Con significativo taller potencian rol parental de familias migrantes

Un total de 11 familias provenientes de Haití participaron del Taller de Rol Parental organizado por el jardín infantil y sala cuna Estrella Solitaria de la comuna de La Calera, con el fin de avanzar en el proceso de inclusión educativa que define la Política de Calidad de Integra, promoviendo así un vínculo con familias que potencie el crecimiento, desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas con foco en los patrones de crianza positivos y la promoción del buen trato.

La directora del jardín infantil, Jacqueline Gatica, contó que “el taller se pudo conocer algunas costumbres y características de la vida en Haití, las cuales relató una de las apoderadas que lleva 6 años en Chile, así como también se pudo disfrutar de una degustación de comida típica de su país, finalizando con la entonación de una canción infantil en español y creole, acompañadas con instrumentos musicales”

Según explicó la profesional, éste fue el marco para avanzar en establecer un vínculo enriquecido que propicie la participación, el entendimiento y la comprensión de los procesos educativos que se desarrollan en el jardín, favoreciendo los aprendizajes de los niños y niñas.

Profesionales Integra generan material para mejorar comunicación con familias haitianas

Los jardines infantiles y salas cuna Integra son espacios de diversidad e inclusión, en los que niños y niñas de distintas nacionalidades conviven y aprenden de la riqueza de sus culturas. Pero si con la mayoría de las culturas nos une un idioma materno en común, con nuestras familias haitianas la traba del idioma muchas veces se nos hace un escollo insalvable.

Ahí está uno de los nuevos desafíos que enfrentan los equipos educativos de Integra. ¿Cómo lleno la ficha de inscripción o le informo que su hijo o hija sufrió de vómitos? Y al revés, ¿cómo entender que hoy el niño o niña será retirado por su vecino?.

En la Región Metropolitana Norponiente ha sido paulatina la necesidad de encontrar herramientas que permitan comprendernos de mejor manera con las familias haitianas que no dominan el español. Por eso, en un trabajo en conjunto entre Camila Aranguren, Profesional de Inclusión, y Joseph Strauss, Encargado de Protección de Derechos, elaboraron un documento de apoyo para los jardines infantiles de la región.

“Necesitábamos facilitar la comunicación con los apoderados, al ver que muchas veces otras herramientas como Google Translate no lograban transmitir la información de manera fidedigna, dificultando también la correcta comprensión de lo que se quería expresar”, cuenta Joseph.

DSC_0910

“Le propuse a Joseph crear tablas de comunicación como las utilizadas en inclusión, pero con la traducción en Kreyòl. Así surge un documento corto, apuntando a la portabilidad y facilidad de uso, con la lógica de poder enviar comunicaciones y entregar información puntual recurrente en el jardín, sin la necesidad de que los interlocutores se esfuercen en la pronunciación del idioma de su contraparte, y asegurando la comprensión del otro. De igual forma, esto apunta a la inclusión de las familias en el jardín infantil, al traducir también lugares del aula, permitiendo también la reafirmación del jardín infantil como un espacio educativo”, afirma Camila.

El material fue, a su vez, revisado y corregido por un profesor haitiano residente en Chile y por un chileno residente en Haití, asegurando así que las traducciones sean fácilmente comprensibles para los apoderados.

El material fue presentado a las directoras de los jardines en una jornada y de inmediato tuvo una gran acogida. Los equipos ya lo están utilizando, y destacan que es un gran aporte a la comunicación y que los mismos apoderados han reconocido la importancia de este, fomentando el sentido de pertenencia con el jardín infantil.

JI Gabriela Mistral

Jardín Hormiguitas de Aconcagua implementa estrategia de inclusión educativa

Desde las informaciones más sencillas con respecto al funcionamiento del jardín infantil, hasta temas más trascendentes vinculados con el bienestar, salud y aprendizajes de los niños y niñas, resultan complejos de abordar cuando se cruzan las barreras del idioma y la cultura. En este contexto, surge la necesidad de implementar estrategias diferenciadas e innovadoras que permitan a las familias migrantes integrarse de manera efectiva a las comunidades educativas de los jardines infantiles y salas cuna para participar activamente del proceso educativo de sus hijos e hijas.

Este fue el escenario que llevó al jardín infantil Hormiguitas de Aconcagua de la comuna de San Felipe a desarrollar una interesante iniciativa que les permitiera continuar avanzando hacia la inclusión educativa. Se trató de un primer encuentro en el que participaron 16 familias haitianas, espacio que permitió abordar diversas temáticas vinculadas al bienestar y desarrollo de los niños y niñas, generando un intercambio de experiencias valiosas y creando un entorno favorable para la participación, con foco en los patrones de crianza positivos y la promoción del buen trato.

Loreto Torres, Encargada de Protección de Derechos de Integra, explicó que para el éxito de esta iniciativa se generó un trabajo con la red, desde el jardín infantil, lo que permitió contar con el apoyo del Cesfam de la comuna, a través de la participación de una traductora que logró establecer una comunicación fluida jardín-familia y viceversa.

“Se generó un espacio donde ellos pueden poner su opinión, donde presentan sus inquietudes, donde hablan de sus niños, donde nos cuentan qué sueñan en relación a sus hijos y también se genera un espacio donde nosotros podemos establecer lazos de confianza con ellos”, explicó Loreto Torres.

La profesional agregó que “creo que lo innovador de esto es poder romper las dificultad del lenguaje y buscar cómo acercarnos, porque ellos también tenían inquietudes, ellos también nos contaron que les pasan cosas; que les da temor que sus hijos se puedan caer, que les da temor que sus hijos no se coman toda la comida. También ellos quieren saber; ellos preguntaban qué aprenden los niños y eso da cuenta de que las personas, indistintamente de donde vengamos, tenemos las mismas aspiraciones, nos preocupa lo mismo para nuestros hijos”.

El jardín infantil Hormiguitas de Aconcagua es unos de los centros educativos más grandes de Integra en la región de Valparaíso y su comunidad educativa está integrada por más de un 20% de familias migrantes de distintos países. En este contexto, Sandra Saavedra, directora del centro educativo, señaló que en el caso de las familias haitianas el idioma se presenta como una dificultad a la hora de promover un trabajo en alianza y participativo, por lo que esta estrategia permitió reducir esa barrera, generando satisfacción en las familias y favoreciendo un vínculo de mayor calidad.

“Ellas evaluaron la instancia como muy buena, aclaradora, que les aportó mucho, aprovecharon de decirnos que ellas estaban muy agradecidas de la gestión del jardín, de cómo las hemos tratado, de su incorporación; entonces yo ahí veo qué sentido tuvo para ellas la instancia, y para nosotros como equipo un trasfondo de segurizarnos también frente a que nos estamos entendiendo. Lo que hablamos con ellas no fue nada distinto a lo que hablamos con nuestras familias habitualmente, sólo que la preocupación es estar seguras de sí nos comprenden o no, entonces la instancia resultó súper buena”, concluyó la directora del jardín.

En el marco de su Política de Calidad Educativa, Integra aspira a que la experiencia educativa se desarrolle en estrecha alianza con las familias, en una labor educativa conjunta, complementaria y congruente, que potencie el crecimiento, desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas.

Así, esta estrategia se inserta en un marco institucional de trabajo con familias mucho más amplio, en donde se procura construir una relación cercana, de respeto, confianza y apoyo mutuo, estableciendo puentes de comunicación y participación sólidas, estables y con sentido, reconociendo sus recursos, fortalezas y oportunidades.

Encuentro familias haitianas 2