Educación parvularia en tiempos de pandemia

Durante todo el periodo de la pandemia por Covid-19, la entrega de material didáctico y fungible a los niños y niñas que forman parte de Fundación Integra ha sido fundamental en su proceso de aprendizaje. Esto se ha podido realizar gracias al Plan de Educación a Distancia y al fortalecimiento de recursos que ha realizado la entidad, especialmente durante los últimos dos años, lo que ha permitido desarrollar una serie de nuevos contenidos educativos.

De acuerdo con José Manuel Ready, Director Ejecutivo de Fundación Integra, el incremento presupuestario en material didáctico y fungible ha influido directamente en la posibilidad de ofrecer más y mejores oportunidades de aprendizaje para los niños y niñas que asisten a salas cuna y jardines infantiles de la institución.

“En 2018 el presupuesto asignado a este ítem fue de $$1.897.000.000, mientras que entre 2020 y 2021 el presupuesto superó los 10 mil millones de pesos. Esto se traduce en un incremento en la cantidad y la calidad del material didáctico y material fungible dirigido a cada uno de los jardines infantiles y salas cuna y, que dada la contingencia sanitaria, se está entregando a los apoderados junto con la canastas de alimentos que distribuye Junaeb”, dice.

Para cumplir con esta tarea, los equipos educativos de cada establecimiento seleccionan los materiales indicados conforme a la planificación que han hecho, para que cada niño y niña pueda cumplir con las actividades indicadas. “Hoy, dado el escenario actual, es un importante beneficio para los miles de niños y niñas que no pueden asistir a las más de 800 salas cuna y jardines infantiles que se encuentran cerradas por cuarentena en el país y también para los niños cuyos padres han optado por mantener el Plan de Educación a Distancia”.

Según Marcela Fontecilla, Directora Nacional de Educación de Fundación Integra, uno de los propósitos de este material es enriquecer y potenciar el proceso de enseñanza y aprendizaje de todos los niños y niñas, sin distinción alguna. Y durante el contexto de crisis sanitaria, ha sido necesario poner énfasis en seleccionar materiales didácticos que favorezcan la expresión y contención emocional de niños/as. “Esto, como una forma de potenciar espacios de interacción y vinculación afectiva tanto en las aulas como en el hogar, con el propósito de minimizar los efectos de la crisis sanitaria y su incidencia en el desarrollo emocional de ellos/as”, detalla.

La profesional pone énfasis en la evaluación del material didáctico realizada cada año por los equipos pedagógicos. “Los equipos destacan no solo la calidad de los productos, sino que también hacen referencia a las distintas posibilidades que ofrecen estos materiales, que permiten a los niños/as aprender y potenciar la imaginación, creatividad y razonamiento, entre otras habilidades”, menciona.

Pensamiento matemático

Dentro de la planificación educativa que efectúan los profesionales de Fundación Integra cada año, desde 2020 se ha puesto especial énfasis en fortalecer en niños y niñas las habilidades lógico-matemáticas, porque su desarrollo desde los primeros años de vida les permite ampliar su mundo, comprenderlo e interpretarlo en forma gradual, resolver problemas de la vida cotidiana, ejercitar estrategias para enfrentar desafíos y establecer relaciones lógicas, entre otros, constituyéndose en uno de los núcleos de aprendizaje fundamentales.

De acuerdo con el Director Ejecutivo de la entidad, en el marco de estos desafíos se implementó el proyecto “Desarrollo del pensamiento matemático para niños y niñas de Integra”, dada la relevancia de la utilización de material concreto para favorecer el pensamiento matemático en los párvulos, cuyo presupuesto asignado fue de $725 millones.

“En las líneas de acción del proyecto se consideró la adquisición de material didáctico seleccionado especialmente para favorecer los distintos objetivos de aprendizaje y sus contenidos matemáticos. Gracias a este proyecto, durante dos años consecutivos se implementó en cada una de las más de 4 mil aulas, un set con diversos materiales didácticos, con sus respectivas orientaciones de uso. Esto con la finalidad de aportar en las buenas prácticas pedagógicas”, afirma Ready.

Y agrega: “Hoy el proyecto se sigue fortaleciendo, a través de los distintos materiales que forman parte del Plan de Educación a Distancia y que se están haciendo llegar a los hogares de los niños y niñas”.

Primera Dama destaca estudio sobre efectos de la pandemia en niños/as y sus familias

En el marco del Covid-19 y pensando en los niños y niñas que forman parte de la institución creada hace 30 años, Fundación Integra realizó un estudio sobre los Efectos de la pandemia en niños/as, sus familias y equipos educativos, que estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Educación de la entidad y contó con el apoyo del área de Gestión del Conocimiento. La muestra se realizó a través de entrevistas telefónicas a 4.201 familias de la institución distribuidas a lo largo de todo el país y fue ejecutado por la Pontificia Universidad Católica de Chile en diciembre pasado.

Cecilia Morel, Primera Dama de la República y presidenta de Integra, valoró la iniciativa efectuada por la institución cuyo objetivo principal fue conocer la situación de los niños, niñas y sus familias, así como de los equipos educativos regionales y nacionales, durante la pandemia.

“Era muy importante saber cómo estaban nuestras familias, contar con información sobre la experiencia educativa desarrollada en el contexto de emergencia sanitaria por los equipos educativos de Fundación Integra, y, a la vez, identificar desafíos para el retorno seguro a las salas cuna y jardines infantiles”, dice.

Y agrega: “El estudio nos mostró el importante rol de la mujer durante este periodo y destacó el alto compromiso de las familias con la educación de sus hijos e hijas, quienes además valoraron positivamente el esfuerzo de los equipos educativos para compartir actividades que pudieran realizar en casa. Son noticias que nos dan gran satisfacción”.

Según la dirección de Educación de Fundación Integra resultaba fundamental contar con información que permitiera tomar decisiones para favorecer el proceso educativo de los niños y niñas en Integra.

Familia_Migrante-1

Alicia Berríos, coordinadora de políticas y proyectos educativos de la entidad señala que “por ese motivo nos propusimos comprender la situación de ellos/as, sus familias, equipos educativos y regionales en el marco de la emergencia sanitaria. Esta información nos permitió proyectar el proceso educativo 2021 y desarrollar estrategias y recursos educativos de forma pertinente y oportuna”, menciona.

Uno de los resultados relevantes que entregó el estudio fue que, durante la pandemia, las mujeres han sido las principales cuidadoras de los niños/as y aunque perciben que la emergencia sanitaria ha empeorado su situación económica, laboral y su salud mental, les ha brindado más oportunidades para interactuar con sus niños/as, aumentado las horas dedicadas a su cuidado y para hacer actividades en conjunto, como leer o jugar.

Al pensar directamente en los niños/as, los entrevistados dan cuenta que los principales cambios se concentran en el aumento de sus ganas de jugar y la disminución de su paciencia. Un 87% cuenta con un espacio para que los niños/as puedan jugar y la mayoría lo utiliza diariamente.

En tanto, las familias se comprometieron a realizar las actividades enviadas desde el jardín infantil, dedicando mayoritariamente dos o tres días a la semana para realizarlas. Además, un 95% alude a que las actividades les ayudaron a involucrarse en el proceso de aprendizaje y compartir más tiempo con los niños/as.

“Este período ha sido difícil para todos, sin embargo, hemos visto que las familias han demostrado un gran compromiso con los niños/as y su aprendizaje. Estos resultados nos llevan a pensar que, si bien el mayor contacto de los niños con su familia es positivo y ayuda al fortalecimiento del vínculo, es fundamental que continuemos proporcionando a las familias recursos de apoyo al aprendizaje de niños y niñas, así como estrategias para potenciar su rol de primeros educadores”, dice Berríos.

Familias (13)

El 2020, año marcado por las cuarentenas y el distanciamiento físico, las familias valoraron positivamente el rol de los jardines infantiles y el esfuerzo de los equipos para mantener un contacto permanente, compartir información relevante y actividades a realizar con los niños/as en el hogar. Un 96% de los entrevistados recibió al menos una vez, materiales como lápices, cartulinas y plastilina. Sobre un 80% de las familias evaluaron con nota 6 o 7 el apoyo recibido desde el jardín infantil durante la pandemia.

“A través de este estudio hemos podido constatar la importancia que tiene para las familias el jardín infantil como un núcleo de apoyo. Saber que, a pesar de las dificultades, los equipos pudieron dar continuidad al proceso educativo y que el 84% de las familias valore positivamente el apoyo recibido durante esta pandemia, es muy importante para nuestra institución”, afirma la coordinadora de políticas y proyectos educativos de la fundación.

Tecnología como apoyo

De acuerdo con Marcela Fontecilla, directora de Educación de Fundación Integra, para dar continuidad al proceso educativo de los niños(as) era necesario recurrir a diversas estrategias on line. Por lo tanto, era fundamental conocer el acceso que tenían las familias a las tecnologías de la información.

Al respecto, el estudio da cuenta que sobre un 90% de las familias contaba con conexión a Internet propia, lo que permitió que pudiesen recibir la información y las actividades educativas enviadas por Ia entidad, además de mantener comunicación constante con los equipos.

Cabe señalar que, a pesar que para efectos del plan educativo a distancia es importante contar con acceso a medios tecnológicos, las actividades educativas para los párvulos requieren su participación activa: jugar, moverse y explorar es indispensable. Por ello, se intencionó que todas las actividades enviadas pudieran realizarse con las familias con materiales sencillos y cotidianos, en el contexto de las actividades habituales que se realizan en el hogar.

“A partir de los resultados de este estudio hemos podido anticiparnos y planificar el proceso educativo 2021 considerando diversas estrategias y recursos. Esto con el fin de desarrollar un proceso más robusto, que permita a todos los niños y niñas de Fundación Integra aprender de acuerdo a sus características de desarrollo y aprendizaje, considerando el contexto de crisis sanitaria”, concluye Fontecilla.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

Retorno a salas cunas y jardines infantiles 2021

Este año el ingreso a la educación parvularia, sin duda será diferente a periodos anteriores, considerando que durante casi un año hemos vivido bajo los efectos de la pandemia por covid-19. El impacto que implica para el niño/a este retorno se relaciona, por una parte, con volver a adaptarse a una rutina conocida o nueva, al mismo tiempo que indica dejar atrás la cotidianidad que han estado experimentando durante todo el periodo de confinamiento y suspensión de actividades de jardines infantiles y salas cuna.

De acuerdo con Rodrigo Cordero, psicólogo del servicio de Fonoinfancia, de Fundación Integra, todos los años se viven procesos de adaptación, luego del receso que existe en el periodo de vacaciones, “sin embargo, la particularidad que tiene este ingreso, es precisamente el largo periodo que se ha suspendido la asistencia presencial a jardines infantiles y salas cunas, debido a la crisis sanitaria”, dice.

El tomar medidas para el regreso, permitirá que niños y niñas puedan prepararse para ese momento, y a los adultos poder observar qué se despierta en ellos/as con este proceso.

La afectación que pueda tener en niños y niñas este periodo, puede asociarse con diversos ámbitos del desarrollo, ya que ellos/as podrían manifestar reacciones en relación a la etapa en que se encuentren. “El mundo adulto tiene el desafío de prestar atención a dichas manifestaciones, para entender dónde se originan y así puedan acompañarlos/as. La idea es que ellos/as puedan verbalizar lo que sienten o experimentan”, explica.

Para evitar que los cambios de este periodo afecten las emociones, el desarrollo y el aprendizaje de los niños y niñas, el psicólogo experto en infancia indica que es importante regular ciertas expectativas, ya que todo periodo de adaptación implica que se afecten los ámbitos propios del desarrollo, como alimentación, sueño, motricidad, lenguaje, control de esfínter, entre otros, así como las emociones y el aprendizaje.

retorno_seguro_jardin_infantil_gal_2

“Pensar que se puede impedir que no les suceda nada a los niños/as, puede ser una demanda muy grande para padres, madres y cuidadores/as. La gran diferencia que podemos marcar es acompañar las afectaciones de los niños y niñas, para que puedan ser contenidas con respuestas sensibles y oportunas y favorecer el tránsito que implica un periodo de adaptación”, menciona.

Y agrega: “Cuando nos referimos a respuestas sensibles son las que atienden a las necesidades particulares del niño o niña, de sus intereses, de cómo vive, siente y entiende lo que sucede en su entorno. Mientras que las respuestas oportunas, son aquellas que son atendidas en el momento en que el adulto/a percibe que algo está sucediendo con el niño/a y no a posteriori”.

Medidas para el regreso

El retorno al jardín infantil o sala cuna es un hito importante dentro de la vida de niños y niñas, que en este escenario se ha visto altamente interferido por el contexto sanitario. El tomar medidas para el regreso, permitirá que niños y niñas puedan prepararse para ese momento, y a los adultos poder observar qué se despierta en ellos/as con este proceso.

“Por una parte, el proceso de adaptación no es único y exclusivo para los niños o niñas. Por ello, es importante que podamos visibilizar que también es un proceso para los adultos, quienes se pueden sentir afectados cuando su hijo o hija vuelva al jardín infantil o sala cuna. Esto mediará en el proceso de adaptación, pudiendo establecerse como una posible interferencia, al momento de considerar los diversos ámbitos, relativos al retorno al jardín infantil y sala cuna”, advierte Cordero.

Según Rodrigo Cordera, especialista en infancia, el tener una postura flexible dentro de este proceso también se convertirá en un aporte, entendiendo que el retomar una rutina que se ha dejado de lado por tanto tiempo, será un desafío.

Para el psicólogo de Foninfancia, el reconocer amorosamente qué es lo que le sucede al adulto con el periodo de adaptación, le permitirá identificar que es parte de su proceso y así determinar cómo hacerse cargo de aquello y no verlo, sin darse cuenta, como si fuese un problema de su hijo o hija. “De esta manera, podrá mirar, entender e interpretar lo que le suceda al niño o niña con esta etapa, pudiendo pensar en respuestas sensibles que los/as contengan y acompañen”, explica.

Y agrega: “El considerar que niños y niñas son los/as protagonistas de este proceso y que serán ellos y ellas quienes finalmente nos mostrarán qué van a ir necesitando, de qué manera y en qué momento, se puede considerar como las grandes pautas que orienten, dentro de este periodo, a padres, madres, cuidadores/as para acompañar a niños y niñas en la diversidad de requerimientos emocionales que pudiesen presentar”.

Para lograr este contexto, Cordero señala que se puede invitar a padres, madres y cuidadores/as a estar atentos a observar algo distinto o poco habitual en sus hijos o hijas. “Por ejemplo, si ven que ellos/as se encuentran irritables, deberíamos preguntarnos a qué se deberá esa irritabilidad, qué le puede estar afectando, qué es lo que puede estar comunicando, qué necesidad existe ahí. El hecho de detenerse a pensar en ello, permitirá tener una aproximación respetuosa y una respuesta sensible centrada en la singularidad de ese niño o niña”, indica.

Proceso de acompañamiento

Una manera de acompañar a los niños/as en esta transición es anticiparse al proceso de reingreso. Un punto fundamental es explicarles qué, cómo y cuándo sucederá, dejando espacios para que ellos y ellas puedan compartir y resolver las inquietudes que tengan y, de este modo, validar y contener lo que les pueda pasar con este proceso.

“Es en el ejercicio de anticipación, donde hay que comenzar a adaptar ciertas rutinas, como el horario de ir a dormir o de comer, que les permita tener una sintonía con el retorno al jardín infantil y sala cuna. Esto favorecerá que niños y niñas retomen ritmos y tiempos”, dice el psicólogo.

Según el especialista en infancia, el tener una postura flexible dentro de este proceso también se convertirá en un aporte, entendiendo que el retomar una rutina que se ha dejado de lado por tanto tiempo, será un desafío. “Por ejemplo, si el niño o niña desea ocupar un bolso o mochila para llevar sus cosas, distinto al usual, y es factible que se utilice, el flexibilizar y atender a esa demanda favorecerá la compañía que se pueda prestar en esta transición”, menciona.

Los espacios de conversación son otra forma de acompañar dicha transición. Cordero señala que es importante tener momentos en donde podamos hablar con los niños y niñas de lo que implica el retorno y no tan solo para acoger inquietudes, miedos o preocupaciones, sino también abordar desde otras perspectivas este proceso. “La idea es conversar con los niños y niñas respecto a cómo se imaginan lo que será volver a ese espacio, el encuentro con el equipo educativo, con sus amigos y amigas, cómo serán las actividades que realizarán y qué les gustaría aprender, pudiendo identificar junto a ellos/as los aspectos positivos del regreso”, menciona.

Por último, el psicólogo de Fonoinfancia señala otro aspecto relevante a considerar en este periodo que es la alianza que pueden establecer padres, madres, cuidadores/as con los equipos educativos de los jardines infantiles y sala cuna, para mirar conjuntamente la vivencia que está teniendo el niño/a en el retorno al jardín, fortaleciendo una comunicación que permita construir una relación de colaboración y reciprocidad con el jardín, “lo que sin duda, contribuirá al bienestar de niños y niñas y hará este proceso de adaptación más amable”, afirma.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 90 mil niños y niñas en todo Chile.

Subsecretaria de Educación Parvularia visita Sala Cuna y Jardín Infantil Antu Kuyén

Conocer en terreno cómo se preparan los equipos de los jardines infantiles con miras al retorno a la actividad presencial fue el objetivo de la visita que realizó la subsecretaria de Educación Parvularia, María Jesús Honorato, al jardín infantil Antu Kuyén en Quinta Normal.

La Subsecretaria recorrió las dependencias del establecimiento educativo junto con el director ejecutivo de Fundación Integra, José Manuel Ready; la directora regional Metropolitana Norponiente, Marcela González Bustos y la directora del jardín infantil, María Victoria Toledo, tras lo cual saludó al equipo de trabajadoras quienes se encontraban revisando la actualización de los protocolos que aplican para la reapertura.

“El balance es muy positivo: la próxima semana abrimos los jardines en un retorno que es flexible, voluntario y para el cual ya estamos preparados. El jardín infantil y la sala cuna son un lugar protector y lleno de experiencias de aprendizaje, por lo que esperamos compensar que el encierro sin interacción gracias al trabajo y capacidades de nuestras educadoras y técnicos que pueden potenciar a niñas y niños” destacó la Subsecretaria.

“Estamos transformando la Fundación para atender de manera mixta, lo que ha significado un tremendo esfuerzo de los equipos educativos, también hemos trabajado desde el año pasado adecuendo los protocolos a la realidad sanitaria actual” destacó el director ejecutivo, José Manuel Ready.

En la visita participaron también tres apoderadas, quienes destacaron las medidas de protección que ha implementado el jardín infantil, los protocolos que les han sido enviados a las familias y, por supuesto, las ganas de sus hijas e hijos de retornar a su querido jardín.

“Mi hija cada vez que pasa por fuera del jardín me pide que quiere volver, así es que ahora está entusiasmada con el retorno. Me parece que las tías han tomado todas las medidas para el cuidado de nuestros hijos y sabemos de los protocolos con las que serán atendidos” destacó Macarena Valdebenito, apoderada del nivel Medios.

Por su parte el director ejecutivo, José Manuel Ready, destacó la preparación de los equipos de trabajadoras para generar entornos seguros.

“Estamos transformando la Fundación para atender de manera mixta, lo que ha significado un tremendo esfuerzo de los equipos para llevar adelante todos los procesos que han requerido cambios. Para ello trabajamos desde el año pasado, adecuando todos nuestros protocolos a la realidad sanitaria actual” destacó el director ejecutivo.

Por último, la directora del jardín infantil, María Victoria Toledo, subrayó el gran desafío que implica la reapertura, en la que esperan propiciar el cuidado a través del juego.

“Las niñas y niños han estado encerrados mucho tiempo y la idea es que vuelvan a su jardín. La Fundación elaboró un protocolo desde el año pasado, los cuales se han retomado este año. Estamos buscando estrategias para abordar de la mejor manera posible el reencuentro con nuestras niñas y niños” expresó.

Fundación Integra y Fundación Liderazgo Chile firman convenio

El objetivo del convenio firmado entre Fundación Integra y Fundación Liderazgo Chile FLICH es generar las instancias formativas y de acompañamiento, fomentando la educación emocional de las personas, generando climas favorables al interior de las instituciones, para la formación y transformación integral del ser humano.

Las actividades formativas contempladas para este año y con las que las trabajadoras y trabajadores de Integra se verán favorecidas son el diplomado en Educación Emocional y una serie de cursos sobre desarrollo de conciencia emocional del docente, gestión emocional en la comunidad escolar, estrategias para convivir en momentos de cambio, herramientas lúdicas de integración cerebral, entre otras.

El director ejecutivo de Fundación Integra, José Manuel Ready Salamé, tras la firma de este convenio recalcó que “para nosotros como institución, es sumamente importante poder contar con la ayuda experta en estas materias y que nuestros equipos educativos adquieran aún más herramientas en educación socioemocional, elemento vital para dar educación parvularia de calidad. Agradecemos el apoyo de FLICH que desarrollara una serie de capacitaciones, ya que nos permite ir acortando esta brecha que tenemos en esta índole”.

Este convenio se enmarca en un proceso de gestión de la mesa AprendeS de Fundación Integra quienes, una vez finalizado las actividades programadas para este año, evaluarán y planificarán la hoja de ruta para los próximos años.

En esa línea el director ejecutivo de Fundación Liderazgo Chile, Arnaldo Canales, señaló que “nuestro objetivo es aportar, desde la sociedad civil y con nuestra experticia, a la primera infancia y a su proceso formativo, por lo que estamos orgullosos de ser parte de este hito y de concretar este anhelo, a través de este trabajo colaborativo con Integra”.

Canales añadió que para FLICH es sumamente importante la entrega de herramientas socioemocionales en todos los niveles, “pues estamos seguros que la educación emocional es parte esencial en el aprendizaje de un ser humano íntegro. Por lo que poder colaborar en la labor que realiza diariamente Fundación Integra, partiendo desde la primera infancia, es para nosotros un nuevo y trascendente paso en nuestro objetivo por ir construyendo una mejor sociedad”.

Finalmente, en dicha actividad además se abordó la posibilidad de pensar y diseñar en conjunto acciones, en el largo plazo, en formar equipos educativos que tengan un sello diferenciador en esta materia.

La educación de calidad y el juego siguen llegando a niños y niñas

En el marco del Programa Vacaciones en Mi Jardín Verano 2021, que debido a la pandemia solo se ha podido realizar un reducido número de establecimientos, Fundación Integra, que preside la primera dama, Cecilia Morel, se encuentra distribuyendo más de 5 mil kits con materiales para aprender y jugar, material para brindar alternativas de juegos y actividades para que los niños y niñas puedan realizar durante el periodo de vacaciones.

En dicho contexto, este jueves 4 de febrero en el jardín infantil Libertad, se entregaron 155 kits a los apoderados de los niños/as que acuden a este establecimiento educativo, que pertenece a la Dirección Regional Metropolitana Norponiente de Fundación Integra.

Según Raquel Cornejo, directora del establecimiento y quien lleva más de 19 años en la fundación, este jueves entregaron 59 kits para salas cuna y 96 para niños y niñas de nivel medio menor y medio mayor. “Desde la semana pasada comenzamos a comunicarnos con los apoderados, para que hoy vinieran a buscar este material y su respuesta ha sido positiva, ellos están muy contentos por la entrega del kits”, comenta.

Y agrega: “el kits incluye material diversificado que les permite a los niños/as desarrollar actividades de pintura con acuarela o hacer trabajos con plasticina, lápices y también incorpora bloqueador solar y materiales de higiene como alcohol gel y cepillo con pasta de dientes. Consideramos que es una excelente iniciativa para que los niños/as puedan realizar en su casa junto a su familia”.

Los más de 5 mil kits con materiales para aprender y jugar han sido entregados a las familias de los niños y niñas que fueron participantes del programa Vacaciones en mi Jardín del año 2019 y 2020 y que siguen matriculados en los establecimientos de Integra.

“Desde la semana pasada comenzamos a comunicarnos con los apoderados, para que hoy vinieran a buscar este material y su respuesta ha sido positiva, ellos están muy contentos por la entrega del kits”, comenta.

El programa tiene como objetivo brindar a niños, niñas y sus familias una alternativa de atención durante el periodo estival centrada en el bienestar y cuidado de los niños/as, mediante propuestas de actividades lúdicas y recreativas.

 

 

Primera Dama supervisa reapertura de jardines infantiles de Integra

 

Primera Dama supervisa proceso de reapertura de jardines infantiles de Fundación Integra a lo largo del país La primera dama y presidenta de Fundación Integra, Cecilia Morel, junto al director ejecutivo de Integra, José Manuel Ready, visitaron el Jardín Infantil “Pirquén”, en la comuna de Pirque, el cual retornó a sus actividades tras meses cerrado por la pandemia del Covid 19. El establecimiento cuenta con 76 niños, de los cuales alrededor de 10 están asistiendo al jardín.

Este es uno de los 57 establecimientos de la institución que ya han abierto sus puertas y se están preparando o ya atendiendo a los niños y niñas.

Un requisito para iniciar este proceso es que la comuna se encuentre en Paso 4 (Apertura Inicial) y la Fundación ha establecido un sistema gradual, comenzando las actividades con los equipos que se capacitan en todos los nuevos protocolos e instructivos de higiene, seguridad y adaptación de la planificación académica para luego de dos semanas recibir a niños y niñas.

gal2_reapertura_cecilia_morel_27112020
Para reapertura de establecimientos se ha establecido un aforo máximo de 10 a 14 niños y niñas por salas, con rutinas que impidan el contacto entre los grupos.

 

La primera dama valoró el compromiso y esfuerzo de los equipos educativos que durante todo el año han estado acompañando a los niños y sus familias elaborando material para evitar la interrupción en sus procesos de aprendizaje. “Pese a la pandemia y haber tenido todos los jardines infantiles y salas cuna, cada semana se entregó cartillas y elementos lúdicos para que los niños y niñas mantuvieran su desarrollo y el contacto con sus educadoras”, explicó.

“El retorno de los niños y niñas es gradual y con todas las medidas de seguridad, iniciándose con los grupos de mayor edad, alrededor de los 4 años, con atención media jornada (08:30 a 12:30 horas), que incluye la entrega de desayuno y almuerzo”, añadió la primera dama.

Asimismo, se continuará con la entrega de canastas de alimentos por parte de Junaeb para todos los niveles hasta que no se retome la actividad normal en el establecimiento.

El director ejecutivo de la Fundación Integra, José Manuel Ready, aseguró que la prioridad es la seguridad y bienestar de los niños y niñas y del equipo educativo.

El ingreso de los siguientes niveles se irá evaluando paulatinamente acorde con la evolución de la situación sanitaria y el resultado de las primeras semanas de actividades.

La institución ha diseñado estrictos protocolos de seguridad acorde con los lineamientos de los ministerios de Salud y de Educación para cuidar la salud y bienestar de los equipos educativos y niños y niñas. Las principales medidas son informadas a los apoderados antes del inicio de actividades para que puedan decidir de manera informada si quieren que sus hijos e hijas asistan al establecimiento.

Entre las medidas más importantes se considera el control de temperatura al acceso, impidiendo que adulto o niño con temperatura sobre 37,8°C pueda ingresar; el lavado constante de manos, uso obligatorio de mascarilla para los adultos y en el caso de los niños se dispone de este elemento para su traslado hacia y desde los hogares, según la recomendación de la Sociedad Chilena de Pediatría.

También se ha establecido un aforo máximo de 10 a 14 niños por salas, dependiendo de los metros cuadrados, con rutinas que impidan el contacto entre los grupos. Por lo mismo, se ha solicitado que solo un apoderado acompañe a su hijo o hija en la mañana y tarde para evitar las aglomeraciones, que no ingrese al establecimiento y de requerirse se considera el instaurar horarios diferidos de ingreso y salida.

El director ejecutivo de la Fundación Integra, José Manuel Ready, aseguró que la prioridad es la seguridad y bienestar de los niños y niñas y del equipo educativo. “Estamos muy contentos con el inicio de actividades porque permite que los niños y niñas puedan compartir entre ellos y fortalecer sus procesos de aprendizaje y autonomía. Nos hemos preparado, capacitando a nuestros equipos educativos en liderazgo y bienestar en situaciones de emergencia para que puedan enfrentar los desafíos que esta etapa requiere”, añadió.

Importantes mejores en infraestructura en jardines de Salamanca y La Serena

Ofrecer espacios educativos confortables y con las mejores condiciones para promover aprendizajes oportunos, pertinentes y con criterios inclusivos es uno de los principales propósitos con los cuales trabaja el equipo de Espacios Físicos Educativos, que recientemente informó el fin de las obras de mejora de infraestructura de los jardines infantiles Brisas del Valle, de Salamanca, y Arcoíris, del sector de Coquimbito, en La Serena.

Ambas obras significaron una inversión superior a los $300 millones, y su principal fin, además de continuar aportando a la calidad de los espacios, fue “poder dar cumplimiento normativo y continuar en el proceso de obtención de los Reconocimientos Oficiales por parte del Mineduc de los jardines de nuestra región”, según indicó Cristian Zúñiga, jefe de Espacios Físicos Educativos.

Javiera Adaro, Directora Regional, valoró el término el estas obras y destacó que se trata de espacios educativos “que son cómodos y pensados en los niños, que nos permiten seguir avanzando en contar con lugares que favorezcan sus aprendizajes, que puedan disfrutar tanto dentro de las salas como en los patios, que puedan jugar con seguridad y que los equipos de trabajo cuenten con espacios óptimos. Agradezco y reconozco a todas las personas que se han esforzado en poder concretar estas obras, que nos exigen máxima coordinación y cooperación”, dijo.

En el caso de Arcoíris, los trabajos consistieron en el cumplimiento de la normativa de accesibilidad universal, proyecto sanitario de acuerdo a la capacidad del establecimiento, muro cortafuego, mejora de bodegas, cocina y patio de juegos, entre otros.

Por su parte, en Brisas del Valle, las principales intervenciones fueron mejoras en patios, sombreaderos, cierre perimetral, construcción de oficinas, baño y bodega, nuevo acceso principal, reposición de puertas y ventanas, modificación en cocina, remodelación de sala de mudas y reubicación de sala de amamantamiento y primeros auxilios, entre otros.

Finalmente, Cristian Zúñiga, jefe de Espacios Físicos Educativos, sostuvo que “como equipo nos motiva mucho, estamos muy contentos porque vemos que mejora la calidad de los espacios educativos de los niños y niñas. Los jardines de Integra hoy tienen estándares muy altos en cuanto a infraestructura y eso nos pone muy orgullosos. Con estas intervenciones en Arcoíris y Brisas del Valle vemos cómo los establecimientos rejuvenecen y eso es muy motivante también para nosotros”, remató.

Educadoras de Aysén fortalecen sus competencias científicas

¿Para qué pensar?

Es el título de la charla TED de Melina Furman, una estimulante presentación que fue escogida para iniciar el quinto encuentro PIPE con educadoras de párvulos la región de Aysén. Furman es bióloga y doctora en Educación de la Universidad de Columbia, y plantea cómo las estrategias para enseñar las ciencias naturales en la mayoría de las escuelas se basan en el uso de preguntas fácticas que no invitan a niños y niñas a pensar y reflexionar.

¿Qué es una célula y cuáles son sus partes? Es tal vez una pregunta que podemos responder de memoria, sin embargo, no quiere decir que realmente hayamos comprendido el cómo las células nos ayudan a entender el funcionamiento del cuerpo humano, y por ende el desarrollo de enfermedades.

Se dice que niños y niñas son científicos desde que nacen, ya que la curiosidad y la experimentación son actitudes que utilizan de forma natural para dar sentido al mundo que los rodea. En este contexto, ¿qué estrategias se pueden utilizar para aprovechar estas habilidades?

Las educadoras de Fundación Integra que participaron de esta instancia pertenecen a los Jardines Infantiles de “Alitas Voladoras” de Balmaceda; “Los Cipreses” de Puerto Aguirre; “Mackay” de Coyhaique; “Tía Nora” de Puyuhuapi; “Rayito de Sol” de La Junta; Bahía Murta; “Los Chilcos” de Puerto Aysén; “Las Murtitas” de Bahía Murta y “Lobito Marino” de Melinka.

Durante el 5° taller de capacitación del Programa PIPE, se abordó el poder que tienen las preguntas en los procesos enseñanza y aprendizaje de las ciencias, entregando herramientas para que las educadoras conozcan las preguntas que guían la educación en ciencias basadas en indagación y aprendan a crear preguntas indagatorias para guiar el proceso de aprendizaje en primera infancia.

“El modelo indagatorio promueve el rescate de las ideas previas de niños y niñas, y a partir de estas ideas les invita a hacerse preguntas y acercarse a experiencias científicas desde lo cotidiano. A través del Programa PIPE, buscamos hacer de la ciencia un espacio entretenido, con contenido y contextualizado a su realidad, es decir, dar sentido a la ciencia a partir de sus propias experiencias, para comprender el mundo que nos rodea”, explica Marisol Barría, directora del Proyecto Asociativo Regional, PAR Explora Aysén.

La capacitación es parte de una ruta de aprendizaje diseñada con el objetivo de fortalecer las competencias científicas en equipos pedagógicos de educación parvularia, afín de llevar la ciencia a las primeras edades. Junto a este plan de formación, el Programa cuenta con una propuesta de experiencias de aprendizaje sobre plantas y animales, y entrega herramientas para que las educadoras sean capaces de lograr aprendizajes significativos en el aula, promoviendo el pensamiento científico en niños y niñas.

Durante la primera parte del encuentro se expusieron cinco tipos de preguntas indagatorias que se distinguen de las preguntas fácticas, ya que invitan a la reflexión al buscar una explicación: “¿cuál es el mejor tipo de suelo para que crezca una planta?”, “¿Por qué algunas telas crean más energía estática que otras?”, “¿cómo cambia la crema al batirla?” son algunos ejemplos de preguntas que, al ser planteadas de una forma distinta, abren una ventana para comparar objetos o condiciones, determinar causa-efecto de una situación, probar una o más explicaciones de un mismo fenómeno, observar el comportamiento de un ser vivo o una sustancia. De este modo, se llevó a cabo el desafío grupal de transformar una pregunta cualquiera en pregunta indagatoria, para compartir posteriormente los resultados y reflexionar al respecto.

Las educadoras de Fundación Integra que participaron de esta instancia pertenecen a los Jardines Infantiles de “Alitas Voladoras” de Balmaceda; “Los Cipreses” de Puerto Aguirre; “Mackay” de Coyhaique; “Tía Nora” de Puyuhuapi; “Rayito de Sol” de La Junta; Bahía Murta; “Los Chilcos” de Puerto Aysén; “Las Murtitas” de Bahía Murta y “Lobito Marino” de Melinka.

400 directoras de jardines infantiles finalizan curso de liderazgo y bienestar

Destacando el compromiso con el bienestar de los equipos, niños, niñas y sus familias y la vocación de las trabajadoras/es, el Director Ejecutivo José Manuel Ready Salamé, les agradeció y felicitó a cada una por haber sido parte de este proceso de formación en  el que “como Fundación Integra quisimos ser un apoyo para ustedes en estos difíciles días que nos han obligado a adaptarnos para poder estar más cerca de ustedes y, así también, de los niños, niñas y sus familias”

El curso “Liderazgo y bienestar emocional en tiempos de emergencia” dirigido a todas las directoras de los establecimientos de Integra y representantes de los equipos territoriales de las direcciones regionales, se dividió en tres grupos. El primer grupo inició el trabajo el 30 de junio,  y  durante 8 semanas adquirieron estrategias que permiten el autocuidado, la contención mutua y el cuidado de los equipos, potenciando un liderazgo pedagógico, distribuido y apreciativo enfocado en tiempos de emergencia como la que estamos viviendo.

Licet Castañeda, del jardín infantil y sala cuna Semillas del mañana, Región de O´Higgins destacó que “la temática del curso, las relatoría de los expertos, los recursos materiales y de lectura, y obviamente, el soporte técnico, han sido facilitadores del aprendizaje, así como también la relación y comunicación entre pares de todo el país, lo que no solo es motivador, sino que permite identificar y validar las emociones que cada uno ha experimentado en esta pandemia”.

Para Valeria Ponce, directora del jardín infantil Los Pampanitos de Antofagasta, rescató que “me di cuenta de que las emociones son fundamentales para liderar en todo momento. Hoy siento que tengo más herramientas para contener a toda la comunidad educativa que lidero, y también a mi familia y a mí misma. Hoy me doy cuenta que es muy importante cuidar a los demás y también ser cuidada”.

En estos casi dos meses, las directoras de jardines infantiles y representantes de los equipos territoriales de distintas regiones tuvieron la oportunidad de compartir  sus experiencias, conocer la diversidad de realidades que hay en los establecimientos de Fundación Integra a lo largo del país y dialogar abiertamente sobre el cuidado de sí mismas y el  de sus equipos para manejar de mejor manera el contexto actual. Asimismo, pudieron aprender y disfrutar de mindfulness, baile entretenido, yoga y cuenta cuentos, entregándoles un espacio para su propio bienestar.