Primeros días de nuestra directora ejecutiva

La directora ejecutiva de Fundación Integra, Claudia Lagos, nos comentó cómo han sido sus primeros días en el cargo. De hecho, con la intención de cumplir con el pedido de la presidenta de la fundación, Irina Karamanos, de ser una dirección ejecutiva cercana, mencionó que ha recorrido las diferentes oficinas de casa central y oficinas regionales metropolitanas para compartir y escuchar a las trabajadoras/es de la institución.

“Espero pronto comenzar a visitar las salas cunas, jardines infantiles, modalidades no convencionales y oficinas regionales, para verlas y verlos, conversar directamente con los equipos y trabajar en conjunto por la primera infancia”, señaló.

La actual autoridad indicó que, durante este periodo, también se ha reunido con todas las organizaciones sindicales, para conversar con las y los dirigentes sobre distintas temáticas que impactan en Integra, e iniciar un trabajo conjunto para avanzar en ellas. Y, fue testigo del esfuerzo de quienes están participando del programa Crecer+ donde evidenció, con mucho orgullo, cómo trabajadoras y trabajadores se forman y estudian para entregar mejores oportunidades de educación y bienestar a niños y niñas.

A continuación, en este video, los invitamos a escuchar a la actual directora ejecutiva de Integra, respecto a lo que ha sido su labor en la institución.

#EducacionDeCalidad#educacionparvularia

¡Renovamos el convenio de colaboración con FLICH!

En el marco del Plan de Bienestar y Apoyo Emocional y como parte de la línea formativa del Sistema de Formación Aprendes, se ha renovado el convenio de colaboración con Fundación FLICH de Educación Emocional para América Latina para este 2022.

La evaluación de quienes el año pasado realizaron los cursos y diplomados de FLICH fue excelente, por lo que nos pone muy contentos renovar este convenio que es un importante aporte a la formación de trabajadores y trabajadoras de Integra, que les permite incorporar competencias emocionales tanto para la práctica educativa como para su vida personal,”, destaca la coordinadora del área de Formación Continua de Integra, Mónica Basaure.

La alianza con Fundación Liderazgo Chile (FLICH) este año beneficiará a más de 2 mil trabajadoras/es de Integra, a través de la realización de dos cursos (“Gestión Emocional en la comunidad escolar: estrategias para ser y convivir en momentos de cambio” y “Educación Emocional: educación para la vida y el bienestar”), un diplomado y cupos para participar en un seminario de convivencia.

“Poder desarrollar un trabajo vinculado a los cursos de la Fundación Liderazgo Chile en alianza con Integra permite una doble tributación: desarrolla estas competencias emocionales para los profesionales de Integra e impacta positivamente en el trabajo con los niños”, destaca Arnaldo Canales, Director Ejecutivo de FLICH.

La primera actividad enmarcada en este convenio para este año es el diplomado “Educación Emocional, Liderazgo y Bases del Coaching para un Desarrollo Integral 2022”, que será dictado en 4 versiones, beneficiando a 100 trabajadoras/es. Su objetivo es que las/los participantes puedan internalizar conocimientos asociados a la Educación Emocional y sean capaces de “desarrollar prácticas pedagógicas, posibilitando mejores vínculos y bienestar entre el profesorado, los estudiantes y/o con sus equipos de trabajo, a partir de un mayor desarrollo de conciencia, regulación y autonomía emocional entre otros”.

¿Cómo afecta a las niñas y niños el nuevo horario?

Con la llegada del otoño, le damos la bienvenida al horario de invierno que nos permite ganar una hora de sueño.  De hecho, el próximo sábado 2 de abril cuando sean las 00:00 horas se deberá retrasar el reloj 60 minutos y si bien esto puede parecer una ventaja, podría no serlo para todos/as los niños y niñas, debido a que probablemente sus ritmos de sueño se verán alterados durante este tiempo.

Gabriela Carreño S., psicóloga de Fonoinfancia, indica que, aunque este cambio afecta de manera diferente a cada niño o niña, algunos/as podrían no verse afectados, y otros presentar malestar asociado a que su ritmo habitual de sueño-vigilia se modifica. “Entre los cambios que es posible apreciar encontramos problemas para conciliar el sueño, despertares nocturnos, desajuste en cuanto a los horarios de sus comidas, siesta, rutinas, etc.”, explica.

Los niños y niñas al ver alterado su ritmo de sueño-vigilia podrían presentar un mayor cansancio, variaciones en el apetito, desconcentración y diversos cambios anímicos. Según la profesional, “en el contexto actual, vemos que los niños y niñas han debido adaptarse a una serie de cambios producto de la pandemia. Muchos de ellos/as se incorporaron en marzo de manera presencial a los espacios educativos, luego de haber vivido largos periodos de confinamiento, lo que probablemente ha requerido de un gran esfuerzo emocional”, menciona.

Y añade: “En este escenario podría resultarles a los niños y niñas más difícil que en otras oportunidades adaptarse a la modificación horaria, debido a que han enfrentado muchos cambios durante el último periodo”.

Durante esta etapa, también es probable que ellos/as se sientan algo desorientados/as frente al cambio de hora, lo que puede traer como consecuencia una mayor sensibilidad que podría expresarse de diversas maneras, desde un aumento de irritabilidad o ansiedad, a una mayor demanda hacia sus madres, padres o cuidadores/as.

“Uno de los efectos de la modificación en el horario que resulta muy visible para ellos/as, es que comienza a oscurecerse más temprano lo que suele venir acompañado de la sensación de que el ´día es más corto´. Con esto es muy probable que los niños/as que solían jugar por las tardes en sus barrios y parques vean acortada esta jornada, lo que también podría ser vivido con un sentimiento de frustración”, señala Gabriela Carreño.

 

“En este escenario podría resultarles a los niños y niñas más difícil que en otras oportunidades adaptarse a la modificación horaria, debido a que han enfrentado muchos cambios durante el último periodo”, dice la psicóloga de Fonoinfancia.

 

Paciencia y adaptación gradual

En el escenario actual parece importante que los/as adultos/as también puedan reflexionar acerca de cómo les afecta a ellos/as el cambio de hora; muchos/as adultos/as se encuentran retomando el trabajo presencial y adaptándose a nuevas rutinas, por lo que es posible que la modificación horaria pueda afectarles con mayor intensidad, volviéndose más irritables y quizás menos pacientes con sus hijos/as. “En este caso, la paciencia será de mucha importancia para que los niños/as puedan sentirse acogidos/as e ir acostumbrándose a la nueva rutina”, indica la psicóloga de Fonoinfancia.

Para la profesional, el gran desafío es lograr que los niños/as se duerman más temprano por la noche y de esta manera logren superar el cansancio por las mañanas. “En general, se sugiere una adaptación gradual de las rutinas e ir adelantando ciertos hitos como horarios de comida, siesta, juegos y baño, entre otros. Por ejemplo, comenzar con 15 minutos inicialmente e ir aumentando este tiempo de manera paulatina. Una pequeña siesta también podría ser de ayuda si los niños/as parecen muy cansados/as”, afirma.

Se recomienda también generar espacios de ejercicio físico para que los niños/as puedan realizar mayor actividad, se cansen más y logren dormirse más temprano. Probablemente sea beneficioso oscurecer la habitación donde duermen para evitar que la luz ingrese directamente en las mañanas, lo que podría facilitar que poco a poco duerman hasta más tarde.

“En vista de que esta modificación horaria afecta a los niños/as, los/as adultos/as podrían aprovechar la contingencia para explicarles acerca del cambio de horario, las estaciones de año y temperatura ambiental. Esto podría permitirles tomar con mayor naturalidad estos eventos y tener mejor disposición a hacer cambios en sus rutinas. Para explicarles acerca de esto se podrían usar cuentos, dibujos, animaciones u otros elementos que faciliten su comprensión”, concluye.

Fonoinfancia, con más de 20 años de experiencia, es un servicio de cobertura nacional y gratuito, de atención psicológica a través del teléfono 800 200 818 y vía chat en www.fonoinfancia.cl. Es atendido de lunes a viernes, de 08:30 a 19:00 horas, por especialistas en temas de crianza, niñez y familia.

Integra pertenece a las fundaciones de la Presidencia de la República. Con 31 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 85 mil niños y niñas en todo Chile.

Aquí puedes conocer nuestro Reporte Integra 2021

Revisa cómo fue nuestro año 2021 en el Reporte de Fundación Integra. Este año, estuvo marcado por la pandemia del COVID-19 durante el primer semestre, pero también tuvo una esperanzadora segunda mitad del año, con apertura gradual de nuestros establecimientos, respetando las exigencias de la autoridad sanitaria y poniendo siempre énfasis en las medidas de cuidado y autocuidado de las 25.177 trabajadoras y trabajadores y los más de 86 mil niños y niñas que reciben educación de calidad en 1.249 jardines infantiles, salas cuna y modalidades no convencionales en todo Chile.

La información contenida en el Reporte 2021 de Fundación Integra se recoge del levantamiento de información de las direccionas nacionales y regionales, de los diferentes estados de avance, herramientas de evaluación y documentos institucionales. Nuevamente, la coordinación de este Reporte estuvo a cargo de la Dirección Ejecutiva de Fundación Integra, a través de su área de Gestión del Conocimiento, con el apoyo de la Dirección de Asuntos Institucionales y Comunicaciones.

“En un período atravesado por la pandemia del COVID-19, pudimos implementar estas nuevas directrices y adaptarlas a nuestra realidad. Nada de esto habría sido posible sin el compromiso de los equipos de salas cuna, jardines infantiles, modalidades no convencionales y oficinas de todo el país, que también se adaptaron para continuar entregando un servicio de calidad, acompañando a las familias en estos tiempos difíciles de confinamiento”, destaca la Presidenta de la Fundación y Primera Dama, Cecilia Morel.

Privado: Reporte de Fundación Integra 2021

 

¿Cómo ayudar a los niños y niñas a integrarse al jardín infantil o la sala cuna?

El ingreso de los niños y las niñas al jardín infantil o sala cuna es un hito social muy importante y les exige incorporarse repentinamente a una cultura distinta a la vivida por ellos hasta ese momento. Esto representa importantes desafíos tanto para las niñas/os, como sus familias y cuidadores. Aquí te indicamos cómo apoyar mejor a los niños y niñas en este proceso:

¿Qué les sucede a los niños y niñas?

Las diversas manifestaciones que el/la niño o niña puede expresar en su adaptación al jardín infantil, se explican a partir de las propias características de la etapa del desarrollo en que se encuentre. Los niños y niñas de sala cuna, podrían no llorar al desapegarse de su cuidador/a pero sí estar más irritables o tener problemas para conciliar el sueño, mientras que los niños y niñas más grandes, podrían llorar, sentirse tímidos, “hacer una gran pataleta” o entrar al jardín infantil sin despedirse de quien lo/la lleva.

¡No hay reacciones únicas o esperables frente a este periodo de adaptación, cada niño/a manifiesta sus emociones de acuerdo a su singularidad!

Es normal que algunos niños y niñas vivencien esta experiencia como una suerte de “abandono”, pues les es complejo, aún, comprender algunas nociones de espacio y tiempo, razón por la cual la separación es vivenciada de manera angustiante, ya que no saben por cuánto tiempo ésta se va a extender. Lo importante es darle un mensaje de seguridad y confianza: “te vamos a dejar y en un rato te vamos a buscar”.

¡El periodo de adaptación depende de cada niño y niña, no hay un tiempo definido para ello!

 

¿Cómo apoyar a los niños y niñas en este proceso?

Es fundamental que los niños y niñas puedan vivir esta transición de forma positiva. Para que así suceda es muy importante apoyarlos/as. Por otra parte, ¡es esperable sentir culpa por dejarlo/a, miedo o dudas frente a sus cuidados, pena y/o preocupación por sus reacciones!

✔️ Converse con su hijo/a sobre el jardín infantil. No importa si él/ella no le contesta. Por ejemplo, en el caso de los niños y niñas que van a la sala cuna, transmítale con mensajes cariñosos seguridad y confianza, ¡todo va a estar bien!

✔️ Coméntele a su hijo/a sobre algunos hitos del día a día en el jardín infantil. De esta forma y de manera progresiva los niños y las niñas irán comprendiendo qué sucederá, que viene después de… “Te voy a dejar al jardín, vas a jugar con los niños, luego almorzarás, después de eso nos veremos” ¡Recuerde que anticiparse a lo que sucede les da confianza!

✔️ Explíquele que tendrá nuevos amigos y aprenderá cosas nuevas. ¡Es una oportunidad para aprender de manera entretenida a través de juegos y nuevas experiencias!

✔️ Transmítale la importancia de ser constante con los hábitos y horarios de alimentación y sueño, que seguro se modificarán con la entrada al jardín infantil. ¡Recuerde que una rutina organizada les da seguridad, ya que el niño/a puede anticiparse a lo que vendrá!

✔️ Evite traspasarle sus miedos y aprensiones a los niños y niñas. Tener conciencia de que nos pasan cosas nos permite -por una parte- empatizar con el proceso de los niños/as, lo que facilitará abrir el diálogo de las emociones que nos van surgiendo con él o ella.

✔️ ¡Recuerde que el lenguaje corporal dice mucho, si está tenso/a o preocupado/a su hijo/a lo notará. Si se muestra seguro, tranquilo y confiado su hijo/a estará bien y será más fácil este proceso para ellos/as!

 

Documentos de apoyo sobre adaptación:

Cartilla Adaptación al jardín infantil Versión español 

Cartilla Adaptación al jardín infantil Versión creolé

Cartilla Adaptación al jardín infantil Versión aymara

Cartilla Adaptación al jardín infantil Versión mapudungun

Cartilla Adaptación al jardín infantil Versión rapa nui

Fundación Integra inaugura moderno jardín Infantil en Estación Central

Ubicado en la villa Patricio Mekis, en el límite entre las comunas de Estación Central, Pedro Aguirre Cerda y Cerrillos, la sala cuna y jardín infantil TaiTai hoy luce una infraestructura totalmente renovada que ofrece a los 76 niños y niñas matriculados salas de actividades amplias e iluminadas, patios revestidos en caucho reciclado con atractivos juegos y material educativo de alta calidad.

Este es uno de las ya 61 reposiciones completas de infraestructura realizadas desde 2018 en todo el país. A ello se suman las obras que se han ejecutado en más de 300 establecimientos con mejoras sustanciales, de ellos más de 90 han implicado inversiones superiores a los $150 millones en cada uno. El objetivo es cumplir con todos los requerimientos que exige la actual normativa para que el ministerio de Educación le otorgue el Reconocimiento Oficial, que le permitirá a partir de diciembre de 2022 seguir en funcionamiento.

La presidenta de Fundación Integra y Primera Dama, Cecilia Morel, destaca que durante este periodo de 2018 a 2022 el foco de la gestión de la institución ha estado en la calidad de la educación que imparten los equipos educativos en sus 1.250 jardines infantiles y salas cuna a lo largo de todo Chile, desde Visviri a Porvenir. “Nuestro gobierno señaló desde el comienzo que los niños estaban primero, y es por ello que hemos trabajado intensamente para asegurarnos que los establecimientos de Fundación Integra tengan la mejor infraestructura posible, los más modernos materiales educativos y también ir aumentando la cantidad de educadoras de párvulos. Solo este año estamos sumando 150 profesionales”, afirmó.

El nuevo establecimiento representó una inversión de casi $960 millones y destaca porque reconvirtió una zona que estaba muy deteriorada con terrenos baldíos que se habían convertido en basureros ilegales.  Los orígenes del jardín infantil Taitai se remontan a la década del 70, al igual que la gran mayoría de los establecimientos antiguos de la fundación, que nacieron primero como parte de la Fundación Nacional de Ayuda a la Comunidad (Funaco) y eran centros abiertos que entregaban atención asistencial a cargo de personal voluntario. A partir de 1990 con el cambio de Funaco a Integra comenzó a funcionar desde una mirada más pedagógica.

José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, destacó que a la fecha la institución tiene 530 establecimientos con Reconocimiento Oficial y espera terminar 2022 con mas de 700. “Esto ha sido posible gracias al trabajo de profesionales de la fundación en todo el país, en una labor que ha sido muy desafiante y que pese a la pandemia y los periodos de cuarentena no se ha detenido”, destacó. “Es necesario reconocer el compromiso de todas esas personas y de los equipos educativos que han debido trasladarse en muchos casos a instalaciones transitorias mientras se reconstruye su jardín”, agregó.

“Esto ha sido posible gracias al trabajo de profesionales de la fundación en todo el país, en una labor que ha sido muy desafiante y que pese a la pandemia y los periodos de cuarentena no se ha detenido”, dijo el director ejecutivo.

Respeto por el medio ambiente

La sala cuna y jardín infantil TaiTai, que significa caída de agua en Mapudungun, tiene desde sus orígenes un sello pedagógico orientado al cuidado del medio ambiente. Y la nueva construcción está en concordancia con ello.  El establecimiento se caracteriza por su sustentabilidad con sistemas: aero térmicos para su climatización; solar térmicos, que les permite contar con agua caliente todo el día; y fotovoltaicos con los 70 paneles solares que le suministran energía eléctrica y con los que, eventualmente, podría llegar a aportar al resto de la comunidad. En su construcción además se priorizó la utilización de materiales no plásticos. La estructura del jardín es completa de albañilería y los pavimentos exteriores de los patios son de caucho reciclado.

“Educación emocional, educación para la vida y el bien-estar”

El pasado 02 de noviembre finalizó el curso “Educación emocional, educación para la vida y el bien-estar”, en el que participaron trabajadoras/es de salas cuna y jardines infantiles, modalidades no convencionales, casa central, oficinas regionales y CAD de Integra.  El propósito del curso fue desarrollar sus conocimientos y habilidades socioemocionales para el abordaje de estos aspectos en sus prácticas cotidianas, como aporte a la calidad educativa que niños y niñas requieren para su desarrollo integral.

“Para el proceso de retorno en contexto de pandemia hemos visto que es fundamental desarrollar estrategias que permitan y faciliten el autocuidado, la contención mutua y el cuidado de equipos, para promover el bienestar y desarrollo de trabajadoras y trabajadores, niñas y niños y sus familias y este curso se enmarca en aquello”, destaca Mónica Basaure, Coordinadora del Área de Formación Continua de la Dirección de Educación de Fundación Integra.

Durante 5 semanas (2 veces por semana) las trabajadoras/es participaron de las clases a distancia dictadas por los académicos de Fundación Liderazgo Chile (FLICH) a través de Zoom, en las cuales pudieron reconocer el valor de la educación emocional para el desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas, comprender el rol de los adultos en los aprendizajes emocionales de los niños/en primera infancia, conocer y comprender las competencias emocionales de cada uno para fortalecer su bienestar integral, entre otros.

Para Arnaldo Canales, Director Ejecutivo Fundación Liderazgo Chile, este curso es un gran aporte para las trabajadoras y trabajadores que lo cursaron “porque logran incorporar en su propio trabajo personal competencias emocionales al servicio del trabajo con los niños; por lo tanto el poder desarrollar un trabajo vinculado a los cursos de la Fundación Liderazgo Chile en alianza con Integra permite una doble tributación: desarrolla estas competencias para los profesionales de Integra e impacta positivamente en el trabajo con los niños”.

“Esta oportunidad es una excelente herramienta para poder seguir adquiriendo nuevos aprendizajes para llevarlos a la práctica educativa. El aprendizaje más relevante que me entregó este curso fue la regulación de las emociones y la importancia que esto tiene en nuestras vidas”, expresó Jennifer Bugueño, asistente de párvulos del jardín Sol del Valle de la región de Coquimbo, que participó del curso.

A principios de este año ambas instituciones firmaron un convenio a través del cual Fundación Liderazgo Chile provee capacitaciones y becas para trabajadores de Integra, con el objetivo de promover procesos de aprendizajes sobre el desarrollo de habilidades socioemocionales y la construcción de relaciones justas, conscientes e integrales, que potencien su bienestar, fortaleciendo la convivencia bientratante en las comunidades educativas de las salas cuna, jardines infantiles y modalidades no convencionales.

El valor de la educación emocional en la primera infancia

“Es vital que el proceso educativo se inicie en la sala cuna y jardín infantil, ya que – además de su entorno familiar– es el primer espacio donde los niños y niñas desarrollan un vínculo emocional”. Así lo afirma Arnaldo Canales, director ejecutivo de Fundación Liderazgo Chile (Flich), entidad con la que Fundación Integra firmó una alianza que busca promover, por medio de diplomados y talleres de Educación Emocional, procesos de aprendizajes sobre el desarrollo de habilidades socioemocionales, que potencien el bienestar de las trabajadoras/res y de los niños y niñas, que forman parte de la institución.

Considerando la importancia de la educación emocional durante la primera infancia, José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, señala que para seguir entregando educación de calidad a los niños y niñas que asisten a nuestros establecimientos, “es fundamental contar con el apoyo de expertos que entreguen a los equipos educativos, cada vez más herramientas en el ámbito de la educación socioemocional. Esto les permite incentivar a los niños/as a desarrollar su identidad y fortalecer su autoestima, seguridad y confianza, lo que influye directamente en el proceso de aprendizaje”.

Según Canales lo que vivan los niños y niñas en la primera infancia es vital para el desarrollo de un aprendizaje socioemocional integral. “Por lo tanto, esta etapa tiene suma relevancia, porque es ahí donde los ellos/as logran, a través del aprender haciendo, a vincular el aprendizaje por medio del juego con esta disposición socioemocional”, explica.

Para que esto suceda, debe haber un cambio de paradigma, que nace de la capacidad que tengan los educadores de “desaprender” o despojarse de antiguos esquemas. “La educación emocional hoy día se sustenta en el desarrollo de la neurociencia y en la investigación que se ha hecho sobre el tema, que señala cómo un niño aprende, a través de un cerebro estimulado”, dice el director ejecutivo de Flich.

Considerando la importancia de la educación emocional durante la primera infancia, José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, señala que para seguir entregando educación de calidad a los niños y niñas que asisten a nuestros establecimientos, “es fundamental contar con el apoyo de expertos que entreguen a los equipos educativos, cada vez más herramientas en el ámbito de la educación socioemocional. Esto les permite incentivar a los niños/as a desarrollar su identidad y fortalecer su autoestima, seguridad y confianza, lo que influye directamente en el proceso de aprendizaje”.

Es por esta razón que los educadores, en general, tanto en la primera infancia como en la educación básica y media, deben considerar el aprendizaje socioemocional y el desarrollo de sus propias competencias emocionales. “Esto se traduce en el desarrollo de conciencia emocional, regulación, autonomía y habilidades socioemocionales, así como la asertividad y manejo de conflictos, que son esenciales también para el buen trabajo en equipo de las/os educadoras/es”, menciona.

De acuerdo con Canales, la educación emocional puede construir una mejor sociedad, ya que gran parte de los problemas que hoy tenemos en Chile, están asociados a cifras negativas que indican que niños/as menores de 5 años no cuentan con una buena salud mental.

“La ansiedad, depresión e hiperactividad, son algunos de los factores que han surgido dentro de los muchos estudios que se han realizado en primera infancia, que demuestran cómo la educación emocional se podría anticipar a la enfermedad. Por ello, nuestro mundo emocional puede aportar -significativamente- en la construcción de una mejor relación y sociedad”, explica.

Mirada integral

Marcela Fontecilla, directora nacional de Educación de Fundación Integra, indica que para los equipos educativos de la institución, la oportunidad de capacitarse en educación emocional ha sido relevante, ya que les ha brindado un nuevo enfoque respecto a la educación parvularia. “Hoy la educación debe ser integral y sin duda, el hecho que las educadoras puedan apoyar a las niñas y niños para que desarrollen competencias emocionales, a ellos/as les abre caminos para que puedan tener un mejor futuro en los distintos planos de su vida”, dice.

En tanto, Berenice Alarcón, directora área social de Flich, manifestó sobre la importancia del convenio que “nos permite estar donde el proceso de aprendizaje inicia y eso es en la primera infancia, cuando los niños y niñas a través del lenguaje y en el compartir con otros/as, aprenden a decir cómo se sienten y también cómo hacen sentir a otros/as; aspectos que requieren cultivarse y que están a cargo de las educadoras y técnicos del nivel de educación parvularia. Desde ese deber surge este convenio, de estar en dónde se desarrolla el proceso de enseñanza”.

La profesional agregó “confiamos en que las educadoras y técnicos de los jardines infantiles de la Fundación Integra son quienes tienen la maravillosa oportunidad de entregar y construir la educación emocional de miles de niñas y niños vulnerables en nuestro país. En esta línea, como Fundación Liderazgo Chile esta alianza nos permitirá estar presente en aquellos espacios en que la primera infancia construirá desde las emociones el aprendizaje, que los hará sentirse bien, vivir en bienestar constante y hacer a otros/as felices”.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 85 mil niños y niñas en todo Chile.

Educación parvularia a distancia en las islas de Chiloé

A Mechuque, Añihué y Voigue, ahora se suman los niños y niñas de Isla Tac, quienes recibirán material educativo para trabajar en familia durante la pandemia.

Hasta las islas Butachauques en el archipiélago de Chiloé llegó un equipo de Fundación Integra en la región de Los Lagos, en el marco del programa educativo itinerante de modalidad no convencional, Jardín Entre Islas.

Los niños y niñas de las islas Mechuque, Añihué y Voigue recibieron material pedagógico del Plan Educativo a Distancia, a los que se sumaron las familias de la Isla Tac, quienes matricularon a sus hijos en esta modalidad.

La directora regional de Integra, Marcela Gallardo, quien lideró el equipo que visitó las islas, detalló que “sumamos a nueve familias cuyos hijos e hijas no habían podido acceder a la educación parvularia y que ahora recibirán de manera mensual el material educativo y las canastas de alimentación que entrega Junaeb, a través del Plan Educativo a Distancia”, destacó.

Talleres para la contención emocional en Araucanía

Recientemente se desarrolló el Taller de Contención Emocional, una instancia generada por el Departamento de Desarrollo de Personas y Equipos de Fundación Integra de la Región de la Araucanía y que buscó brindar espacios de expresión emocional a las trabajadoras y trabajadores de nuestra institución, entregando herramientas de escucha activa y contención emocional.

En 3 encuentros vía online y con la participación voluntaria de trabajadores y trabajadoras de diferentes jardines infantiles y salas cuna, el taller contó con diversas actividades, como trabajos grupales, el reforzamiento de tips de contención emocional y diálogos en grupos de 2 ó 3 participantes.

Nos sentimos escuchadas y eso es muy importante en medio de esta pandemia. Por mi forma de ser trato de estar siempre bien, pero a veces no se puede y estas instancias son importantes. Estoy muy agradecida, dice Alejandra Vivanco, agente educativa del jardín infantil “Carita de Luna” de Temuco.

Fue así como los profesionales del área, Belén Silva, Javiera Navarro, Cristián Gutiérrez, María Luisa Balocchi, Cecilia Beltrán, Rebeca Gejman y Rubén Canario pudieron aportar de manera significativa a la contención emocional, en un periodo tan complejo como la que vivimos con la pandemia del Coronavirus.

Rodrigo Neira, jefe territorial de Calidad Educativa, sostuvo que esta instancia se desarrolló a propósito de la continuidad del Proyecto Prioritario realizado durante 2020 y que tuvo una “excelente participación, logrando los objetivos a cabalidad. Pude participar en el tercer encuentro y pude observar la gran participación y la positiva valoración de nuestras trabajadoras y trabajadores”.

Agregó que “fue un espacio que sirvió para poder verse, escucharse, contarse experiencias y vivencias, en un ambiente de respeto y libre de juicio. Quedamos muy satisfechos y actualmente estamos en una instancia de evaluación y por qué no decirlo, en su proyección para el 2021”.

Para Alejandra Vivanco, agente educativa del jardín infantil “Carita de Luna” de Temuco, “fue una instancia muy positiva y que nos ayudó a todas, tanto en lo personal como en lo colectivo. Nos sentimos escuchadas y eso es muy importante en medio de esta pandemia. Por mi forma de ser trato de estar siempre bien, pero a veces no se puede y estas instancias son importantes. Estoy muy agradecida”.

Por su parte, la directora del jardín infantil y sala cuna “Tierra de Niños” de Pitrufquén, Carolina Carrera, indicó que “fue un excelente espacio de conversación, donde pudimos expresar nuestras emociones respecto a cómo hemos enfrentado este periodo de crisis sanitaria. Pudimos compartir sensaciones y vivencias con trabajadoras de otros jardines. En lo personal me sirvió mucho para recargar energía, para sentir que no estoy sola en este camino y a mirar el futuro con más optimismo. Agradezco al Departamento de Desarrollo por la preocupación, por el tiempo y la preparación de este espacio”.