Niños y abuelos celebran el Día del Libro

Cada 23 de abril se celebra el Día del Libro, y Fundación Integra, junto con la red Interinstitucional Nororiente de Rancagua fueron parte de esta importante jornada, invitando a los abuelos como actores principales para transmitir la importancia de la lectura en la primera infancia.

La actividad se llevó a cabo en la Biblioteca Pública “Santiago Benadava”, donde acompañaron autoridades de la región, El Director Provincial de Educación, Domingo Izquierdo, La Directora Regional de la Fundación Integra, Yenny Villanueva, y el dueño de casa, Director de la Biblioteca Municipal, Julio Moreira.

En conjunto con los jardines de Integra “Diego Portales”, “Villa cordillera” y “Mi gran tesoro”, quienes son parte de la Red Interinstitucional Nororiente, y que la conforman además, algunos jardines de la Junji, Cormun, Cesfam, Centro Cultural y la Biblioteca ya nombrada. Todas estas instituciones trabajan en pro a la primera infancia y participaron de la celebración “Abuelita, abuelito, cuéntame un cuentito”.

La idea de conmemorar el día del libro nace por parte de la Unesco, como una forma de rendir homenaje a los grandes escritores de la historia de la lengua y también por motivar el consumo de la literatura en jóvenes y niños.

Y para potenciar el desarrollo lector de nuestros niños y niñas, es que se incluyó la participación de abuelitos y abuelitas, para que fuesen ellos quienes contaran las historias a sus nietos, ya que, son los encargados de transmitir la cultura e historia a sus propias familias.

Carolina Reyes, directora del jardín infantil “Diego Portales” y presidenta de la red, destaca que “El objetivo de esta actividad era que las familias disfrutaran de un espacio mágico, desarrollando habilidades, y trabajando el lenguaje que son uno de los aspectos que siempre se deben mejorar, en conjunto con las demás instituciones de la Red, estamos en constante preocupación para el bienestar de nuestros niños y niñas”.

En la actividad se presentaron caracterizaciones de dos abuelos, quienes mostraron a través de la actuación, que leer un cuento puede ser un momento lúdico, de risas y entretención en familia.

“La idea de esta actividad fue transmitir a los niños y niñas, que desde la familia se deben inculcar la cultura, la historia y la lectura, nosotros somos extensores de la educación, pero los principales educadores son los padres y los abuelos, por lo que su participación en esta actividad es primordial para fomentar la educación de calidad”, destaca la directora regional de la Fundación Integra, Yenny Villanueva.

Para el director provincial de Educación, Domingo Izquierdo, “Fomentar la lectura en familia, apoya la labor que hacemos como jardines infantiles y como Ministerio de Educación, ya que contamos con distintos programas de lectura. Además hacerlo de forma lúdica y a través de actores, llama la atención de nuestro principal público, que son nuestros niños y niñas de la región”.

Cómo despertar el hábito lector en los niños

Los primeros años de vida de los niños y las niñas constituyen la etapa más relevante para la adquisición de las competencias necesarias en el desarrollo de la lectura y la escritura. Así lo explica la Coordinadora Nacional de la Unidad de Política y Proyectos de la Dirección de Educación de Integra, Alicia Berríos, quien es categórica: “la familiarización con el mundo letrado es primordial”.

La experta explica que “el relato y la narración sistemática y periódica de cuentos es una tremenda oportunidad para conocer, escuchar, comentar, compartir y promover en nuestros hijos el goce y la motivación por la lectura”.

Berríos resalta que “la lectura compartida entre niños/as y adultos (familias o equipos educativos) ha sido identificada como la estrategia más efectiva para promover el desarrollo del lenguaje oral y escrito”.

A raíz de aquello, la Dirección de Educación de Integra elaboró un sencillo “paso a paso” para fomentar la lectura desde la primera infancia:

¿Cómo hacerlo?

*Escoja con anticipación el texto y léalo varias veces antes para apropiarse del contenido.

*Identifique aspectos tales como: nombre del autor, del ilustrador, editorial, entre otros.

*Si hay ilustraciones, obsérvelas con detención para identificar sus características, lo que quieren transmitir y cómo se relacionan con el contenido.

*Reconozca las características de los personajes.

¡Manos a la obra!

*Busque un momento tranquilo y sin interrupciones. No obligue a sus hijos a leer.

*Ubique los libros al alcance de los niños, para que puedan acceder a ellos fácilmente.

*Muestre a los niños y niñas el cuento.

*Lea el texto en voz alta, imprimiendo emoción a la narración. Utilice distintos tonos y timbres de voz para cada uno de los personajes.

*Pronuncie y articule adecuadamente cada palabra.

*Lea con naturalidad y sin exageraciones.

*Favorezca que los niños y las niñas puedan hacer conexiones con su vida personal y sus experiencias y conocimientos previos. Por ejemplo: ¿Recuerdas cuál era el hábitat de los pumas?, ¿dónde has visto pumas?, etc.

*De espacio para los comentarios y acoja las consultas de los niños y niñas, procurando no extenderse más allá de lo necesario de modo de mantener la continuidad en la historia.

*Realice preguntas que inviten a los niños y niñas a reflexionar sobre el texto leído e identifique su nivel de comprensión. Por ejemplo: ¿Qué pasó con el oso blanco?, ¿qué harías tú si te pasara lo mismo que a la niña de la historia?

*Finalice la lectura con una frase que conecte al niño con la lectura. Por ejemplo: “…Y como dice mi tío Crespín, este cuento llegó a su fin.”

*Por último, invite a los niños y niñas a leer el cuento nuevamente, en otra oportunidad.

Interior_acercar_niños_a_la_lectura