Rutinas en familia para enfrentar el teletrabajo y la crianza de los niños

A partir de este jueves 19 de marzo el país ingresó a un estado de catástrofe por 90 días a causa del aumento de los contagiados por el Covid-19. Esta nueva medida gubernamental debería ampliar el número de personas que convivan entre el teletrabajo y la crianza de sus hijos.

En medio de la crisis sanitaria, precisamente las rutinas de los niños podrían sufrir alteraciones, ya sea en la alimentación, el sueño o en los procesos de aprendizaje, lo que aumenta aún más la preocupación de los padres por dar continuidad a las rutinas diarias.

A raíz de aquello, la jefa de la Unidad de Políticas y Proyectos Educativos de la Dirección Nacional de Educación de la Fundación Integra, Alicia Berríos, hace hincapié que “los niños y las niñas requieren mantener la regularidad de su jornada, esto les da seguridad y les permite desenvolverse con confianza. Por este motivo, es importante crear una rutina en el hogar, en lo posible similar a la que llevan en el jardín infantil o sala cuna y ser constante en ello”.

 ALICIA BERRÍOSEsto implica:

1.- Defina los horarios para los momentos de alimentación y acompañe a los niños(as) durante el proceso de acuerdo a sus niveles de desarrollo y aprendizaje. Para esto, utilice babero o pechera y cuchara.

2.- Converse sobre las acciones que están haciendo, lo que les gusta o no, lo que están comiendo y diga el nombre de los alimentos e implementos que utilizan.

3.- Antes y después de cada momento de alimentación, invite a los niños(a) a lavarse bien las manos, asegurándose que lo hagan en el tiempo que se requiere (20 segundos).

4.- Organice el espacio en el hogar de modo que los niños puedan jugar e interactuar con elementos de su entorno. Puede utilizar juguetes, libros u otros materiales y objetos propios del hogar, como son, por ejemplo: elementos de cocina (ollas, cucharas, cucharones, vasijas de plástico, etc.) que no representen peligro, que no tengan filo, puntas, o que contengan elementos muy pequeños que ellos se puedan tragar.

5.- Organice el ambiente del hogar, resguardando que sea un espacio seguro y tranquilo, sin interferencias, como por ejemplo la TV.

6.- Verifique que todos los elementos que utilicen los niños(as) estén limpios y en buen estado.

7.- Varíe los objetos que utilizan cada día, de manera de mantener su interés.

8.- Ofrezca oportunidades para salir al patio, o a dar una vuelta por el barrio. Asegurándose que no se acerquen otros niños(as) o adultos (debido a la contingencia sanitaria).

9.- Invite y ayude a los niños(as) lavarse las manos al volver al hogar.

10.- Después de almuerzo, genere un ambiente tranquilo, que permita a los niños(as) descansar o dormir, si lo desea. Si no requiere dormir, invítelos a realizar alguna actividad tranquila, como leer cuentos, dibujar, entre otras.

11.- Evitar escuchar radio o ver la Tv durante el día. Determine un momento del día, para que los niños(as) puedan ver programas apropiados a sus características de desarrollo y aprendizaje, esto es válido además para las tablets.

12.- Dosifique y filtre el acceso a la información en medios audiovisuales. Los niños(as) no deben tener acceso a información que excede su capacidad de comprensión y/o que pueda insegurisarlos o atemorizarlos.

13.- Cree un momento para compartir con toda la familia, con los hermanos, etc.

“Esta puede ser una oportunidad para fortalecer el vínculo afectivo, compartiendo más tiempo con los niños(as) y también donde ellos puedan conocer más a su familia. Es una gran oportunidad para establecer conversaciones sobre lo que sienten, piensan, sus gustos, temores o alegrías. También es propicio para darles alguna responsabilidad adecuada a sus características de desarrollo, como, por ejemplo, regar una planta u ordenar los juguetes, esto les permitirá sentirse capaces, y desarrollar mayor confianza en sí mismos”, afirmó Alicia Berríos.

Por ello, la Fundación Integra recomienda 6 juegos que puedes hacer en el hogar y que ayudarán a potenciar ciertas habilidades de sus hijos:

1.- Jugar a cocinar: Alguna receta simple, en la que puedan participar sin riesgos. Por ejemplo, hacer ensalada de frutas, amasar pan o galletas, hacer merengue, entre otras. Los niños y niñas pueden aprender sobre el cambio de estado de los elementos, resolver problemas, noción de cantidad, establecer comparaciones, identificar sabores, entre otros.

2.- Jugar a la casa: Invitarlos a hermanar calcetines, a poner la mesa, ayudar a hacer las camas, entre otras: aprenden a comparar, establecer relaciones de tamaño, color, forma; resolver problemas simples, conteo. Desarrollar el lenguaje.

3.- Jugar a jardinear: Aprenden a cuidar a los seres vivos, respetar el medio ambiente, la importancia del agua, desarrollar el lenguaje, resolver problemas, entre otros.

4.- Ser artistas: músicos, pintores, bailarines. Desarrollar su imaginación, ejercitar su motricidad fina y gruesa, desarrollar su lenguaje.

5.- Jugar a disfrazarse: Desarrollar su imaginación, ejercitar su motricidad fina y gruesa, desarrollar su lenguaje.

6.- Jugar a las adivinanzas: Desarrollar su imaginación, aprender nuevas palabras, discriminación auditiva.

 La profesional de Integra, además, asegura que “es importante que las familias establezcan lazos con otras familias, para compartir sus inquietudes, cotejar información, conocer las estrategias formativas y compartir los recursos educativos. Se sugiere informarse a través de medios oficiales y asegurarse que la información sea correcta”.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

¿Cómo explicarle el Coronavirus a tus hijos?

A más de tres meses del brote del COVID-19 en la lejana ciudad china de Wuhan, ya son más de 200 los casos de chilenos en diferentes zonas del país que han sido contagiados. El hecho accionó al Ministerio de Salud con una campaña masiva de prevención en los centros de salud y en los medios de prensa para orientar a las familias sobre los síntomas y el tratamiento del coronavirus, ya definido como una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A raíz de aquello, el departamento de atención psicológica gratuita Fonoinfancia (800 200 818), de la Fundación Integra, elaboró cinco sencillas orientaciones para que los padres puedan explicar a sus hijos de mejor manera las consecuencias de la enfermedad:

1. Considere y recurra a los recursos ya instalados en las familias para abordar temáticas similares. Es necesario reconocer que los adultos constantemente estamos poniendo en palabras, emociones y situaciones que son necesarias de traducir a los niños.

2. Es relevante que el adulto a cargo cuente con la información necesaria y pertinente (fuente fidedigna) para trasmitir los contenidos.

3. Considere el estado de ánimo y la edad del niño (etapa de desarrollo) para adecuar la manera en que se hablará de este tema.

4. Resguarde que la conversación ocurra en un momento en el que el niño esté en condiciones de atender y/o escuchar al adulto y proveer un ambiente tranquilo.

5. Ofrezca explicaciones en un lenguaje sencillo y claro, por ejemplo, sobre los síntomas y formas de prevenir el contagio o la relevancia de lavarse reiteradamente las manos. En la medida que el/la niño/a vaya preguntando más información, el adulto puede ir regulando el tipo y cantidad de información a entregar.

Además el Departamento de Nutrición y Salud de la Fundación Integra también reforzó aquellos  procedimientos básicos para resguardar a los niños y niñas:

1. Lávese frecuentemente las manos con un desinfectante a base de alcohol o jabón.

2. Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo.

3. Mantenga al menos 1 metro (3 pies) de distancia entre usted y las demás personas.

4. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca, puesto que, si se toca con las manos contaminadas puede transferir el virus de la superficie a sí mismo.

5. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo.

6. Manténgase informado y siga las recomendaciones del Ministerio de Salud.

Max Cárcamo: “Quiero que mi hijo aprenda muchas cosas”

Max Cárcamo es el papá de Lautaro Cárcamo Guiligual, quien tiene 1 año y acaba de ingresar a la sala cuna Pichi Yampai de Puerto Montt. Esta es la primera experiencia para ambos en un establecimiento educacional y Max nos cuenta como ha sido hasta ahora, una nueva etapa llena de ansiedad para este padre primerizo y su bebé.

¿Cómo ha sido el ingreso de Lautaro a la sala cuna?

Bueno como dicen las tías, al principio la primera semana es de adaptación. Los primeros días ingresó con confianza e integrándose bien con los niños y al pasar de los días ha durado un poco más, una hora más que el día anterior, así que en ese sentido bien. Ahora él ya se da cuenta cuándo uno lo pasa a dejar, por lo tanto llora cuando lo dejamos, los primeros dos días no lloraba, se distraía con los juegos y los niños.

¿Cómo familia les ha costado hacer la transición de la casa al jardín?

Al principio siempre da pena dejarlo, pero tenemos que trabajar los dos, así que es parte del proceso tanto para él, como para nosotros.

¿Por qué eligió un jardín de Integra para que asista su hijo?

Por los comentarios de la gente que dicen que es muy bueno, da confianza, las educadoras, el ambiente y también porque los niños aprenden muchas cosas, a veces uno pone en la balanza dejarlo con la familia, pero como en nuestro caso no se puede, Integra era la mejor opción y más confiable de donde dejarlo.

¿Y qué espera para Lautaro en este periodo?

Que se adapte que se integre, que aprenda cosas que nosotros, a veces, por tiempo no le podemos entregar, que aprenda hartas cosas.

Fundación Integra y Universidad de Aysén firman convenio de cooperación

Apoyar experiencias educativas de los jardines infantiles “Mackay”, “Nueva Esperanza”, “Las Araucarias” y “Los Chilcos” de Fundación Integra es el objetivo del convenio firmado entre dicha institución y la Universidad de Aysén y que tiene como propósito principal contribuir en el quehacer en la promoción de estilos saludables en los establecimientos educacionales de primera infancia.

La directora de Fundación Integra, Isabel Roncallo, tras la firma de este convenio recalcó que “para nosotros como institución, es sumamente importante poder contar con la ayuda experta en estas materias y que nuestros niñas, niños y familias tengan las mayores herramientas en estas materias. Agradecemos el trabajo que la Universidad de Aysén estará desarrollando en nuestros jardines infantiles ya que nos permite ir acortando esta brecha que tenemos como región”.

Según el mapa nutricional 2019 realizado por Junaeb de la región de Aysén es la segunda zona del país con mayor prevalencia de obesidad en sus diferentes niveles educativos y la educación parvularia no es la excepción, alcanzando un 26,6%.

Para poder lograr estos objetivos se trabajará con 8 alumnas y 4 docentes -guías de la carrera de enfermería de la Universidad de Aysén-, para que éstas desarrollen en los niños/as la ampliación del aprendizaje en su área de conocimiento, en concordancia con distribución a tareas por desempeñar, los períodos de duración y horarios que se establezcan para cada caso.

La nutricionista regional de Fundación Integra, Viviana Vera destacó que “es importante que los equipos educativos conozcan las estrategias que se están abordando en esta materia y que nos permitan desarrollar estrategias que favorezcan el consumo de ciertos alimentos con los niños, mediciones antropométricas, peso y talla que nos permitan obtener un diagnóstico nutricional de los niños”. A la vez recalcó la importancia que tienen las familias en este proceso enfatizando que “es importante que ellas conozcan las minutas alimentarias que entrega el jardín infantil y las puedan incorporar en el día a día”.

Este convenio se enmarca en un proceso de gestión del área de Nutrición y Salud del Departamento de Promoción y Protección de la Infancia de Fundación Integra quienes, una vez finalizado dicho convenio, deberán entregar un informe con el detalle de la evaluación nutricional de cada niño y niña, a cada Jardín Infantil y Sala Cuna que forma parte de este acuerdo.

En esa línea la rectora de la Universidad de Aysén, Natacha Pino valoró esta firma de convenio ya que permite ir avanzando en materias tan sensibles como estas y que van en directo beneficio de la comunidad local.

En dicha reunión además se abordó la posibilidad de poder levantar la carrera de Educación Parvularia según la rectora “la idea es pensar y diseñar en conjunto, en el largo plazo, en formar educadoras de párvulos que tengan un diseño diferenciador y teniendo presente las características de la región o en acciones más concretas que tienen que ver con formar y capacitar a quienes trabajan en Fundación Integra. Creo que tener este convenio nos da un respaldo para ello y diseñar en conjunto acciones en este ámbito”.

Finalmente, es importante ocuparnos de este tema ya que como se señala en el Mapa Nutricional 2019 el 30% de preescolares obesos y 50% de escolares obesos serán adultos obesos, un niño con obesidad severa tiene mayores probabilidades de presentar obesidad mórbida en su adultez, los niños con obesidad tienen menos satisfacción con la vida y tienen hasta 3,8 veces más probabilidades de ser víctimas de bullying.

Protocolo prevención y monitoreo del Coronavirus

El Ministerio de Educación, a través de la Subsecretaría de Educación Parvularia, hace un llamado a las familias a enviar a sus niñas y niños a los jardines infantiles de forma regular. Sin embargo, es importante que conozcan las medidas de prevención y monitoreo del contagio del Coronavirus COVID-19.

Para que nuestras comunidades educativas estén informadas y tomen las medidas de prevención adecuadas damos a conocer el documento elaborado por el Ministerio de Salud, en conjunto, con el Ministerio de Educación, con orientaciones y directrices para abordar este tema en los jardines infantiles, con el fin de mantener a las familias y la comunidad informada.

Revise del Protocolo de Prevención y Monitoreo que tiene vigencia desde la Fase 2

Preparándonos para el primer día de jardín

Durante los primeros años de vida, los niños y las niñas se enfrentan a importantes cambios que forman parte de su desarrollo y aprendizaje, uno de ellos es la adaptación al jardín infantil o al colegio. Por eso, el llanto de los niños, la angustia en los padres y la preocupación de los educadores, son escenas que se repiten al inicio del año parvulario.

Fonoinfancia, servicio gratuito de atención psicológica de la Fundación Integra (800 200 818 o www.fonoinfancia.cl), explica que la adaptación es el proceso en que el niño se acomoda a las condiciones de su entorno, y en este caso él debe modificar su comportamiento para integrarse al nuevo escenario.

Este cambio contempla nuevos horarios de sueño, normas y tipos de alimentación. Además, algunos niños por primera vez se separarán de sus padres o cuidadores por un largo período de tiempo.

Al salir del jardín infantil, nunca se esconda ni salga arrancando, hágalo de manera natural y afectuosa, explíquele que se irá, pero que volverá más tarde a buscarlo.

24022020_consejos_primero_dia_jardin_web

Para evitar que estos cambios afecten las emociones, el desarrollo y el aprendizaje de los niños, los psicólogos de Fonoinfancia nos recomiendan:

 Visite el jardín infantil o la sala cuna al que asistirá su hijo o hija antes del inicio del año parvulario. Recorra todos los espacios educativos y explíquele con palabras simples y una mirada positiva que este será el lugar donde jugará, se divertirá y conocerá a sus nuevos amigos.
♦ Presente a su hija al equipo educativo que la acompañará durante la jornada educativa.
♦  Días previos al primer día de jardín infantil adapte los horarios de alimentación y sueño, según lo definido por el establecimiento, para evitar cambios bruscos de rutina.
Permita que su hijo o hija lleve su juguete favorito y promueva que se lo presente al equipo educativo. Recuerde que este es un objeto de apego que le entrega seguridad.
Evite traspasar miedos y aprensiones a sus hijos. Si se muestra seguro y tranquilo, será más fácil para ellos/as.
Cuando el niño o la niña lo requiera, es posible sugerir al apoderado que lo acompañe durante un momento de la jornada. El tiempo de permanencia del adulto se podrá disminuir gradualmente a medida que el niño se sienta más seguro y confiado.
Acepte y respete los sentimientos del niño o niña, validando la expresión de sus emociones. En este sentido, es importante contenerlos sin reprochar el llanto, posibles “pataletas” u otras reacciones, ayudándolo a recuperar la calma por medio del cariño y la comprensión.
Al salir del jardín infantil, nunca se esconda ni salga arrancando, hágalo de manera natural y afectuosa, explíquele que se irá, pero que volverá más tarde a buscarlo.
Genere instancias de intercambio de información acerca de los procesos importantes para los niños y niñas con el equipo del jardín, como el inicio o progreso asociado al control de esfínter, la evolución de enfermedades o tratamientos médicos.

Pueden comunicarse gratuitamente con el servicio de orientación psicológica Foninfancia al teléfono 800 200 818 o en el chat disponible en www.fonoinfancia.cl. Su horario de atención es de lunes a viernes, entre las 08:30 y las 21:00 horas.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

4 ideas para hacer juguetes con objetos reciclables

Las vacaciones pueden convertirse en un desafío para las familias cuando los panoramas comienzan a agotarse y en los niños reaparece la tan temida frase: ¡mamá, papá, estoy aburrido! Por eso, los profesionales de Fundación Integra te invitan a aprovechar estos momentos para compartir en familia, entretenerse y desarrollar distintas habilidades con la fabricación de juguetes a partir de la reutilización de materiales en desuso.

Para la Educadora de Párvulos, Magister en Educación Infantil y profesional de la Dirección de Educación de Fundación Integra, Flor France, estas instancias fortalecen los lazos familiares, “además de comprender la importancia de cuidar el medioambiente y de transmitirle a niños y niñas que con cosas muy simples podemos jugar y pasarlo bien. Por ejemplo, una caja de zapatos puede convertirse en un tren, un avión o un cohete”.

¿Cómo hacerlo? Las posibilidades son infinitas y sólo dependen de la creatividad y la imaginación, sin embargo, aquí dejamos algunas ideas y consejos para comenzar.

Antes de iniciar debe cerciorarse que el elemento a utilizar esté higienizado y no cuente con artículos de tamaño pequeño o cortante.

Las tapas de plástico de las botellas son perfectas para aprender de una forma didáctica las vocales o el abecedario. Escriba una letra por tapa con un plumón y luego juegue con su hija a formar palabras o escoger alguna en específico.

Para fomentar la memoria visual y la concentración puedes utilizar un trozo de cartón, papel y lápices. Primero le pides a tu hijo que dibuje y pinte lo que desee, luego pega la hoja en el cartón y recórtalo en varias piezas para conformar un puzle. Voltéalas, desordénalas y a jugar. Si deseas, cada pieza puede ser enumerada para facilitar el armado.

También puede utilizar el cartón para enseñar las figuras geométricas, dibujando, por ejemplo, triángulos, cuadrados y rectángulos. Pinta dos cartones con las mismas formas y colores. Tras ello, usa un cartón como tablero y el otro recórtalo para armar parejas de figuras geométricas.

Por último, antes de que se deshaga de la caja de sus zapatos nuevos, entréguesela a sus hijos, juegue e imagine junto a ellos

“Un Quillay en mi jardín”, mi experiencia en Fundación Integra

Con la ayuda y participación de su familia,  Agustina de 3 años de edad, realizó un cuento para contarle a la comunidad educativa la historia que vive cada día, al levantarse feliz para asistir al jardín infantil San Luis de Macul de Peñalolén.

El cuento creado por Agustina y su familia, busca reforzar los espacios de lectura en niños y niñas, además de acercarlos al cuidado del medio ambiente y las especies autóctonas.

A continuación, un extracto del cuento “Un Quillay en mi jardín”:

Hola Soy Agustina, tengo 3 años y junto a mis papás les quiero contar una experiencia maravillosa que nos tocó vivir. Es como si fuera un cuento lindo, pero es verdad. Acompáñenme y lean con atención: Un Quillay en mi jardín.

“En un hermoso y lejano país llamado Chile, en la ciudad de Santiago, en la comuna de Peñalolén, nació un espacio ideado exclusivamente para niños y niñas quienes todos los días nos levantamos felices para compartir y aprender. Este espacio se llama: Jardín Infantil “San Luis de Macul”.

Este bello y colorido lugar nos abrió sus puertas en el mes de la Patria, el 14 de septiembre del año 2018.  Ese día nuestros papás y mamás celebraron felices la llegada de este regalo para las familias.

Nuestro jardín recibe a los niños y niñas desde que son muy pequeñitos,  para ellos existen salas acondicionadas para que puedan estar cómodamente junto a las tías que nos reciben y realizan actividades,  juegos y cantos. También contamos con diversos espacios que nos hacen todo más fácil, por ejemplo tenemos un estacionamiento exclusivo para los coches y rampas de acceso para  movilidad reducida.
Como estamos muy cerca de la Cordillera de los Andes, en las mañanas hace mucho frío, pero cuando entramos a nuestras aulas, éstas se encuentran calientitas porque tienen calefactores. Siempre el jardín está muy limpio y cuidado, las tías hacen un gran trabajo todos los días, para mantener en perfectas condiciones todos los espacios.

Cuando los papás dejan a sus hijas e hijas en el jardín, llegan unas tías con un gorrito blanco y delantal que nos traen un exquisito desayuno, que compartimos con los compañeros antes de iniciar la jornada.  Gracias a este desayuno podemos estar con energía durante todo el día.

Me encanta venir a mi jardín, es como si fuera mi segunda casa, lo paso muy bien y aprendo cada día cosas que me hacen crecer.  Una vez nos trajeron a un doctor que nos enseñó a cuidar nuestros dientes, otra vez aprendimos las danzas de nuestros pueblos originarios ¡Es demasiado entretenido!

Lo que más me gusta de mi jardín es cuando salimos al patio a jugar, siempre nos recibe con los brazos abiertos un gran árbol que se encuentra al centro, es como si fuera nuestro abuelo, nos protege del sol, la lluvia y nos saluda con sus ramas. Alrededor de él hacemos distintos juegos y rondas que junto a mis nuevos amigos compartimos cada día.

Este árbol es de origen indígena, una especie endémica, es decir, es propio de nuestro país y hace más de 100 años se encuentra en la comuna de Peñalolén.  Se caracteriza por estar siempre verde,  y ya se encontraba en el antiguo colegio donde hoy está nuestro jardín.
Nuestro árbol se encuentra abrazado a otro desde sus raíces, como si fueran grandes amigos, y nos enseña que desde pequeños tendremos amigos para toda la vida. Este árbol lleno de historias se llama “Quillay”.

Esta historia de amistad nos inspira a acoger no sólo a niños chilenos, sino también a niños de distintos lugares del mundo, gracias a ello hoy tengo amigos colombianos, haitianos, peruanos, y venezolanos.  He aprendido mucho de sus costumbres y cultura, me encantaría cuando sea grande viajar y conocer cada uno de esos países.

Y colorín colorado este cuento no se ha acabado, porque tenemos mucho por hacer, mucho por crecer y muuucho por aprender, espero que no se olviden de mí por que yo no me olvidaré de ustedes”.

Emotivo inicio de las Veranadas Pehuenche 2020

Con la masiva presencia de familias, niños, niñas, autoridades comunales y regionales y representantes de Fundación Integra, se desarrolló recientemente el presentación el programa “Veranadas Pehuenche 2020” en el punto “La Seferina”, sector de El Naranjo Alto, ubicado a 11 kilómetros hacia la cordillera desde Lonquimay.
Así, en medio de las tradicionales araucarias y paisajes que invitaban a la inspiración y al conocimiento y cuidado de la naturaleza, se llevó a cabo la inauguración de este programa de continuidad educativa que se desarrolla desde 1994, llevando el jardín infantil a la propia cordillera durante los meses de enero y febrero.

verandas_pehuenches_2020_imag_nota

En la jornada, el equipo educativo de Fundación Integra encabezó experiencias educativas pertinentes para los niños y niñas y sus familias, que buscaron apreciar y representar tradiciones y costumbres ancestrales: la elaboración del metawe (jarrones de greda); y la interpretación y aprendizaje de canciones en mapudungun, con diversos instrumentos musicales. También los párvulos pudieron plasmar, a través de la pintura, sus experiencias y entorno.
En la ceremonia de inauguración, encabezada por el director regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira; la profesional de apoyo de Dirección Nacional de Educación Patricia Valdera y la jefa del Departamento de Educación de Integra Araucanía Ximena Salazar, las diferentes autoridades pudieron destacar el valor de las veranadas Pehuenche, tanto a nivel educativo como cultural.

Así, estuvieron presentes en Lonquimay el seremi de Educación Juan Luis Salinas; la seremi del Servicio Nacional de la mujer y la equidad de Género Sara Suazo; la directora regional (S) de la superintendenta de Educación Norka Silva; el director regional de Aguas Freddy Gutiérrez y el director del Daem en representación del municipio de Lonquimay, Juan Carlos Durán, entre otras autoridades.

Tras el almuerzo, el Momento Familiar consistió en la elaboración de harina tostada (mürken); culminando con la entrega de material didáctivo fungible para todos los niños y niñas, para así puedan seguir desarrollando sus habilidades en sus hogares.

Relevancia

Para el Director Regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira, este programa “es tremendamente relevante para nuestra institución, donde relevamos el bienestar de los niños y niñas con un programa educativo pertinente y de calidad. Respecto al trabajo con las familias, es una actividad recíproca de colaboración, donde nos permiten integrarnos en su localidad y su comunidad para poder aportar en la educación en su propio contexto”. También destacó la participación de las redes en el lanzamiento y en el desarrollo general de las Veranadas.
Por su parte, el Seremi de Educación Juan Luis Salinas comentó que “esta actividad nace desde la costumbre de las familias de venir a las Veranadas, donde traen sus animales a la cordillera. E Integra viene donde están los niños y las familias. Y con un programa tremendamente importante, ya que la educación es vital en la primera infancia”.
Agregó que la jornada de jardín infantil considera actividades “donde adquieren competencias no sólo intelectuales sino también sociales y que les permiten desarrollar habilidades importantes para la vida”.
Para la apoderada Jessica Campos, “las veranadas son muy importantes para nosotros, ya que aprendemos, compartimos y nuestros niños están en plena cordillera, donde tambi+én aprenden mucho”.
Micaela Rozas, Facilitadora Intercultural y ELCI del Jardín Infantil “El Naranjito” de Fundación Integra, indicó que “esta actividad es impresionante y estamos muy agradecidos por el apoyo. Nosotros venimos a recolectar piñones y leña y alimentar a los animales y que traigan el jardín a la cordillera es muy bueno para los niños y las familias”.

Tradición

Durante enero y febrero (el programa culmina el 21 de febrero), un equipo educativo de Fundación Integra acompaña a los niños, niñas y familias a vivenciar experiencias de aprendizaje al aire libre en un contexto pertinente y comunitario, realizando los encuentros cada dos semanas. En esta versión 2020 se atiende a un total de 65 niños y niñas, en cuatro puntos de encuentro, de los jardines infantiles “El Naranjito”, “Mallín del Treile” y “Los Piñoncitos”.

Aprender jugando en “Vacaciones en Mi Jardín 2020”

El Programa Vacaciones en mi Jardín ofrece a los niños y niñas 12 horas continuas de  actividades lúdicas y educativas en un ambiente de bienestar y recreación, durante el tiempo que el establecimiento interrumpe su atención. Su objetivo es que niños y niñas continúen desarrollando sus habilidades sociales, estableciendo vínculos con sus pares y fomentando su creatividad e imaginación. El programa se extiende desde el 13 de enero hasta el 21 de febrero de 2020 en todas las regiones del país.

vmj-ronda-5

Para cumplir con este propósito, Fundación Integra realizó este año una inversión de más de 2 mil millones de pesos, lo que considera capacitaciones a  1600 trabajadoras, compra de materiales didácticos y educativos, servicios básicos, insumos, entre otros ítem.

El programa Vacaciones en Mi Jardín, que tiene como objetivo brindar a niños, niñas y sus familias una propuesta de atención centrada en el juego, que resguarde su bienestar durante el periodo de vacaciones, este año atenderá a  más de 5.500 niños y niñas a nivel nacional.

Vacaciones en mi Jardín cuenta con un variado material didáctico para realizar talleres y trabajo en zona, paseos y actividades recreativas para que los niños y niñas disfruten el período de vacaciones. Además, ofrece una minuta de alimentación de acuerdo a la estación  correspondiente (invierno o verano).

Está dirigido a niños y niñas de tres meses a cinco años, preferentemente hijos e hijas de madres que trabajan. Para conocer el horario de atención, las familias deben acercarse a los jardines que funcionan bajo esta modalidad.