Música, magia y cultura en la Araucanía

“La verdad es que los montajes artísticos son un tremendo plus para el programa. Sorprenden mucho a los niños y niñas y también a las familias que nos pueden acompañar en las presentaciones y les permiten tener unas vacaciones mucho más entretenidas”.

Evelyn Rickemberg, directora del jardín infantil “Kimeltuwün” de Temuco en el marco del programa “Vacaciones en Mi Jardín”, verano 2020, de Fundación Integra, destacó así al conjunto de montajes artísticos que la institución ha preparado para complementar el desarrollo de esta iniciativa que, desde el lunes 13 de enero y hasta el 21 de febrero, entrega continuidad de atención a más de 612 niños y niñas en 12 establecimientos de 9 comunas de la región, apuntando al esparcimiento con diversas actividades recreativas y ofreciendo un espacio recreativo-vacacional en un marco de seguridad y bienestar en pleno verano.

Y la directora entregó esta descripción luego de que, junto a los niños y niñas de su establecimiento, disfrutaran de la actuación de “Wallontü”, una compañía temuquense que aporta al conocimiento de la cultura mapuche, con diálogos, música y vestimenta tradicional. “Creo que es muy importante para que nuestros niños y niñas tengan más consciencia de la cultura mapuche”, agregó Evelyn Rickemberg.

Artistas
La parrilla de montajes artísticos que recorren la región mostrando su arte en los jardines infantiles de Fundación Integra donde está el programa es amplia. Además de “Wallontü” está Constanza Cancino con su “Cuenta Cuentos”; la magia del “Teatro Caramelo”; la animación de “Pablo Atuan”; y la alegría de “Circo Patudo”, quienes han visitado o visitarán los establecimientos “Juan Pablo II” (comuna de Angol); “Pin y Pon” (Los Sauces); “Piececitos de Niños” (Victoria); “Creando Sueños”, “Amanecer” y “Vista Hermosa” (Temuco); “O´Higgins” (Gorbea); “Peumayén” (Villarrica); “Las Araucarias” (Lautaro); “Tierra de Niños” (Pitrufquén) y “Chispita” (Padre Las Casas), además del mencionado “Kimeltuwün”.

“Además de brindar a las niñas y niños y sus familias una propuesta de atención centrada en el juego, poniendo su énfasis en el esparcimiento, actividades recreativas y cuidado, el programa “Vacaciones en mi Jardín” representa un importante beneficio para las madres y padres trabajadores o jefas de hogar que por razones laborales no pueden estar con sus hijos o hijas durante estas vacaciones”, señaló Nayadeth Muñoz, jefa del Departamento de Cobertura y Proyectos de Fundación Integra en la Araucanía.

Emotivo inicio de las Veranadas Pehuenche 2020

Con la masiva presencia de familias, niños, niñas, autoridades comunales y regionales y representantes de Fundación Integra, se desarrolló recientemente el presentación el programa “Veranadas Pehuenche 2020” en el punto “La Seferina”, sector de El Naranjo Alto, ubicado a 11 kilómetros hacia la cordillera desde Lonquimay.
Así, en medio de las tradicionales araucarias y paisajes que invitaban a la inspiración y al conocimiento y cuidado de la naturaleza, se llevó a cabo la inauguración de este programa de continuidad educativa que se desarrolla desde 1994, llevando el jardín infantil a la propia cordillera durante los meses de enero y febrero.

verandas_pehuenches_2020_imag_nota

En la jornada, el equipo educativo de Fundación Integra encabezó experiencias educativas pertinentes para los niños y niñas y sus familias, que buscaron apreciar y representar tradiciones y costumbres ancestrales: la elaboración del metawe (jarrones de greda); y la interpretación y aprendizaje de canciones en mapudungun, con diversos instrumentos musicales. También los párvulos pudieron plasmar, a través de la pintura, sus experiencias y entorno.
En la ceremonia de inauguración, encabezada por el director regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira; la profesional de apoyo de Dirección Nacional de Educación Patricia Valdera y la jefa del Departamento de Educación de Integra Araucanía Ximena Salazar, las diferentes autoridades pudieron destacar el valor de las veranadas Pehuenche, tanto a nivel educativo como cultural.

Así, estuvieron presentes en Lonquimay el seremi de Educación Juan Luis Salinas; la seremi del Servicio Nacional de la mujer y la equidad de Género Sara Suazo; la directora regional (S) de la superintendenta de Educación Norka Silva; el director regional de Aguas Freddy Gutiérrez y el director del Daem en representación del municipio de Lonquimay, Juan Carlos Durán, entre otras autoridades.

Tras el almuerzo, el Momento Familiar consistió en la elaboración de harina tostada (mürken); culminando con la entrega de material didáctivo fungible para todos los niños y niñas, para así puedan seguir desarrollando sus habilidades en sus hogares.

Relevancia

Para el Director Regional (S) de Fundación Integra, Rodrigo Neira, este programa “es tremendamente relevante para nuestra institución, donde relevamos el bienestar de los niños y niñas con un programa educativo pertinente y de calidad. Respecto al trabajo con las familias, es una actividad recíproca de colaboración, donde nos permiten integrarnos en su localidad y su comunidad para poder aportar en la educación en su propio contexto”. También destacó la participación de las redes en el lanzamiento y en el desarrollo general de las Veranadas.
Por su parte, el Seremi de Educación Juan Luis Salinas comentó que “esta actividad nace desde la costumbre de las familias de venir a las Veranadas, donde traen sus animales a la cordillera. E Integra viene donde están los niños y las familias. Y con un programa tremendamente importante, ya que la educación es vital en la primera infancia”.
Agregó que la jornada de jardín infantil considera actividades “donde adquieren competencias no sólo intelectuales sino también sociales y que les permiten desarrollar habilidades importantes para la vida”.
Para la apoderada Jessica Campos, “las veranadas son muy importantes para nosotros, ya que aprendemos, compartimos y nuestros niños están en plena cordillera, donde tambi+én aprenden mucho”.
Micaela Rozas, Facilitadora Intercultural y ELCI del Jardín Infantil “El Naranjito” de Fundación Integra, indicó que “esta actividad es impresionante y estamos muy agradecidos por el apoyo. Nosotros venimos a recolectar piñones y leña y alimentar a los animales y que traigan el jardín a la cordillera es muy bueno para los niños y las familias”.

Tradición

Durante enero y febrero (el programa culmina el 21 de febrero), un equipo educativo de Fundación Integra acompaña a los niños, niñas y familias a vivenciar experiencias de aprendizaje al aire libre en un contexto pertinente y comunitario, realizando los encuentros cada dos semanas. En esta versión 2020 se atiende a un total de 65 niños y niñas, en cuatro puntos de encuentro, de los jardines infantiles “El Naranjito”, “Mallín del Treile” y “Los Piñoncitos”.

Integra y Conadi van al rescate de los pueblos originarios

Con el fin de fortalecer los procesos pedagógicos de recuperación de la lengua y cultura indígenas desde la primera infancia y con la participación activa de las comunidades educativas, la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi, y Fundación Integra, firmaron un acuerdo de colaboración que favorecerá a 63 jardines infantiles del país, 3 de ellos de la Región de Coquimbo.

El proyecto contempla la incorporación de un Educador de Lengua y Cultura Indígena (ELCI) en cada uno de los jardines infantiles que serán parte de la iniciativa. Marcia Albanés es la ELCI de Sol Naciente, y explica que su expectativa “es entregar todo mi conocimiento y que ese conocimiento quede en los puchuscos y las puchuscas (niños y niñas), en sus familias, las tías y en toda la comunidad en general. Que la comunidad se interese y dejar en ellos esta semillita de nuestra cultura diaguita y de otras culturas que convergen aquí”.

La firma simbólica del convenio que permitirá la ejecución del proyecto “Implementación de la enseñanza de las lenguas indígenas en jardines infantiles de Integra” se realizó en el establecimiento Sol Naciente, de La Serena, que es uno de los beneficiarios, junto a Limarí y Manzanito, de Ovalle.

conadi-fundacion-integra-coquimbo-pueblos-originarios-05092019 (8)

Javier López, jefe de la oficina de Conadi Santiago, explicó que el sentido de este convenio es “hacer una vinculación con Integra, para poder llegar con la educación intercultural y extenderla a muchos más jardines, a muchos más niños y preocuparse principalmente de la primera infancia y de que pueda haber una formación que vaya botando las barreras de la discriminación, que termine con la exclusión y que podamos tener una sociedad más inclusiva y más justa”, sostuvo.

Por su parte, la directora regional de Integra, Javiera Adaro, agregó que “para nosotros es fundamental promover una educación que favorezca el rescate de las tradiciones y cultura de nuestros pueblos originarios, y que incorpore en esta tarea a las familias y a la comunidad. Por eso, agradecemos y valoramos el acuerdo con Conadi”.

El proyecto contempla la incorporación de un Educador de Lengua y Cultura Indígena (ELCI) en cada uno de los jardines infantiles que serán parte de la iniciativa. Marcia Albanés es la ELCI de Sol Naciente, y explica que su expectativa “es entregar todo mi conocimiento y que ese conocimiento quede en los puchuscos y las puchuscas (niños y niñas), en sus familias, las tías y en toda la comunidad en general. Que la comunidad se interese y dejar en ellos esta semillita de nuestra cultura diaguita y de otras culturas que convergen aquí”.

Katherine Castillo es apoderada y mamá de Gaspar Taquías. Ella sostiene que “es muy importante este convenio porque los niños desde chiquititos van creciendo y tomando importancia de lo que es la cultura para ellos, de qué significa ser indígenas. Todavía ellos no lo saben, pero cuando vayan creciendo van a saber responder esa pregunta, van a saber que son descendientes y van a participar activamente de su cultura”, remató.

Identidad cultural será el sello de jardín infantil de Paipote

En una multitudinaria y emotiva ceremonia, que contó con la presencia de toda la comunidad educativa el jardín infantil Pulgarcito, ubicado en la localidad de Paipote en la comuna de Copiapó, se realizó el cierre de la construcción participativa del Proyecto Educativo Institucional (PEI) del establecimiento, cuyo sello pedagógico está centrado en la identidad cultural.

En la ocasión los niños y niñas recrearon distintos momentos históricos de Paipote, como los inicios del ferrocarril y del asentamiento minero; las primeras instituciones; la influencia del pueblo colla y los gitanos; entre otros hitos.

Además, en un emotivo momento, los párvulos realizaron una entrega simbólica de las declaraciones relevantes del PEI a sus padres, a través de un sendero construido por todos los integrantes de la comunidad educativa.

Finalmente, se realizaron degustaciones de comidas típicas de la historia de Paipote y de algunos países a los cuales pertenecen párvulos inmigrantes que asisten al jardín infantil, como una forma de relevar la valoración de la interculturalidad en el establecimiento.