Se extiende período de suspensión de actividades en jardines infantiles

Este viernes se cumplen dos semanas de clases suspendidas en todos los establecimientos educacionales y jardines infantiles del país (municipales, particulares subvencionados, particulares pagados, dependientes de servicios locales de educación o administración delegada) debido a una medida preventiva producto de la pandemia de Coronavirus.

El Ministro de Educación, Raúl Figueroa, anunció que los niños, niñas y jóvenes no retornarán de forma presencial a sus jardines infantiles, colegios o liceos hasta al menos el 24 de abril.

“Se ha resuelto extender la suspensión de clases por dos semanas más (desde lunes 30 de marzo al viernes 10 de abril), y anticipar las vacaciones de invierno (entre el lunes 13 al viernes 24 de abril), de esta forma durante casi todo el mes de abril no habrá clases en los jardines infantiles y en los establecimientos educacionales”, señaló el ministro Figueroa. Junto con ello, el período regular del año escolar se extenderá hasta fines de diciembre.

Estas medidas “apuntan en la dirección adecuada de resguardar la salud de todos los chilenos, y asegurar que estas medidas sanitarias no afecten en demasía los aprendizajes de nuestros niños y jóvenes”, agregó el secretario de Estado.

Continuidad de aprendizajes

Es importante recalcar que, si bien las actividades académicas presenciales estarán suspendidas, es necesario y primordial que los estudiantes continúen con su ritmo de estudio, considerando las condiciones actuales.

El Ministerio de Educación ha dispuesto una plataforma de aprendizaje remota Aprendo en línea para que todos los estudiantes desde prebásica hasta 4° medio continúen con sus aprendizajes a través de distintos recursos educativos para todos los niveles de enseñanza. En esta web podrán encontrar material de apoyo con textos de estudio, guías de trabajo, material audiovisual y más de 10 mil libros disponibles en la Biblioteca Digital Escolar. A raíz de un convenio con ATELMO y para que los contenidos pedagógicos lleguen a todos los alumnos, la plataforma web tiene liberada las gigas de internet.

De forma paralela, para los estudiantes que no pueden acceder a estos contenidos por distintos problemas tecnológicos, el Mineduc contempla apoyo en documentos físicos, donde los alumnos podrán realizar actividades a través de guías u otros apoyos pedagógicos.

Alimentación Junaeb

A pesar de la suspensión de clases de forma presencial, el Gobierno tomó la decisión de mantener el sistema de alimentación Junaeb para más de un millón y medio de niños, niñas y jóvenes que reciben en sus establecimientos educacionales.

“Esta decisión significó un cambio logístico mayúsculo y único en la forma en que se entregan estos alimentos, pasando de prepararlos y entregarlos en los comedores de los establecimientos, a la entrega de canastas individuales con la alimentación por el período que dure la suspensión”, aseguró el ministro Figueroa.

Es importante que, para una entrega coordinada de los alimentos, los padres y apoderados esperen el llamado de sus respectivos establecimientos educacionales, quiénes les informarán cuándo y en qué circunstancias podrán retirar la canasta de alimentación individual por estudiante.

Pago de subvenciones

Para todos los establecimientos educacionales que reciben subvención escolar por parte del Ministerio de Educación, como Gobierno se asegura que este pago no se verá interrumpido

“El jardín ha sido un gran apoyo en el desarrollo de mis hijos”

Paula Castro fue mamá de Lucas, un bebé prematuro extremo que debió ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos, sufrió un neumotórax (ruptura de un pulmón) y estuvo muy grave. Al año de vida, cuando asistía a la  en la Teletón, le diagnosticaron un retraso psicomotor de seis meses, hipotonía. Paralelamente al trabajo realizado en este centro de rehabilitación lo derivaron a un jardín infantil, y fue así como llegó hasta la sala cuna “Pampinitos” de la Fundación Integra en Antofagasta.

“Mi hijo llegó a la sala cuna de este jardín sin poder siquiera sentarse y afirmar su cuello, y hoy, luego de un año, ya está caminando. Ahora puede hasta correr”, señala la Paula Castro, agregando que “el trabajo del equipo educativo fue excepcional, desde la directora del jardín y todas las tías que estuvieron con él en sala cuna. Eso nos tiene muy contentos y muy agradecidos como familia”. Gracias al programa “Vacaciones en Mi Jardín”, que implementa Fundación Integra durante la temporada estival, Paula puede continuar con la atención de sus dos pequeños hijos, Lucas de 2 años, (que hoy asiste a sala cuna mayor) y Sofía de 4 años que asiste al nivel heterogéneo.

“Este programa es un gran aporte y ayuda para que las mamás que somos trabajadoras podamos seguir trabajando durante el verano, ya que nos permite estar tranquilas sabiendo que nuestros hijos están bien cuidados y además están en el jardín desarrollando sus habilidades y jugando”, precisó.

Historias como la Paula Castro y sus hijo, Sofía y Lucas, se repiten día a día en las 33 salas cunas y jardines infantiles de Fundación Integra en la región de Antofagasta y en los más de 1200 a nivel nacional. Donde cada establecimiento educacional cuenta con un equipo de trabajo comprometido por la primera infancia.

De esta manera, “Fundación Integra sigue sustentando la misión de aportar en la construcción de un Chile más justo e inclusivo desde la educación parvularia”, afirmó María José Montoya, directora regional.

Fundación Integra pertenece a la Red de Salas Cuna de Presidencia, atiende a 3 mil niños en las 9 comunas de la región de Antofagasta durante todo el año, mientras en enero y febrero atenderá a más de 300 niños y niñas de padres y madres trabajadoras en este programa estival.

Emotivo inicio de las Veranadas Pehuenche 2020

Con la masiva presencia de familias, niños, niñas, autoridades comunales y regionales y representantes de Fundación Integra, se desarrolló recientemente el presentación el programa “Veranadas Pehuenche 2020” en el punto “La Seferina”, sector de El Naranjo Alto, ubicado a 11 kilómetros hacia la cordillera desde Lonquimay.
Así, en medio de las tradicionales araucarias y paisajes que invitaban a la inspiración y al conocimiento y cuidado de la naturaleza, se llevó a cabo la inauguración de este programa de continuidad educativa que se desarrolla desde 1994, llevando el jardín infantil a la propia cordillera durante los meses de enero y febrero.

verandas_pehuenches_2020_imag_nota

En la jornada, el equipo educativo de Fundación Integra encabezó experiencias educativas pertinentes para los niños y niñas y sus familias, que buscaron apreciar y representar tradiciones y costumbres ancestrales: la elaboración del metawe (jarrones de greda); y la interpretación y aprendizaje de canciones en mapudungun, con diversos instrumentos musicales. También los párvulos pudieron plasmar, a través de la pintura, sus experiencias y entorno.
En la ceremonia de inauguración, encabezada por el director regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira; la profesional de apoyo de Dirección Nacional de Educación Patricia Valdera y la jefa del Departamento de Educación de Integra Araucanía Ximena Salazar, las diferentes autoridades pudieron destacar el valor de las veranadas Pehuenche, tanto a nivel educativo como cultural.

Así, estuvieron presentes en Lonquimay el seremi de Educación Juan Luis Salinas; la seremi del Servicio Nacional de la mujer y la equidad de Género Sara Suazo; la directora regional (S) de la superintendenta de Educación Norka Silva; el director regional de Aguas Freddy Gutiérrez y el director del Daem en representación del municipio de Lonquimay, Juan Carlos Durán, entre otras autoridades.

Tras el almuerzo, el Momento Familiar consistió en la elaboración de harina tostada (mürken); culminando con la entrega de material didáctivo fungible para todos los niños y niñas, para así puedan seguir desarrollando sus habilidades en sus hogares.

Relevancia

Para el Director Regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira, este programa “es tremendamente relevante para nuestra institución, donde relevamos el bienestar de los niños y niñas con un programa educativo pertinente y de calidad. Respecto al trabajo con las familias, es una actividad recíproca de colaboración, donde nos permiten integrarnos en su localidad y su comunidad para poder aportar en la educación en su propio contexto”. También destacó la participación de las redes en el lanzamiento y en el desarrollo general de las Veranadas.
Por su parte, el Seremi de Educación Juan Luis Salinas comentó que “esta actividad nace desde la costumbre de las familias de venir a las Veranadas, donde traen sus animales a la cordillera. E Integra viene donde están los niños y las familias. Y con un programa tremendamente importante, ya que la educación es vital en la primera infancia”.
Agregó que la jornada de jardín infantil considera actividades “donde adquieren competencias no sólo intelectuales sino también sociales y que les permiten desarrollar habilidades importantes para la vida”.
Para la apoderada Jessica Campos, “las veranadas son muy importantes para nosotros, ya que aprendemos, compartimos y nuestros niños están en plena cordillera, donde tambi+én aprenden mucho”.
Micaela Rozas, Facilitadora Intercultural y ELCI del Jardín Infantil “El Naranjito” de Fundación Integra, indicó que “esta actividad es impresionante y estamos muy agradecidos por el apoyo. Nosotros venimos a recolectar piñones y leña y alimentar a los animales y que traigan el jardín a la cordillera es muy bueno para los niños y las familias”.

Tradición

Durante enero y febrero (el programa culmina el 21 de febrero), un equipo educativo de Fundación Integra acompaña a los niños, niñas y familias a vivenciar experiencias de aprendizaje al aire libre en un contexto pertinente y comunitario, realizando los encuentros cada dos semanas. En esta versión 2020 se atiende a un total de 65 niños y niñas, en cuatro puntos de encuentro, de los jardines infantiles “El Naranjito”, “Mallín del Treile” y “Los Piñoncitos”.

Aprender jugando en “Vacaciones en Mi Jardín 2020”

El Programa Vacaciones en mi Jardín ofrece a los niños y niñas 12 horas continuas de  actividades lúdicas y educativas en un ambiente de bienestar y recreación, durante el tiempo que el establecimiento interrumpe su atención. Su objetivo es que niños y niñas continúen desarrollando sus habilidades sociales, estableciendo vínculos con sus pares y fomentando su creatividad e imaginación. El programa se extiende desde el 13 de enero hasta el 21 de febrero de 2020 en todas las regiones del país.

vmj-ronda-5

Para cumplir con este propósito, Fundación Integra realizó este año una inversión de más de 2 mil millones de pesos, lo que considera capacitaciones a  1600 trabajadoras, compra de materiales didácticos y educativos, servicios básicos, insumos, entre otros ítem.

El programa Vacaciones en Mi Jardín, que tiene como objetivo brindar a niños, niñas y sus familias una propuesta de atención centrada en el juego, que resguarde su bienestar durante el periodo de vacaciones, este año atenderá a  más de 5.500 niños y niñas a nivel nacional.

Vacaciones en mi Jardín cuenta con un variado material didáctico para realizar talleres y trabajo en zona, paseos y actividades recreativas para que los niños y niñas disfruten el período de vacaciones. Además, ofrece una minuta de alimentación de acuerdo a la estación  correspondiente (invierno o verano).

Está dirigido a niños y niñas de tres meses a cinco años, preferentemente hijos e hijas de madres que trabajan. Para conocer el horario de atención, las familias deben acercarse a los jardines que funcionan bajo esta modalidad.

“Jardín entre islas”, educación de calidad para todos

Voigue es una pequeña isla emplazada en el archipiélago de Chauques en la comuna de Quemchi, Chiloé. Hasta este sector llega en lancha un equipo educativo de Fundación Integra para dar vida a un innovador proyecto denominado “Jardín entre islas”.

Este programa educativo de modalidad no convencional, recibe cada quince días a 13 niños y niñas de las islas Cheniao, Mechuque, Taucolon, Añihué y Voigue, quienes se reúnen en la escuela rural ubicada en esta última, para acceder por primera vez en sus vidas a la educación parvularia, gracias a esta iniciativa, única en el país, desarrollada por la Dirección Regional de Fundación Integra de Los Lagos.

“Mi hija Belén es la única niña de la isla Añihué, por lo que ella se emocionó desde el primer día que llegaron a la casa para invitarla a asistir al jardín. Me gusta porque ahora va a ir más preparada al colegio, ha aprendido a compartir con otros niños y es muy inteligente, acá juegan, pintan, cantan y cuando llega el día viernes me pregunta si le toca ir al jardín y empieza a mirar el calendario y cuenta los días”, cuenta la apoderada Ana Barrientos.

El director ejecutivo de Integra, José Manuel Ready, junto al alcalde de Quemchi, Gustavo Lobos, familias y representantes de la comunidad, se reunieron para celebrar de manera oficial la inauguración de este programa educativo para el año 2020.

En la ceremonia, la máxima autoridad de Integra destacó que “esta iniciativa es única en el país, entregando a niños, que habitan en islas de difícil acceso, la oportunidad de socializar, compartir con sus pares, y desarrollar al máximo sus habilidades, cumpliendo el propósito de llevar educación parvularia de calidad donde más se requiere. Vemos que las familias valoran mucho  este esfuerzo, por lo que esperamos intensificar las actividades de este programa durante este año”.

Por su parte, la directora regional de Integra, Marcela Gallardo explicó que “en cada una de las islas que componen el archipiélago de Chauques viven niños y niñas que no habían podido acceder a la educación parvularia, por eso como Fundación Integra asumimos el desafío de llegar a ellos con este programa que tuvo seis meses de pilotaje y creemos que de esta manera estamos dando cumplimiento al derecho a la educación parvularia de estos niños y niñas”.

El alcalde de Quemchi, Gustavo Lobos,  destacó que “este programa surgió a partir de la necesidad de abordar la brecha en educación parvularia en sectores insulares, por lo que el esfuerzo conjunto del municipio y Fundación Integra ha permitido en corto tiempo rápidos avances en esta materia, beneficiando a niños y familias de estas islas”.

La escuela de Voigue se encontraba cerrada desde hace ya años, pero en agosto pasado el establecimiento fue reabierto por el equipo educativo de Integra, para así dar vida al jardín que lleno de magia recibe a los niños y niñas que felices llegan junto a sus familias para aprender juntos a través del juego.

César Hernández, apoderado del “Jardín entre islas” y también presidente de la Junta de Vecinos de Voigue, resalta la importancia de esta iniciativa, que “estábamos esperando hace mucho tiempo, es una muy buena instancia para que los niños y niñas puedan interactuar y aprender. Esto antes no existía en la comunidad, ya que se empezaba a estudiar desde primero básico. Así que para nosotros es muy importante lo que está sucediendo ahora con el “Jardín Entre Islas”, porque tenemos posibilidades de que la juventud no salga de la isla, porque cuando no existe educación, la gente opta por salir de acá y buscar nuevos rumbos”.

“Mi hija Belén es la única niña de la isla Añihué, por lo que ella se emocionó desde el primer día que llegaron a la casa para invitarla a asistir al jardín. Me gusta porque ahora va a ir más preparada al colegio, ha aprendido a compartir con otros niños y es muy inteligente, acá juegan, pintan, cantan y cuando llega el día viernes me pregunta si le toca ir al jardín y empieza a mirar el calendario y cuenta los días”, cuenta la apoderada Ana Barrientos.

Fortaleciendo las competencias parentales en Magallanes

“Fue una experiencia súper linda y con mi marido pudimos recordar y revivir todo el proceso del embarazo, y cómo ha cambiado nuestra vida con nuestro hijo, que ya tiene dos años. Lo disfrutamos a concho y estamos muy agradecidos de que Fundación Integra tenga esa mirada de fortalecer estos lazos de afecto, porque hoy en día es muy difícil darse el tiempo para reflexionar y compartir en pareja y en familia, sobre la importancia de ser padres”, esta es parte de la reflexión que realizó Leticia Aravena, mamá de Alonso Sepúlveda Aravena, luego de participar en la iniciativa “Una imagen de amor”.

La experiencia educativa, realizada por el jardín infantil y sala cuna Vientos del Sur, en conjunto con la oficina regional de Magallanes, invitó a las familias a fortalecer los lazos afectivos entre padres e hijos, generando un vínculo sólido que permita a los niños y niñas crecer en un ambiente de respeto y amor.

El proyecto recoge la mirada institucional que reconoce la importancia del quehacer cotidiano de las familias, relevando las múltiples oportunidades que la vida provee para el aprendizaje y la relación sensible y respetuosa entre los adultos, y los niños y niñas en los primero años de vida.

El proyecto “Una imagen de amor” surge como respuesta “a la necesidad de fortalecer el vínculo afectivo entre padres e hijos, y vimos una excelente  oportunidad para realizar este taller con las familias de los niveles sala cuna, donde el equipo educativo del jardín infantil juega un rol fundamental en la relación y trabajo cotidiano, no solo con los niños y niñas, sino con las mismas familias”, explica Karen Aguilera, profesional de Familias de Fundación Integra.

Participaron 13 familias en esta innovadora iniciativa que contempló la realización de dos talleres para relevar el significado personal, y en pareja, de la paternidad y maternidad, recordando momentos clave como el saber que serían padres, por ejemplo, además de un “viaje en el tiempo” al analizar y comparar cómo ha cambiado su dinámica familiar y personal, desde que sus hijos estaban recién nacidos, hasta la actualidad, coronándose con la elaboración de emotivas cartas y reflexiones que los padres escribieron a sus hijos, y culminar la experiencia con una sesión fotográfica que permitió la realización de un libro que contiene dichas imágenes y extractos de cada carta.

Educadora de Coquimbo recibe premio “Teresa González Santander”

Cada año, en el marco del aniversario institucional, en la Región de Coquimbo se otorga el premio Teresa González Santander, en memoria de quien fuera una destacada directora de jardines infantiles, fallecida en 2011.

Teresa dejó una huella imborrable. Por ello, en su honor, una comisión compuesta por integrantes de la dirección regional de Fundación Integra, representantes de los sindicatos de trabajadores y trabajadoras, y una integrante del jardín infantil Burbujitas de San Juan, de Coquimbo, -último establecimiento que ella lideró- selecciona a quien sea merecedora de este premio, a partir de las nominaciones recibidas por sus propios equipos.

Y este año, quien se llevó esta distinción fue la directora del jardín infantil La Granjita, la educadora de párvulos Paulina Nettle Vega, quien recibió de sorpresa esta noticia en su propia comunidad educativa, cómplice de este lindo momento de reconocimiento.

premio_coquimbo_educadora_parvulos_home_web

Javiera Adaro, Directora Regional, compartió con Paulina, los niños y niñas, y las familias, las palabras que su equipo de trabajo le dedicó:

“Nuestra directora nos ha permitido soñar y alcanzar sueños. Ella promueve las fortalezas de cada una de nosotras y las dispone al servicio de toda la comunidad, permitiéndonos superarnos profesionalmente y sentirnos orgullosas al ver el camino recorrido juntas… Ella llegó a nuestro jardín en el año 2008, cuando sólo contábamos con una matrícula de 4 párvulos y temíamos el cierre del establecimiento. Con entusiasmo y energía positiva salió a la comunidad, abrió las puertas del jardín infantil y motivó a las familias a confiar. Hoy tenemos un jardín muy lindo y una matrícula de 15 párvulos”. Agregaron, “…hoy queremos reconocerla por hacernos crecer, por permitirnos trabajar felices, por sentirnos plenas y por darnos la posibilidad de trabajar en el lugar más lindo del planeta, como dicen nuestros niñas y niñas”.

Sandibel Mundaca, presidenta del Centro de Padres de La Granjita, agregó que “las tías son un siete, como trabajan, el apoyo que nos entregan como mamás y a nuestros niños, así es que estoy muy agradecida del jardín. La tía Paulina es súper como directora, ella es prácticamente una amiga de nosotras porque siempre está apoyándonos en todo en lo que se nos ocurre y nosotros a ella también apoyándola en lo que nos pida”, manifestó.

Paulina recibió emocionada este premio, y sostuvo que “es un tremendo orgullo por el cariño y admiración que tenía hacia la Tere. Estoy feliz y emocionada de cada una de las palabras expresadas por mi equipo, muy agradecida de la linda sorpresa del equipo regional, de mis familias, equipo y especialmente mis niños y niñas, quienes son mi mayor inspiración para superarme día a día”.

La directora regional, Javiera Adaro, valoró también la generosidad del equipo y las familias, capaces de destacar las virtudes de su directora. “Hoy la reconocida es Paulina, por su trayectoria destacada y por promover y apreciar los talentos de sus compañeras, por sacar adelante un hermoso jardín rural que ha obtenido importantes logros, como un proyecto del Fondo de Innovación de la Educación Parvularia este año, pero también el equipo es digno de destacar, por las palabras que le dedica a quien lidera esta comunidad”, sostuvo.

Sandibel Mundaca, presidenta del Centro de Padres de La Granjita, agregó que “las tías son un siete, como trabajan, el apoyo que nos entregan como mamás y a nuestros niños, así es que estoy muy agradecida del jardín. La tía Paulina es súper como directora, ella es prácticamente una amiga de nosotras porque siempre está apoyándonos en todo en lo que se nos ocurre y nosotros a ella también apoyándola en lo que nos pida”, manifestó.

Coro de niños deleita a la comunidad de Coquimbo

A fines de 2018, la comunidad educativa de la sala cuna y jardín infantil Rayito de Sol, de la localidad rural de El Peñón, en la comuna de Coquimbo, se propuso llevar a cabo una iniciativa que promoviera el desarrollo de los talentos artísticos de sus niños y niñas y que, además, permitiera fortalecer el vínculo con sus vecinos.

Así fue como nació el proyecto “Coro de Niños y Niñas: Un aporte artístico-cultural para estrechar lazos entre el jardín infantil y la localidad de El Peñón”, que fue favorecido con $3 millones por parte del Fondo de Innovación de la Educación Parvularia (FIEP) 2018 y ejecutado durante este año.

IMG_8444

La primera gran acción de este proyecto fue la actuación del Coro de Cámara de La Serena, que se presentó a la comunidad en junio, mostrando a los niños y niñas lo que significaba pertenecer a una agrupación coral. Luego, siguieron las clases de canto a cargo de la profesora y cantante lírica Emma Gajardo, además de otras actividades didácticas a cargo del equipo educativo.

Hasta que finalmente llegó el gran día de debutar en sociedad, este 27 de noviembre. Frente a familias, vecinos y agentes de la comunidad, los niños y niñas deleitaron con su coro en una magistral presentación.

A continuación, algunas declaraciones de quienes participaron en la ocasión:

Javiera Adaro, Directora Regional de Fundación Integra:
“Agradecemos la oportunidad de haber obtenido este FIEP por $3 millones para que los niños y niñas vivieran la experiencia educativa que hoy nos mostraron. Es un tremendo logro para ellos, conocieron la música, expresaron sentimientos, aprendieron de su profesora de canto, jugando como aprenden los niños y niñas en Fundación Integra. Que hoy tengamos un coro de niños y niñas, en los tiempos que estamos viviendo, trae alegría y paz”.

Silvia Berenguela, directora del jardín infantil Rayito de Sol:
“Lo más relevante del proyecto fue que los niños disfrutaron. Por cierto que también hay aprendizajes relacionados a lenguajes artísticos y verbales, pero aprender a cantar con una guía y verlos disfrutar es lo que más nos queda, verlos en esta presentación sentirse triunfadores, que lograron un desafío, de verdad que emociona y es la muestra de un trabajo de todos estos meses”.

Viviana Véliz, apoderada de Antonia y Sofía Pozo:
“Antonia es parte del coro y la he visto súper bien, muy entusiasmada día a día con sus ensayos. Incluso en la casa me preguntaba qué día era para saber si era día de ensayo del coro. Esto ha sido muy bonito, sobre todo la experiencia del canto, de las pautas musicales y el aprendizaje que queda en ella”.

Emma Gajardo, profesora del coro y cantante lírica:
“Trabajamos mucho con los niños. Hicimos escritura musical, hicimos metalófonos, instrumentos de percusión, canto, que es lo principal en un coro, complementamos con piano y todo lo hicieron perfecto. Ellos son como esponjitas para absorber estos conocimientos y esto les va a quedar para el resto de su vida. Sería muy lindo que siguieran en la música, que es un idioma universal”.

Jardines infantiles en General Lagos ya tienen bus de traslado

Los apoderados, familias y equipos educativos de los jardines infantiles “Tacora” de Visviri y “Payachata” de Chujlluta, en la comuna de General Lagos, recibieron felices la llegada de un nuevo bus de traslado para sus hijos que asisten a ambos establecimientos educativos dependientes de Fundación Integra, en donde aprenden jugando 28 niños y niñas actualmente.

La entrega se efectuó en medio de la ceremonia de celebración del aniversario N° 39 de la comuna, oportunidad en que la directora regional de Fundación Integra, Ana Suzarte Verdugo, el alcalde de General Lagos, Alex Castillo Blas, concejales, niños y familias como principales beneficiadas, celebraron la recepción con un corte de cinta y champañazo.

“El jardín infantil es un espacio en el que se desarrolla una etapa muy importante de la vida de niños y niñas. La adquisición de este bus por parte de Fundación Integra significó una inversión de 29 millones de pesos, pero más allá de una cifra, buscará asegurar ese desarrollo en una comuna tan apartada de nuestra región, permitiendo acceso a igualdad de oportunidades, propia de una sociedad justa y solidaria” dijo Ana Suzarte Verdugo, directora regional de Fundación Integra.

El nuevo bus tiene una capacidad de 17 pasajeros, fue habilitado con asientos especiales para el traslado de párvulos, inversión que alcanzó los 12 millones de pesos a fin de proveer la seguridad, bienestar y comodidad en los traslados que hará desde Visviri hasta Chujlluta y localidades intermedias, en donde cada día niños y niñas lo esperan para iniciar su jornada de juegos y aprendizajes sus jardines infantiles.

“Yo tengo tres niños y como padre estamos muy agradecidos por este nuevo bus, que nos sirve para enviar nuestros hijos al jardín y así que aprendan muchas cosas”, expresó el apoderado Luis Alave Onofre.  El vehículo contará además con el servicio y disponibilidad de un teléfono satelital para asegurar la comunicación permanente en cada uno de sus traslados diarios.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, cuenta con más de 1.230 jardines infantiles y salas cuna gratuitos a los que asisten más de 91 mil niños y niñas en todo Chile.

De la Patagonia a Roma, un viaje por la educación de calildad

Texto gentileza Elige Educar

Cuando la educadora de párvulos Gladys Virginia Pérez le contó a sus estudiantes que viajarían a Roma, ellos empezaron a saltar y a gritar: “¡nos vamos de viaje!, ¡nos vamos de viaje!”. Después, se quedaron en silencio y preguntaron dónde quedaba Roma… una pregunta muy lógica, teniendo en cuenta que estos niños viven en Puerto Guadal, un pequeño pueblo en el sur de Chile ubicado a miles de kilómetros de Italia. Es, en este rincón de Chile, donde Gladys Virginia, más conocida como Vicky, hace clases a los niños del Jardín Infantil El Paraíso. El viaje a Roma que tanto emociona a los niños es una realidad que se concretó gracias a un proyecto que Vicky desarrolló con sus estudiantes durante todo un año.

Todo partió con el sueño de una de las niñas del jardín; en su sueño ella volaba sobre su comunidad y veía cómo la contaminación invadía la localidad.

“Con ese sueño comenzamos a desarrollar iniciativas para concientizar a la población y generar un cambio profundo en Puerto Guadal, las cuales fueron plasmadas en un libro que los mismos niños y niñas desarrollaron, tanto en sus diálogos como en sus imágenes. Este libro se llamó La niña que vuela”, cuenta Vicky. Al conocer el proyecto de La niña que vuela, Design for Change –un movimiento global que fomenta la mentalidad del “yo puedo”–, invitó al jardín a participar en una cumbre que se llevará a cabo en la capital de Italia.

Esa es la razón por la que el viernes 22 de noviembre, Día de la Educación Parvularia y del Educador de Párvulos, Vicky y 9 personas más, viajarán a Roma desde la Patagonia para vivir una experiencia sin precedentes y evidenciar los alcances y la importancia de la educación inicial.

En el grupo que acompaña a la educadora hay dos niñas: Trinidad y Juanita, y dos niños: Ricardo y Mateo. Cada uno de ellos viaja con un familiar.

Trinidad viaja con su abuelita, Juanita con su papá, Ricardo con su mamá y Mateo viaja con su papá. A la comitiva se suma también Sofía, técnico en educación parvularia. “Este viaje nos abre un mundo. Vamos a conectar el pasado con las preocupaciones de hoy, ya que Roma es una ciudad histórica, donde existe la evidencia de la inspiración humana. Y será impresionante el poder conocerlo, verlo y vivirlo junto a las familias, niños y niñas”, cuenta la educadora. Pero la noticia del viaje a Roma no sólo despertó grandes emociones, también implicó mucha preparación y gestión por parte de toda la comunidad. El primer paso, fue responder la pregunta de los niños: dónde queda Roma.

“Comenzamos diciéndoles que Roma está muy lejos y que es un lugar muy hermoso. Trajimos el globo terráqueo, lo observaron y buscaron el lugar. Luego les mostramos unos videos del país, de su gente, también una app que mostraba el recorrido en avión desde Chile a Roma con una flecha que se iba moviendo”, narra Vicky. Después de un poco de geografía llegaron otros desafíos, entre esos, recaudar millones para el viaje, aprender un poco el idioma, conocer la cultura y las tradiciones del lugar. “En lo logístico ha participado mucha gente, no solo de la comunidad sino de diferentes instituciones, autoridades comunales y de todo Chile. Por lo mismo, hemos realizado diversas actividades. Por ejemplo, presentamos nuestro proyecto en diferentes lugares en la comunidad, en Chile Chico, en Coyhaique; también visitamos diarios regionales y radios. De esta forma mucha gente se ha involucrado”, explica la educadora.

Los niños también han participado activamente del proceso realizando cosas como cápsulas radiales.

En éstas, ellos conversan, cuentan cómo van sorteando ciertas dificultades y hablan en Italiano, mostrando a la comunidad cómo han ido aprendiendo el idioma. La comunidad ha disfrutado mucho estas cápsulas y por lo mismo, durante todo el año han estado expectantes esperando su partida. Es un logro que se ha convertido en un sueño hecho realidad para todos, por eso, las expectativas son enormes en todos los niveles.

“En lo personal creo que será un encuentro de fraternidad en el que la diversidad nos sorprenderá y nos unirá a todos. Habrá niños, niñas, adultos y jóvenes, todos unidos bajo un mismo objetivo. Y eso es lo increíble, cambiar la conversación en el ámbito de la educación y conseguir que el mundo adopte el modelo como el ADN del cambio”, explica Vicky. “Además, llegando de este viaje, voy a tener la oportunidad de replicar todo lo vivido, en todos los jardines de Junji, en todo Chile. Entonces, imagina lo maravilloso que va a ser el poder contar lo que vivimos junto a la familia, junto a los niños y las niñas”, agrega.

Además, para esta educadora, es un encuentro clave para poner a la educación inicial en el nivel que merece.

“Otra gran expectativa es el hecho de poder mostrar al mundo lo importante que es la educación inicial, esta etapa maravillosa, la etapa más importante en el desarrollo del ser humano. En cuanto a los niños, ellos hablan de querer contar su proyecto, de querer hablar acerca de su Puerto Guadal. Eso es lo que más los mueve, además de saber, de llegar a entender, de conocer otras historias tan maravillosas como las de ellos”, dice Vicky sobre lo que esperan sus estudiantes del viaje.

Ser una soñadora: esta ha sido la clave de esta gran educadora y finalista del Global Teacher Prize Chile 2019. Pensar en grande y sobre todo, pensar como piensan los niños, le ha permitido no solo enseñar diferente, sino alcanzar metas como esta. Además, Vicky asegura que para ella ha sido trascendental creer que todo es posible y sobre todo, transmitir esa creencia a los estudiantes, a sus familias, a la comunidad.

“Creo firmemente en educar en comunidad, sin excluir a nadie. Y cuando digo a nadie no solo hablo de los estudiantes, también me refiero a las familias, a la comunidad, a todo aquel que quiera participar en aportar con ideas. Creo firmemente que el trabajo dividido multiplica los resultados y asegura, en cierta medida, los logros. Creo en aprender a volar junto a ellos. Entonces, de esa forma, podemos lograr lo que soñamos y llegar tan lejos como este jardín, como nuestra gente”, concluye.