendente, como el paso del jardín a la escuela; la horizontal que ocurre cotidianamente, como del jardín al hogar; y la social que apunta a los cambios menos formales y que tienen impacto e influencia en la trayectoria de su vida, como la primera comunión, su cumpleaños u otros ritos.

Las transiciones en la infancia son importantes para preparar al niño y niña en todos los cambios futuros, puesto que se ven enfrentados a ajustes psicosociales y culturales significativos, por ello la relevancia de un proceso vivido de manera positiva y colaborativo entre la familia y las instituciones educativas.

Edith Recabarren, educadora de párvulos, magíster en Psicología Social y profesional de la Dirección Nacional de Educación de Integra, explica que “son muchos los cambios que se verá enfrentado el niño y donde va a requerir mucha flexibilidad, capacidad de adaptación y tolerancia a la frustración, es un proceso exigente. Por eso, interesarse por cómo el niño está viviendo este periodo de transición es lo más importante de transmitir a los padres, de hacer visible este cambio que no es como cambiar de polera o peinado”.

Por ello, la Fundación Integra, red nacional de 1.230 salas cuna y jardines infantiles, recomienda qué hacer para una transición exitosa a esta nueva etapa educativa:

Anticipe y prepare el ingreso al colegio dialogando con su hijo sobre los cambios en cuánto a normas, disciplina, responsabilidades, exigencias, códigos u otras cosas que enfrentará, por ejemplo, explíqueles que en el colegio deberán ir al baño solo o usar un nuevo uniforme.
 Visiten el nuevo colegio unos días antes del ingreso oficial, idealmente recorran el establecimiento y conozcan al equipo educativo. Esto ayudará a la familiarización con el ambiente.
 Previo al ingreso al colegio, organice un rito de cierre o despedida del jardín infantil para dar término a esta etapa educativa.
 Adecue con unos días de antelación los hábitos y los horarios de alimentación y sueño, los que se verán alterados con el ingreso al colegio.
♦ Si es posible, acompañe a sus hijos a su nueva sala de clases los primeros días de colegio.

Si este proceso es abordado de manera positiva, se potenciará en los niños y en las niñas nuevas instancias de interacción con otros, las cuales fortalecen la autonomía, la expresión, la creación y el descubrimiento de nuevos intereses. Además, de potenciar su habilidad para tolerar frustraciones y expresar sentimientos.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.230 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

Técnicos de Integra se perfeccionan en España

Solo dos días después de festejar el inicio del nuevo año en familia, diez técnicos en Educación Parvularia de todo Chile armaron sus maletas e iniciaron un viaje a la capital española de Madrid.

El grupo de trabajadoras de la Fundación Integra, junto a otras cuatro técnicos de Junji y VTF, fue beneficiado con una beca del Ministerio de Educación para cursar por dos meses el programa de perfeccionamiento “Competencias Prácticas y de Innovación para Técnicos de nivel superior en educación de Párvulos”, impartido por la Institución La Salle en Madrid, España.

“Ha sido realmente muy lindo estar acá, es otra cultura y mil maneras diferentes de comunicarnos, aunque hablemos el español, pero de repente hay algunos modismos que nos juegan en contra”, cuenta Jacqueline Gutiérrez (52 años), técnico en párvulos de la sala cuna Almontina de Pozo Almonte en la región de Tarapacá.

Para mejorar la experiencia en Madrid, Pamela Arias (39 años), técnico del jardín infantil Las Araucarias de Coyhaique en la región de Aysén, lideró al grupo y zanjó el hospedaje en una residencia universitaria cercana al centro educativo. “Comenzamos las clases a las ocho y media, nos vamos caminando todos los días, en la mañana y en la tarde, son como 40 minutos. Nos gusta porque vamos conociendo la ciudad y también nos ahorramos como tres euros diarios de los pasajes. Esta ciudad es maravillosa”, detalla.

Pese a aquello, Jacqueline Gutiérrez reconoce que ella junto a otras de sus compañeras sintieron cierta nostalgia y soledad en el Viejo Continente. “La primera semana cuando llegué estaba maravillada, pero ya cuando pasaron los días sentí la ausencia de la familia, me bajó la pena, la nostalgia y de repente lloré, pero yo sé que todo esto va a valer la pena”, revela.

Una situación comprensible al considerar que gran parte del grupo por primera vez se subía a un avión o viajaba fuera de Chile. Sin embargo, la propia técnico de Pozo Almonte dice que fue clave el apoyo prestado por los profesionales de la institución española. “Acá nos recibieron súper bien en La Sallé, ellos nos dan el cariño y la contención. Son gente muy humana, abierta a entregar sus conocimientos y apasionados por lo que hacen”, destaca.

“El curso nos ha llevado a conocer la historia de Madrid y también cómo aplican el modelo educativo al visitar algunos colegios, así aprendemos directamente en el aula”, complementa Pamela Arias.

“Me he reencantado con el mi rol de técnico”

A pocos días del término de una gran experiencia de vida, Jacqueline Pino, técnico del jardín infantil O’Higgins de Gorbea (región de La Araucanía), asegura haberse “reencantado” con la educación parvularia. “Si por mí fuera implementaría todo lo aprendido, restructurando desde la visión de niño que tenemos hasta el rol que cumplimos en sala”, señala muy emocionada.

“Me ha fascinado el curso en general. Es un cambio total de mente, en cuanto a la forma de ver la educación inicial. Son totalmente diferentes nuestro modelo educativo y el modelo educativo español, porque al comparar en sala se evidencia que niño es el real protagonista de su educación y no el adulto, ellos se adaptan por completo a la etapa evolutiva del niño, son menos trabajadores por sala y aun así nos llevan mucha ventaja, hay que aprender de los buenos ejemplos”, dijo la joven de 25 años.

Su compañera Jacqueline Gutiérrez coincide en las diferencias de ambos modelos educativos afirmando que “en Chile trabajamos de una manera muy intervenida en cuanto a los aprendizajes de los niños, porque muchas veces planificamos y cuando por horario una experiencia va acabando, entonces cortamos todo para seguir la mecánica de lo que está establecido. Acá los niños son capaces de jugar entre ellos y uno interviene solo cuando es necesario”.

Pamela Arias agrega que “me impactó la pedagogía Reggio Emilia porque valora mucho la autonomía y la libertad de juego, esto resalta el protagonismo del niño. Esto me marcó y quiero llegar pronto para trabajarlo con mis niños en el jardín”.

Luego de la graduación, que se desarrollará la próxima semana en la Institución La Salle de Madrid, el grupo regresará a Chile el 29 de febrero para poner en práctica en los jardines infantiles de la Fundación Integra todo lo aprendido en el Viejo Continente.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

“El jardín ha sido un gran apoyo en el desarrollo de mis hijos”

Paula Castro fue mamá de Lucas, un bebé prematuro extremo que debió ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos, sufrió un neumotórax (ruptura de un pulmón) y estuvo muy grave. Al año de vida, cuando asistía a la  en la Teletón, le diagnosticaron un retraso psicomotor de seis meses, hipotonía. Paralelamente al trabajo realizado en este centro de rehabilitación lo derivaron a un jardín infantil, y fue así como llegó hasta la sala cuna “Pampinitos” de la Fundación Integra en Antofagasta.

“Mi hijo llegó a la sala cuna de este jardín sin poder siquiera sentarse y afirmar su cuello, y hoy, luego de un año, ya está caminando. Ahora puede hasta correr”, señala la Paula Castro, agregando que “el trabajo del equipo educativo fue excepcional, desde la directora del jardín y todas las tías que estuvieron con él en sala cuna. Eso nos tiene muy contentos y muy agradecidos como familia”. Gracias al programa “Vacaciones en Mi Jardín”, que implementa Fundación Integra durante la temporada estival, Paula puede continuar con la atención de sus dos pequeños hijos, Lucas de 2 años, (que hoy asiste a sala cuna mayor) y Sofía de 4 años que asiste al nivel heterogéneo.

“Este programa es un gran aporte y ayuda para que las mamás que somos trabajadoras podamos seguir trabajando durante el verano, ya que nos permite estar tranquilas sabiendo que nuestros hijos están bien cuidados y además están en el jardín desarrollando sus habilidades y jugando”, precisó.

Historias como la Paula Castro y sus hijo, Sofía y Lucas, se repiten día a día en las 33 salas cunas y jardines infantiles de Fundación Integra en la región de Antofagasta y en los más de 1200 a nivel nacional. Donde cada establecimiento educacional cuenta con un equipo de trabajo comprometido por la primera infancia.

De esta manera, “Fundación Integra sigue sustentando la misión de aportar en la construcción de un Chile más justo e inclusivo desde la educación parvularia”, afirmó María José Montoya, directora regional.

Fundación Integra pertenece a la Red de Salas Cuna de Presidencia, atiende a 3 mil niños en las 9 comunas de la región de Antofagasta durante todo el año, mientras en enero y febrero atenderá a más de 300 niños y niñas de padres y madres trabajadoras en este programa estival.

4 ideas para hacer juguetes con objetos reciclables

Las vacaciones pueden convertirse en un desafío para las familias cuando los panoramas comienzan a agotarse y en los niños reaparece la tan temida frase: ¡mamá, papá, estoy aburrido! Por eso, los profesionales de Fundación Integra te invitan a aprovechar estos momentos para compartir en familia, entretenerse y desarrollar distintas habilidades con la fabricación de juguetes a partir de la reutilización de materiales en desuso.

Para la Educadora de Párvulos, Magister en Educación Infantil y profesional de la Dirección de Educación de Fundación Integra, Flor France, estas instancias fortalecen los lazos familiares, “además de comprender la importancia de cuidar el medioambiente y de transmitirle a niños y niñas que con cosas muy simples podemos jugar y pasarlo bien. Por ejemplo, una caja de zapatos puede convertirse en un tren, un avión o un cohete”.

¿Cómo hacerlo? Las posibilidades son infinitas y sólo dependen de la creatividad y la imaginación, sin embargo, aquí dejamos algunas ideas y consejos para comenzar.

Antes de iniciar debe cerciorarse que el elemento a utilizar esté higienizado y no cuente con artículos de tamaño pequeño o cortante.

Las tapas de plástico de las botellas son perfectas para aprender de una forma didáctica las vocales o el abecedario. Escriba una letra por tapa con un plumón y luego juegue con su hija a formar palabras o escoger alguna en específico.

Para fomentar la memoria visual y la concentración puedes utilizar un trozo de cartón, papel y lápices. Primero le pides a tu hijo que dibuje y pinte lo que desee, luego pega la hoja en el cartón y recórtalo en varias piezas para conformar un puzle. Voltéalas, desordénalas y a jugar. Si deseas, cada pieza puede ser enumerada para facilitar el armado.

También puede utilizar el cartón para enseñar las figuras geométricas, dibujando, por ejemplo, triángulos, cuadrados y rectángulos. Pinta dos cartones con las mismas formas y colores. Tras ello, usa un cartón como tablero y el otro recórtalo para armar parejas de figuras geométricas.

Por último, antes de que se deshaga de la caja de sus zapatos nuevos, entréguesela a sus hijos, juegue e imagine junto a ellos

“Un Quillay en mi jardín”, mi experiencia en Fundación Integra

Con la ayuda y participación de su familia,  Agustina de 3 años de edad, realizó un cuento para contarle a la comunidad educativa la historia que vive cada día, al levantarse feliz para asistir al jardín infantil San Luis de Macul de Peñalolén.

El cuento creado por Agustina y su familia, busca reforzar los espacios de lectura en niños y niñas, además de acercarlos al cuidado del medio ambiente y las especies autóctonas.

A continuación, un extracto del cuento “Un Quillay en mi jardín”:

Hola Soy Agustina, tengo 3 años y junto a mis papás les quiero contar una experiencia maravillosa que nos tocó vivir. Es como si fuera un cuento lindo, pero es verdad. Acompáñenme y lean con atención: Un Quillay en mi jardín.

“En un hermoso y lejano país llamado Chile, en la ciudad de Santiago, en la comuna de Peñalolén, nació un espacio ideado exclusivamente para niños y niñas quienes todos los días nos levantamos felices para compartir y aprender. Este espacio se llama: Jardín Infantil “San Luis de Macul”.

Este bello y colorido lugar nos abrió sus puertas en el mes de la Patria, el 14 de septiembre del año 2018.  Ese día nuestros papás y mamás celebraron felices la llegada de este regalo para las familias.

Nuestro jardín recibe a los niños y niñas desde que son muy pequeñitos,  para ellos existen salas acondicionadas para que puedan estar cómodamente junto a las tías que nos reciben y realizan actividades,  juegos y cantos. También contamos con diversos espacios que nos hacen todo más fácil, por ejemplo tenemos un estacionamiento exclusivo para los coches y rampas de acceso para  movilidad reducida.
Como estamos muy cerca de la Cordillera de los Andes, en las mañanas hace mucho frío, pero cuando entramos a nuestras aulas, éstas se encuentran calientitas porque tienen calefactores. Siempre el jardín está muy limpio y cuidado, las tías hacen un gran trabajo todos los días, para mantener en perfectas condiciones todos los espacios.

Cuando los papás dejan a sus hijas e hijas en el jardín, llegan unas tías con un gorrito blanco y delantal que nos traen un exquisito desayuno, que compartimos con los compañeros antes de iniciar la jornada.  Gracias a este desayuno podemos estar con energía durante todo el día.

Me encanta venir a mi jardín, es como si fuera mi segunda casa, lo paso muy bien y aprendo cada día cosas que me hacen crecer.  Una vez nos trajeron a un doctor que nos enseñó a cuidar nuestros dientes, otra vez aprendimos las danzas de nuestros pueblos originarios ¡Es demasiado entretenido!

Lo que más me gusta de mi jardín es cuando salimos al patio a jugar, siempre nos recibe con los brazos abiertos un gran árbol que se encuentra al centro, es como si fuera nuestro abuelo, nos protege del sol, la lluvia y nos saluda con sus ramas. Alrededor de él hacemos distintos juegos y rondas que junto a mis nuevos amigos compartimos cada día.

Este árbol es de origen indígena, una especie endémica, es decir, es propio de nuestro país y hace más de 100 años se encuentra en la comuna de Peñalolén.  Se caracteriza por estar siempre verde,  y ya se encontraba en el antiguo colegio donde hoy está nuestro jardín.
Nuestro árbol se encuentra abrazado a otro desde sus raíces, como si fueran grandes amigos, y nos enseña que desde pequeños tendremos amigos para toda la vida. Este árbol lleno de historias se llama “Quillay”.

Esta historia de amistad nos inspira a acoger no sólo a niños chilenos, sino también a niños de distintos lugares del mundo, gracias a ello hoy tengo amigos colombianos, haitianos, peruanos, y venezolanos.  He aprendido mucho de sus costumbres y cultura, me encantaría cuando sea grande viajar y conocer cada uno de esos países.

Y colorín colorado este cuento no se ha acabado, porque tenemos mucho por hacer, mucho por crecer y muuucho por aprender, espero que no se olviden de mí por que yo no me olvidaré de ustedes”.

Pago de aguinaldo de Navidad

Estimadas trabajadores y trabajadoras,

En relación al comunicado que envié ayer -y ante las publicaciones que se han hecho respecto al pago del aguinaldo navideño-, quiero aclarar que nunca ha estado en cuestionamiento el pago de este beneficio.  Pero su pago debe realizarse con posterioridad a la aprobación de la Ley de Presupuesto anual por parte del Congreso Nacional, lo que este año se ha retrasado extraordinariamente como todos están en conocimiento, dificultando que pueda  tramitarse con el pago de remuneración para el día 23 de diciembre.

Estamos haciendo todos los esfuerzos para  incorporarlo en la remuneración o pagarlo unos días después, según lo que resulte de la tramitación de la ley de Presupuesto.

Apenas tengamos información les comunicaremos  la fecha de pago.

Saludos cordiales,

José Manuel Ready Salamé

Director Ejecutivo 

Fundación Integra

Fortaleciendo las competencias parentales en Magallanes

“Fue una experiencia súper linda y con mi marido pudimos recordar y revivir todo el proceso del embarazo, y cómo ha cambiado nuestra vida con nuestro hijo, que ya tiene dos años. Lo disfrutamos a concho y estamos muy agradecidos de que Fundación Integra tenga esa mirada de fortalecer estos lazos de afecto, porque hoy en día es muy difícil darse el tiempo para reflexionar y compartir en pareja y en familia, sobre la importancia de ser padres”, esta es parte de la reflexión que realizó Leticia Aravena, mamá de Alonso Sepúlveda Aravena, luego de participar en la iniciativa “Una imagen de amor”.

La experiencia educativa, realizada por el jardín infantil y sala cuna Vientos del Sur, en conjunto con la oficina regional de Magallanes, invitó a las familias a fortalecer los lazos afectivos entre padres e hijos, generando un vínculo sólido que permita a los niños y niñas crecer en un ambiente de respeto y amor.

El proyecto recoge la mirada institucional que reconoce la importancia del quehacer cotidiano de las familias, relevando las múltiples oportunidades que la vida provee para el aprendizaje y la relación sensible y respetuosa entre los adultos, y los niños y niñas en los primero años de vida.

El proyecto “Una imagen de amor” surge como respuesta “a la necesidad de fortalecer el vínculo afectivo entre padres e hijos, y vimos una excelente  oportunidad para realizar este taller con las familias de los niveles sala cuna, donde el equipo educativo del jardín infantil juega un rol fundamental en la relación y trabajo cotidiano, no solo con los niños y niñas, sino con las mismas familias”, explica Karen Aguilera, profesional de Familias de Fundación Integra.

Participaron 13 familias en esta innovadora iniciativa que contempló la realización de dos talleres para relevar el significado personal, y en pareja, de la paternidad y maternidad, recordando momentos clave como el saber que serían padres, por ejemplo, además de un “viaje en el tiempo” al analizar y comparar cómo ha cambiado su dinámica familiar y personal, desde que sus hijos estaban recién nacidos, hasta la actualidad, coronándose con la elaboración de emotivas cartas y reflexiones que los padres escribieron a sus hijos, y culminar la experiencia con una sesión fotográfica que permitió la realización de un libro que contiene dichas imágenes y extractos de cada carta.

Educadora de Coquimbo recibe premio “Teresa González Santander”

Cada año, en el marco del aniversario institucional, en la Región de Coquimbo se otorga el premio Teresa González Santander, en memoria de quien fuera una destacada directora de jardines infantiles, fallecida en 2011.

Teresa dejó una huella imborrable. Por ello, en su honor, una comisión compuesta por integrantes de la dirección regional de Fundación Integra, representantes de los sindicatos de trabajadores y trabajadoras, y una integrante del jardín infantil Burbujitas de San Juan, de Coquimbo, -último establecimiento que ella lideró- selecciona a quien sea merecedora de este premio, a partir de las nominaciones recibidas por sus propios equipos.

Y este año, quien se llevó esta distinción fue la directora del jardín infantil La Granjita, la educadora de párvulos Paulina Nettle Vega, quien recibió de sorpresa esta noticia en su propia comunidad educativa, cómplice de este lindo momento de reconocimiento.

premio_coquimbo_educadora_parvulos_home_web

Javiera Adaro, Directora Regional, compartió con Paulina, los niños y niñas, y las familias, las palabras que su equipo de trabajo le dedicó:

“Nuestra directora nos ha permitido soñar y alcanzar sueños. Ella promueve las fortalezas de cada una de nosotras y las dispone al servicio de toda la comunidad, permitiéndonos superarnos profesionalmente y sentirnos orgullosas al ver el camino recorrido juntas… Ella llegó a nuestro jardín en el año 2008, cuando sólo contábamos con una matrícula de 4 párvulos y temíamos el cierre del establecimiento. Con entusiasmo y energía positiva salió a la comunidad, abrió las puertas del jardín infantil y motivó a las familias a confiar. Hoy tenemos un jardín muy lindo y una matrícula de 15 párvulos”. Agregaron, “…hoy queremos reconocerla por hacernos crecer, por permitirnos trabajar felices, por sentirnos plenas y por darnos la posibilidad de trabajar en el lugar más lindo del planeta, como dicen nuestros niñas y niñas”.

Sandibel Mundaca, presidenta del Centro de Padres de La Granjita, agregó que “las tías son un siete, como trabajan, el apoyo que nos entregan como mamás y a nuestros niños, así es que estoy muy agradecida del jardín. La tía Paulina es súper como directora, ella es prácticamente una amiga de nosotras porque siempre está apoyándonos en todo en lo que se nos ocurre y nosotros a ella también apoyándola en lo que nos pida”, manifestó.

Paulina recibió emocionada este premio, y sostuvo que “es un tremendo orgullo por el cariño y admiración que tenía hacia la Tere. Estoy feliz y emocionada de cada una de las palabras expresadas por mi equipo, muy agradecida de la linda sorpresa del equipo regional, de mis familias, equipo y especialmente mis niños y niñas, quienes son mi mayor inspiración para superarme día a día”.

La directora regional, Javiera Adaro, valoró también la generosidad del equipo y las familias, capaces de destacar las virtudes de su directora. “Hoy la reconocida es Paulina, por su trayectoria destacada y por promover y apreciar los talentos de sus compañeras, por sacar adelante un hermoso jardín rural que ha obtenido importantes logros, como un proyecto del Fondo de Innovación de la Educación Parvularia este año, pero también el equipo es digno de destacar, por las palabras que le dedica a quien lidera esta comunidad”, sostuvo.

Sandibel Mundaca, presidenta del Centro de Padres de La Granjita, agregó que “las tías son un siete, como trabajan, el apoyo que nos entregan como mamás y a nuestros niños, así es que estoy muy agradecida del jardín. La tía Paulina es súper como directora, ella es prácticamente una amiga de nosotras porque siempre está apoyándonos en todo en lo que se nos ocurre y nosotros a ella también apoyándola en lo que nos pida”, manifestó.

Jardines infantiles en General Lagos ya tienen bus de traslado

Los apoderados, familias y equipos educativos de los jardines infantiles “Tacora” de Visviri y “Payachata” de Chujlluta, en la comuna de General Lagos, recibieron felices la llegada de un nuevo bus de traslado para sus hijos que asisten a ambos establecimientos educativos dependientes de Fundación Integra, en donde aprenden jugando 28 niños y niñas actualmente.

La entrega se efectuó en medio de la ceremonia de celebración del aniversario N° 39 de la comuna, oportunidad en que la directora regional de Fundación Integra, Ana Suzarte Verdugo, el alcalde de General Lagos, Alex Castillo Blas, concejales, niños y familias como principales beneficiadas, celebraron la recepción con un corte de cinta y champañazo.

“El jardín infantil es un espacio en el que se desarrolla una etapa muy importante de la vida de niños y niñas. La adquisición de este bus por parte de Fundación Integra significó una inversión de 29 millones de pesos, pero más allá de una cifra, buscará asegurar ese desarrollo en una comuna tan apartada de nuestra región, permitiendo acceso a igualdad de oportunidades, propia de una sociedad justa y solidaria” dijo Ana Suzarte Verdugo, directora regional de Fundación Integra.

El nuevo bus tiene una capacidad de 17 pasajeros, fue habilitado con asientos especiales para el traslado de párvulos, inversión que alcanzó los 12 millones de pesos a fin de proveer la seguridad, bienestar y comodidad en los traslados que hará desde Visviri hasta Chujlluta y localidades intermedias, en donde cada día niños y niñas lo esperan para iniciar su jornada de juegos y aprendizajes sus jardines infantiles.

“Yo tengo tres niños y como padre estamos muy agradecidos por este nuevo bus, que nos sirve para enviar nuestros hijos al jardín y así que aprendan muchas cosas”, expresó el apoderado Luis Alave Onofre.  El vehículo contará además con el servicio y disponibilidad de un teléfono satelital para asegurar la comunicación permanente en cada uno de sus traslados diarios.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, cuenta con más de 1.230 jardines infantiles y salas cuna gratuitos a los que asisten más de 91 mil niños y niñas en todo Chile.