“Sueño con un Chile que valore y proteja la infancia”

Marcia Olhaberry es psicóloga y licenciada en psicología de la Universidad Chile y Doctora en Psicoterapia de la Pontificia Universidad Católica de Chile y de la Universidad de Heidelberg. Actualmente, forma parte de los claustros académicos del Programa de Doctorado en Psicoterapia y del Programa de Magíster en Psicología Clínica UC. Es la representante de la Sra. Marcela Cornejo Cancino, Directora de Escuela de Psicología de la UC, en Consejo Nacional de Fundación Integra.

Como consejera, Marcia señala que puede compartir conocimientos desde su disciplina, principalmente, desde la mirada de la salud mental, el desarrollo, la parentalidad y los vínculos tempranos.

Desafíos en torno a las infancias: “Generar condiciones laborales adecuadas y de formación continua para quienes trabajan directamente con niños/as, otorgando el valor que estas labores tienen para toda la sociedad”.

 ¿Cuáles cree que son las funciones más relevantes que cumplen los consejeros y consejeras de Fundación Integra, pensando en el bienestar de niñas y niños?

El Consejo Nacional a los directivos de la Fundación Integra desde su trayectoria profesional y conocimiento basado en la evidencia. También contribuye a la toma de decisiones informadas en torno al diseño, implementación y evaluación del proyecto educativo. Otras funciones relevantes son: velar por la calidad de la educación preescolar desde una mirada integral, inclusiva y respetuosa de las necesidades infantiles y familiares; enfatizar la relevancia de las experiencias interaccionales y los contextos en que estas ocurren durante la primera infancia, y por tanto de la calidad de la educación preescolar, para el desarrollo y la salud mental infantil, así como para el retorno de la inversión que realiza el Estado (la evidencia muestra que es mayor en esta etapa que en etapas posteriores de la vida); promover en la toma de decisiones una mayor equidad y oportunidades desde la primera infancia, tanto para preescolares y sus familias como para quienes trabajan en la Fundación; contribuir a resguardar condiciones dignas de trabajo para quienes realizan labores de servicio, técnicas y profesionales en la fundación; y velar por procesos transparentes y ajustados a las necesidades de la Fundación y sus usuarios en las licitaciones y asignación de recursos.

 ¿Por qué es importante que exista el Consejo y qué valor le entrega al hecho que sea integrado por miembros con diferentes miradas (tanto del mundo académico, como representantes del Estado)?

Permite recoger miradas de la primera infancia y la educación preescolar desde distintas disciplinas, enriqueciendo la comprensión de esta etapa. Favorece, además, el diálogo entre la academia, la evidencia científica y las políticas públicas, intentando acortar la brecha entre “lo que se sabe y lo que se hace” en la educación de los/as niños/as entre 3 meses y 4 años.

“Sueño con un Chile que valore y proteja la infancia, que tome conciencia de los primeros años de vida como un “período crítico” que requiere atención y cuidados específicos”.

¿Qué importancia tiene para usted integrar este Consejo?

Lo considero una oportunidad para impactar positivamente desde el conocimiento de mi disciplina y mi trayectoria profesional, la toma de decisiones orientadas a asegurar una educación preescolar integral y de calidad para las niñas, niños y familias de menores ingresos en nuestro país.

¿Qué espera realizar como Consejo durante estos cuatro años?

Contribuir con conocimientos desde la psicología infantil y la evidencia sobre desarrollo y relaciones familiares tempranas para promover la calidad de la educación preescolar. También espero favorecer redes de colaboración entre académicos UC con experiencia en primera infancia y la Fundación.

¿Cómo sueña el Chile de las y los niños?, ¿cómo los consejeros/as y usted en particular, pueden aportar a realizar esa visión?

Sueño con un Chile que valore y proteja la infancia, que tome conciencia de los primeros años de vida como un “período crítico” que requiere atención y cuidados específicos, que logre desarrollar políticas de Estado que permitan definir objetivos a largo plazo y cambios sustantivos para los niños/as en educación, salud, calidad de vida y oportunidades, más allá de los intereses de cada gobierno durante su período de ejercicio.

Como consejera puedo compartir conocimientos desde mi disciplina, principalmente, desde la mirada de la salud mental, el desarrollo, parentalidad y los vínculos tempranos.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales desafíos hoy en día en torno a las infancias?

Entre estos desafíos, se encuentran lograr mayor igualdad de oportunidades para todos los niños/as que viven en Chile en salud, educación y derechos básicos que permitan un desarrollo saludable y la expresión de sus potencialidades. Desinstitucionalizar la infancia vulnerada, generando programas de apoyo a las familias, con familias de acogida entre otras estrategias. La evidencia muestra que la institucionalización no da buenos resultados y favorece nuevas vulneraciones.

También, considero clave brindar mayor apoyo a los cuidadores primarios durante la crianza temprana, entendiendo que durante los primeros años se construyen las bases de los años siguientes y es muy difícil criar en contextos carenciados (bajos ingresos, empleos precarios, condiciones de vida desfavorables, bajo acceso a prestaciones en salud mental entre otros). Se requiere incluir la noción de trauma y transgeneracionalidad para comprender las dificultades y fallas de madres/padres que fueron en su infancia también niños/as vulnerados, que no recibieron apoyo y no pudieron elaborar sus propias historias.

Debemos avanzar en una mayor cobertura de atenciones en salud mental y creación de prestaciones desde el nacimiento en adelante incluyendo a los cuidadores primarios. La salud mental sigue siendo uno de los aspectos que hay que resguardar en infancia, por eso tenemos que visibilizar el sufrimiento psicológico de los niños/as y generar alternativas de atención diádica y tríadica junto a sus cuidadores. Tratar tempranamente permite cambio en tiempo acotado y la prevención de problemas de salud mental y del desarrollo de otros de mayor   envergadura.

Finalmente, se requiere mayor inversión y cuidados durante el período periparto, dado que constituye un momento de alta vulnerabilidad tanto para el niño/a como para su madre y las/os cuidadores primarios, así como crear políticas de estado (a largo plazo) a favor de la protección, el cuidado y las condiciones necesarias para un desarrollo infantil saludable y generar condiciones laborales adecuadas y de formación continua para quienes trabajan directamente con niños/as, otorgando el valor que estas labores tienen para toda la sociedad.

“Una sociedad que se ocupa de sus niños y niñas es una sociedad sana”

Miguel Ángel Rozas Reyes es profesor y experto en el desarrollo de políticas públicas en la línea del mejoramiento de los aprendizajes e inclusión educativa. Desde hace dos años, es director ejecutivo del Programa Interdisciplinario de Investigaciones en Educación, PIIE, y forma parte del Consejo de Fundación Integra. Con humildad afirma que su paso por la educación ha marcado profundamente su visión del mundo.

En el pasado fue Coordinador Nacional de la Estrategia LEM (Lectura, Escritura y Matemática) y del Programa de Becas de Desarrollo de Talentos Académicos del Ministerio de Educación. Además de Coordinador Nacional del Programa Escuelas del Ministerio de Educación, por lo que conoce muy bien la forma en que surge la política pública.

A continuación, te invitamos a conocer la mirada y análisis realizado por el consejero Miguel Ángel Rozas, sobre el desafío de visibilizar las infancias y cómo su rol en el Consejo de Integra puede ser un aporte en este reto.

Tenemos el desafío de asegurar, más allá de las contingencias sanitarias, climáticas, culturales y otras, el diseño de una estrategia para que los niños y niñas tengan las oportunidades de ir constituyéndose como ciudadanos y ciudadanas

¿Cuáles cree que son las funciones más relevantes que cumplen los consejeros de Fundación Integra, pensando en el bienestar de niñas y niños?

Me parece importante y valioso que exista una instancia que acompañe a la Fundación y, particularmente, a la Dirección Ejecutiva, que es quien tiene que llevar a cabo las iniciativas, proyectos y programas. En este sentido, hay una fuerza y energía en el Consejo que se suma a lo que se hace cotidianamente.

Otra de las funciones que destaco es asesorar en el proceso de toma de decisiones. Es decir, que estas siempre tengan norte o foco en ofrecer lo mejor para niños y niñas, en los programas educativos, pedagógicos, gestión institucional, infraestructura y otras áreas de desarrollo de la Fundación.

¿Por qué es importante que exista el consejo y qué valor le entrega al hecho que sea integrado por miembros con diferentes miradas (tanto del mundo académico, como representantes del Estado)? (más allá de un tema legal)

Es bueno y positivo incorporar una mirada externa, porque muchas veces los árboles no nos dejan ver el bosque. La posibilidad de tener una mirada en perspectiva, más de largo plazo, más integral, más estratégica, a veces se ve nublada por el día a día, por resolver las urgencias o emergencias.

Valoro el hecho de tener una mirada crítica, en el sentido de hacerse las preguntas que son necesarias para poder ir mejorando, para ir haciendo una labor más efectiva que acompañe al logro de los propósitos de la Fundación.

Es importante ir analizando cómo somos capaces de interrogar y hacer preguntas inteligentes, para identificar problemas, cualificarlos y apoyar en la solución.

Si uno pudiera hacer una pirámide, entendiendo por la cúspide de la pirámide a quienes están más visibles, serían primero los hombres adultos, después los hombres jóvenes, las mujeres adultas y jóvenes, luego la tercera edad y finalmente los niños y niñas.

¿Qué importancia tiene para usted integrar este Consejo?

Yo asumí hace dos años mi función en el PIIE, y me encontré con esta labor de consejero que, debo reconocer, que me encantó.

En este punto, me quiero permitir una reflexión personal: creo que una sociedad que se ocupa preferentemente, de manera prolija de sus niños, niñas y de sus jóvenes y por supuesto de la educación, es una sociedad que está sana, es una sociedad que tiene horizontes, es una sociedad que puede pensar en el hoy, pero también puede pensar hacia adelante, hacia el mañana y preguntarse qué queremos construir.

En este sentido, ser parte del Consejo de Fundación Integra -que tiene como propósito ofrecer a la comunidad un servicio para niños y niñas en etapa inicial-, me parece que es muy consonante con lo que he dicho anteriormente.

Hay también una convicción de mi parte de incidir en el escenario actual. Nos quejamos mucho en Chile de lo mal que está la educación y usamos como parámetros las pruebas estandarizadas, como el Simce o resultados de pruebas estandarizadas en las que Chile participa a nivel internacional, vemos los resultados y decimos que estamos mal. Pero hay una inversión económica en primera infancia, que muchas veces dejamos de lado. Probablemente, todas esas deficiencias en educación podrían superarse si tuviéramos una educación de calidad en primera infancia.

Ser consejero de una institución que se dedica a trabajar en infancia es un privilegio y tengo la convicción profunda de que, si hacemos un buen trabajo en primera infancia, tendríamos que dejar de preocuparnos de las pruebas estandarizadas. Nos ha costado en Chile, apropiarnos de aquello. Hago aquí una referencia al Presidente Gabriel Boric, porque él hizo algo que no hacemos normalmente los adultos, que es nombrar a los niños y niñas, ya nombrarlos es un avance importante, porque están ausentes de todo, de los discursos políticos, de la inversión pública y privada.

¿Qué espera realizar como Consejero durante estos cuatro años?

Creo que hay una cuestión en la que a mí me parecería muy interesante avanzar, que tiene que ver con cómo la Fundación mejora su quehacer. Por ejemplo, en el tema de la asistencia de los niños y niñas durante el período de invierno, cuando existe un alto índice de enfermedades respiratorias. La pregunta que tenemos que hacernos es cómo suplir esta situación, lo más probable es que no tengamos presencialidad, pero tenemos que ver la manera de asistir a los niños y niñas, ver cómo les seguimos ofreciendo un espacio educativo de calidad, que es fundamental para su socialización, crecimiento, aprendizaje, para su vinculación con el mundo y su descubrimiento del mismo. En definitiva, para su constitución, desde que están en el vientre, como ciudadanos y ciudadanas con todos los derechos y todo lo que ello implica.

Tenemos el desafío de asegurar, más allá de las contingencias sanitarias, climáticas, culturales y otras, el diseño de una estrategia para que los niños y niñas tengan las oportunidades de ir constituyéndose como ciudadanos y ciudadanas. Hay que ver cómo incorporamos a las familias en ese desafío y creo que la experiencia de la pandemia nos puede ayudar, por ejemplo, retomando las experiencias con los niveles medios, intermedios y los primeros niveles de educación básica. Aunque está claro que esto supone una preparación adicional de los equipos educativos.

Una de las prácticas que no son tan usuales en educación, pero que la Fundación realiza, es mirar las políticas públicas desde una mirada interdisciplinaria: si no nos vinculamos con otros, con las áreas de deportes, cultura, salud, no hay una educación integral.

¿Cómo sueña el Chile de las y los niños?, ¿cómo los consejeros y usted en particular pueden aportar a realizar esa visión?

Si uno pudiera hacer una pirámide, entendiendo por la cúspide de la pirámide a quienes están más visibles, serían primero los hombres adultos, después los hombres jóvenes, las mujeres adultas y jóvenes, luego la tercera edad y finalmente los niños y niñas.

Yo sueño un país donde los niños estén presentes. El Presidente Boric los ha puesto en el centro, ya que se relaciona, se vincula y habla con ellos, y esas acciones hacen que ese sueño sea hoy posible. Sueño un país y una fundación con los niños y niñas visibles, que estén en la cúspide de la pirámide.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales desafíos hoy en día en torno a la infancia?

En la última reunión con la Directora Ejecutiva, ella nos planteó un desafío: que las políticas públicas consideren la participación. En educación existe una idea bien enraizada, en que solo unos pocos saben de educación, pero mucha evidencia e investigación demuestra que eso no es así. Hay planteamientos teóricos notables, como los de Paulo Freire, en ese contexto es importante la participación de los actores, en los distintos niveles, en lo pedagógico, en lo institucional. Sería lindo que hubiera niños y niñas participando de los procesos, con su voz.

¿Cuál cree Ud. que es su principal aporte, desde su experiencia o quehacer, al Consejo de Fundación Integra? ¿Qué lo motiva a ser parte de este equipo?

Mi aporte es ser un “Pepe Grillo”, cuestionar la obviedad. Afortunadamente, en este Consejo hay hartos “Pepe Grillo” que cuestionamos la obviedad. Por ejemplo, algo tan fundamental para los niños y niñas como el horario y la jornada escolar están pensados en función de las necesidades y los tiempos de los adultos.

Yo trabajé varios años en el Ministerio de Educación y cada vez que pensábamos y diseñábamos la política, yo planteaba la necesidad de tener siempre presente la voz de los niños. En ese momento, la respuesta siempre era la misma, obvio que es por los niños, pero muchas veces la obviedad no lo es tanto, hay que explicitar lo que hacemos y por quién lo hacemos.

Cuando estamos pensando en formar y capacitar a los profesores, cómo hacemos que ese aprendizaje sea en beneficio de las y los niños.

¿Existe algún gran tema “olvidado” relacionado con la infancia, que considere oportuno develar?

La visibilidad. En términos de cómo se mediatiza el discurso, en la participación de los niños y cuidadores, en ese sentido hay que avanzar.

¿Pero cómo se hace realidad ese discurso?, se pregunta Miguel Ángel, “en las formas de organizar las prácticas, esos son los desafíos en el aula. La educación es para toda la vida y en el caso de los niños debe tener un foco puesto en sus necesidades e intereses. Por qué todos los niños van a tener que aprender al mismo tiempo y los mismos contenidos, porque no mejor que aprendan en función de sus intereses y luego los adultos gradúan.

Creo que hay una mezquindad y un desprecio hacia los niños. Algunos se preguntan: ¿Cómo vamos a hacer política con los niños, cuando la política la hacen los adultos?, ¿cómo vamos a promover la participación si la misma Constitución dice que los ciudadanos son mayores de 18 años?, ¿qué queda para los niños que asisten a la sala cuna y jardín infantil?

Fundación Integra se suma al Programa “Embajadores de Seguridad Vial”

Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte de niños/as de 1 a 14 años fuera de casa. Según datos de Carabineros de Chile, cerca de 1.000 niños, niñas y adolescentes fallecieron y casi 67.000 resultaron lesionados por este motivo, en los últimos 10 años.

Buscando revertir esta triste realidad a partir del fortalecimiento de una cultura del autocuidado en niños, niñas y sus familias en las calles, es que nos sumamos como Fundación al Programa “Embajadores de Seguridad Vial” de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), en alianza con la Subsecretaría de Educación Parvularia.

Entre las diversas actividades que incluye el programa figura el cuentacuentos “La ciudad de las hormigas” en modo kamishibai o “teatro de papel”, que de manera lúdica y dinámica invita a los niños y niñas de entre 3 y 5 años a conocer y fortalecer su aprendizaje de buenas prácticas en las calles. Y así sucedió esta mañana en el jardín infantil Las Vizcachitas, de Puente Alto, donde los niños y niñas de niveles Transición y Medio Mayor disfrutaron y participaron activamente del cuento narrado por la actriz y educadora artística, Javiera Reyes, y en compañía de sus educadoras, diversas autoridades de Integra, de Conaset y de la Municipalidad de Puente Alto.

Para Carlos González, director nacional de Promoción y Protección de la Infancia de Fundación Integra, “a partir de esta alianza estratégica con Conaset y la Subsecretaría de Educación Parvularia queremos avanzar en una dimensión clave del bienestar de niños y niñas, como es la seguridad vial, y qué mejor que hacerlo con experiencias como esta, en que ellas y ellos participan, se divierten mucho y sobre todo aprenden, por ejemplo, a conocer y respetar el rojo, el amarillo y el verde del semáforo”.

Ser responsables en las vías, empáticos con otras personas que se mueven en la ciudad, y adoptar una conducta de autocuidado permanente en el tránsito, son algunos de los aspectos centrales del  programa. Para Karina Muñoz, Secretaria Ejecutiva de Conaset, no hay tiempo que perder en este importante propósito: “La experiencia internacional ha demostrado que educar a los niños y niñas en seguridad vial desde temprana edad, contribuye a formar adultos muchos más conscientes y responsables en las vías y por eso estamos aquí, en el jardín infantil Las Vizcachitas, y queremos llegar a muchas otras comunidades educativas, porque estos pequeños y pequeñas son nuestros futuros conductores, peatones y ciclistas”.

El Programa “Embajadores de Seguridad Vial” es financiado por Gobierno Regional Metropolitano de Santiago (GORE) y busca ser un aporte sustancial en la formación de las nuevas generaciones respecto de una cultura preventiva y de convivencia armónica entre todos los modos de transporte en el espacio vial, a través de intervenciones educativas en jardines, escuelas y liceos con materiales didácticos y capacitaciones a docentes.

“Es importante desarrollar política pública considerando a niñas y niños”

La vida profesional de Viviana Castillo ha estado ligada a la educación. Desde ahí, sostiene que puede aportar al Consejo de Fundación Integra con una visión de articulación de la política educativa, que apunta a garantizar trayectorias formativas que contribuyen al derecho a la educación de niñas, niños, jóvenes y adultos a lo largo de la vida. “También puedo aportar en el fortalecimiento de las definiciones curriculares, evaluativas y didácticas que se adecúen a las necesidades de la educación de niñas y niños, relevando aspectos clave como el juego, los diferentes lenguajes, la interculturalidad y la inclusión como ejes centrales de las propuestas formativas para las infancias”, afirma.

¿Qué importancia tiene para usted integrar este Consejo?

Como Coordinadora Nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación del Ministerio de Educación, me es muy importante integrar este Consejo para avanzar en justicia educativa, que nos permita disminuir las desigualdades en la educación de la primera infancia y relevar la importancia de que niñas y niños se encuentren siempre en el centro de las políticas educativas.

“Un desafío importante es que niñas y niños cuenten con espacios que les permitan un desarrollo pleno y el ejercicio de sus derechos en el presente y no solo como proyección en el futuro”, sostiene Viviana Castillo.

¿Qué espera realizar como Consejo durante estos cuatro años?

Espero que, a lo largo de estos cuatro años, podamos contribuir en fortalecer la educación parvularia, entendiendo que  es fundamental para el pleno desarrollo de niñas y niños y para la proyección de sus trayectorias educativas. Espero también colaborar a que se establezcan metas claras, se potencie el aprendizaje integral y de calidad para los niños y niñas de mayor vulnerabilidad social de nuestro país, así como de seguir avanzando en ampliar la cobertura de la educación inicial.

¿Cómo sueña el Chile de las y los niños?, ¿cómo los consejeros/as y usted en particular, pueden aportar a realizar esa visión?

Como un Chile que valore, promueva y respete los derechos de niñas y niños, que les brinde espacios de participación real y en que se puedan garantizar entornos seguros y libres de violencia que posibiliten la convivencia y el pleno desarrollo de las infancias.

Desde el Consejo de Integra podemos aportar a generar espacios de esta riqueza en la educación infantil, favoreciendo las condiciones para que niñas y niños tengan experiencias educativas de encuentro con otras personas de distintas edades y culturas, que exploren nuevos conocimientos, descubran formas de expresar sus ideas y sean tratados como sujetos capaces de aprender y producir sentidos, como sujetos de derecho, con voz y capacidad de decisión en el marco de su autonomía progresiva.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales desafíos hoy en día en torno a las infancias?

Un desafío importante es que niñas y niños cuenten con espacios que les permitan un desarrollo pleno y el ejercicio de sus derechos en el presente y no solo como proyección en el futuro. En el ámbito de la educación, esos objetivos deben ser garantizados e  integrar el horizonte formativo de cada experiencia de aprendizaje que se les ofrece.

En la misma línea, otro desafío relevante es el reconocimiento efectivo de que las niñas y los niños tienen voz propia y esta debe ser escuchada, implicándolos en un diálogo en donde puedan expresar su parecer y aprender a tomar decisiones de manera progresiva.

Un tercer desafío que puedo mencionar es la importancia de desarrollar política pública considerando también a niñas y niños, tanto cuando son destinatarios de la política, como cuando no lo son, pues en alguna medida, toda política pública tendrá un impacto en las infancias.

“Sueño con un Chile donde los adultos empiecen a pensar, por primera vez, en los infantes”

Felipe Lecannelier integra el Consejo de Fundación Integra en calidad de vicepresidente. Es un reconocido experto en infancia, tanto en nuestro país como en Latinoamérica. Ha dictado alrededor de 500 charlas, conferencias y seminarios en Chile y el extranjero. Actualmente, dirige dos diplomados y un postítulo sobre trauma, infancia y salud mental. Además, es autor de siete libros, de los cuales tres de ellos fueron elegidos dentro de los más vendidos del período 2019-2021, donde figuran: “El trauma oculto de la infancia”, “Volver a mirar” y “A. M. A. R. ”.

Para conocerlo un poco más, en relación a sus expectativas y los lineamientos que espera impulsar como consejero de Integra, le hicimos esta entrevista que aquí compartimos.

“La infancia ha sido sistemáticamente olvidada, negada, invisibilizada, ocultada y maltratada”, dice el consejero.

¿Cuáles cree que son las funciones más relevantes que cumplen los consejeros de Fundación Integra, pensando en el bienestar de niñas y niños?

Son variadas las funciones que se pueden cumplir, siendo las más importantes: proporcionar evidencia científica que respalda el hecho de que la educación parvularia es una de las etapas de aprendizaje más importantes y determinantes, no solo del aprendizaje sino del bienestar presente y futuro del niño/a. Además, de proponer vías de cambio hacia una educación que se centre de modo equilibrado entre el aprendizaje cognitivo y el aprendizaje socioemocional. Lo anterior se debe a que actualmente, la educación está erróneamente cargada hacia el desarrollo cognitivo en desmedro del bienestar, la educación sexual integral, la convivencia sana y la prevención de la violencia, y muchos otros temas de índole socioemocional.

También es importante considerar la revisión y propuesta de metodologías de intervención innovadoras y centradas en el bienestar y aprendizaje para la vida. Pero, sobre todo, centradas en él, para y desde los niños/as. Así como la propuesta de perfiles mejorados de las educadoras de párvulos, especialmente, los procesos de selección de las mismas (para evitar la contratación de profesionales que puedan maltratar a los infantes) y una reformulación de los principios, metodologías, estrategias y clima de la educación parvularia para los niños y su bienestar. Finalmente, debido al nivel alto de riesgo psicosocial de los infantes usuarios de los jardines Integra, es urgente la implementación de “Jardines sensibles al trauma”.

¿Por qué es importante que exista el Consejo de Fundación Integra y qué valor le entrega al hecho que sea integrado por miembros con diferentes miradas (tanto del mundo académico, como representantes del Estado)?
En un plano ideal, el Consejo debería estar compuesto de expertos que puedan ampliar, reformular y mejorar todos los aspectos relativos a la propuesta de una educación parvularia centrada en el niño.

¿Qué importancia tiene para usted integrar este Consejo?
Después de llevar más de 15 años defendiendo con argumentos e investigaciones la importancia central de la educación parvularia, me siento privilegiado de poder formar parte de este Consejo. Por ello, mis expectativas son altas, en el sentido de poder lograr los cambios urgentes que necesita la educación chilena, la cual se encuentra en un estado crítico, al ser una educación que no fomenta el aprendizaje ni el bienestar de la infancia. La educación debe dejar de ser una propuesta para los beneficios de los adultos y debe transitar a una educación para la infancia.

¿Cómo sueña el Chile de las y los niños?, ¿cómo los consejeros y usted, en particular, pueden aportar a realizar esa visión?

La infancia ha sido sistemáticamente olvidada, negada, invisibilizada, ocultada y maltratada a través de la historia humana moderna. Todo lo anterior se traduce en que hemos creado una vida para los niños/as que no respetan sus necesidades, deseos, bienestar y motivaciones. Es decir, tenemos una deuda histórica hacia la infancia. Por ende, yo sueño con un Chile donde los adultos que tienen el poder de tomar decisiones empiecen a pensar por primera vez en los infantes, y no desde su mundo adultizado. La conciencia respetuosa hacia la infancia es, desafortunadamente, una enorme dificultad para las personas que tienen el poder de volver a mirar y respetar a los niños/as.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales desafíos hoy en día en torno a la infancia?
Desde lo general a lo particular, los principales desafíos son: la sensibilización y respeto del mundo de la infancia en los adultos a cargo de la toma de decisiones, y en todo adulto a cargo del cuidado de niños. En segundo lugar, la reformulación completa de las políticas y programas de educación e intervención, al no estar la gran mayoría, basados en la evidencia y el conocimiento actualizado sobre la infancia. Por último, la cancelación de todo programa que no solo no sea respetuoso de la infancia, sino que promueva la re-traumatización de los niños, niñas y adolescentes (NNA).

-¿Cuál cree Ud. que es su principal aporte, desde su experiencia o quehacer, al Consejo de Fundación Integra?, ¿qué lo motiva a ser parte de este equipo?
Mi aporte puede estar relacionado a mi experiencia de 20 años de la realización de estudios de apego, salud mental, trauma, y desarrollo socioemocional en la etapa de la infancia temprana y edad preescolar. Asimismo, puede ser la implementación de un programa de Apego & Aprendizaje Socioemocional para la Educación Parvularia, el cual tiene 17 años, y ha sido implementado y evaluado en su impacto en Chile y otros países de Sudamérica.
Finalmente, mi aporte es hacia transitar en la incorporación de la temática del trauma en la educación parvularia, ya que los estudios muestran que Chile tiene una infancia enferma en todos los niveles, donde un alto porcentaje vive cotidianamente situaciones de sufrimiento, trauma y riesgo. Por eso, no incorporar el trauma a la educación parvularia, es como no implementar estrategias de prevención e intervención en el COVID.

¿Existe algún gran tema “olvidado” relacionado con la infancia, que considere oportuno develar?

Desafortunadamente, son demasiados los temas olvidados, ya que es la propia infancia la que ha sido sistemáticamente olvidada.

Se extiende postulación online 2022 para salas cuna y jardines infantiles

Por segundo año, Fundación Integra realizó el proceso de postulación 2022 para sus más de mil jardines infantiles y salas cuna de manera online. Esta vez, el proceso incorporó dos grandes avances para las familias: la posibilidad de realizar postulaciones familiares y la opción de efectuar la postulación de manera asistida.

Según afirma el Director Ejecutivo de Integra, José Manuel Ready, “nuestras familias evaluaron de manera muy positiva la posibilidad de postular online a todas salas cuna y los jardines infantiles de su preferencia. Y por ello, ahora incorporamos muchas de las observaciones, sugerencias y comentarios que realizaron sobre el proceso anterior, lo que en definitiva nos permite ofrecerles hoy una plataforma más simple y amigable de usar para las familias y, que se ajusta de mejor manera, a la diversidad de situaciones que se presentan”.

El proceso de postulación se realizó entre el 19 de octubre y el 30 de noviembre de 2021 para todas las regiones del país y una vez finalizado, se extendió desde el 1 hasta el 7 de diciembre de 2021. En esta ocasión, además de diversas mejoras en la usabilidad de la plataforma, se incorporaron dos importantes novedades en beneficio de las familias.

En primer término, aquellos apoderados/as que inscriban a más de un niño/a, podrán realizar postulaciones individuales de cada uno o una postulación familiar que agrupe a la totalidad de los niños/as. La nueva Postulación Familiar privilegia que los niños/as de un grupo familiar puedan ser admitidos en un mismo establecimiento. En tanto, la Postulación Individual, respeta el orden de preferencia de cada postulación de manera independiente.

Un segundo desarrollo permite que aquellas familias que no cuenten con conexión a Internet, realicen Postulación Asistida. Este proceso permitirá que las familias efectúen la postulación siendo asistidas por algún funcionario/a de Integra, a través del fono 800 540 011 o bien, realizando el proceso directamente en cualquier centro educativo de la institución. En cualquier caso, los apoderados/as podrán postular a los establecimientos que deseen, independiente del lugar en que hayan realizado el procedimiento.

“Nuestras familias evaluaron de manera muy positiva la posibilidad de postular online a todas salas cuna y los jardines infantiles de su preferencia. Y por ello, ahora incorporamos muchas de las observaciones, sugerencias y comentarios que realizaron sobre el proceso anterior (…)”, dice el director ejecutivo de Integra.

Otra novedad de esta nueva versión es que aquellas familias que requieran postular a un Traslado de establecimiento para el año 2022 de niños/as que ya son parte de algún centro de Integra, puedan realizar el proceso a través de la plataforma. Así, cuando el apoderado/a ingrese los datos del niño o niña que quiere trasladar, el sistema reconocerá que es un postulante ya matriculado y le ofrecerá postular a un traslado.

Para apoyar el proceso durante este periodo, se reforzó el sistema de atención ciudadana, ampliando las líneas telefónicas del fono 800 540 5011 e incorporando un intérprete en creol para apoyar a aquellas familias con dificultades en el idioma.

El sistema de postulación online, disponible en www.integra.cl, es uno de los avances más relevantes de la institución en el último tiempo,  ya que le permite a las familias no solo postular desde cualquier lugar con conexión a Internet, sino que les entrega en un solo lugar toda la información relevante de los establecimientos de Integra, con la que pueden postular a las salas cuna y jardines infantiles de manera automática.

Estamos acercando la educación parvularia a la comunidad para que más niños y niñas asistan a los establecimientos de Integra y sean parte de nuestro proyecto educativo, que está enfocado en que ellos y ellas aprendan jugando”, comentó Ready, al referirse a la importancia de la educación inicial en el desarrollo emocional e cognitivo de los niños.

¿Cómo funciona la postulación online?

Para postular, el apoderado/a debe completar un formulario en línea que considera el RUN del niño o niña como dato prioritario. En el caso de las familias migrantes, que aún no cuenten registro chileno, podrán postular con el IPE (Identificador Provisorio del Estudiante), o un identificador que le entregará la plataforma de Integra.

Asimismo, la plataforma de postulación online permitirá que las familias puedan inscribirse en todos los establecimientos que estimen conveniente, considerando la cercanía al hogar o lugar de trabajo, proyecto educativo, si cuenta con Reconocimiento Oficial o extensión horaria (atención de 16:30 a 19:30 horas), entre otras variables. También, podrán ordenar las salas cuna y jardines infantiles, según su preferencia para así tener más opciones de obtener una vacante.

Resultados de postulación

Los resultados de la postulación, así como los niños y niñas seleccionados estarán disponibles entre el 17 y el 21 de diciembre de 2021 en www.integra.cl, periodo en que las familias tendrán que aceptar la vacante en el centro educativo asignado o rechazarla y activar las listas de espera en los establecimientos de su preferencia. El periodo de matrícula, en tanto, se realizará presencialmente entre el 27 de diciembre y el 5 de enero de 2022 directamente en los jardines infantiles y salas cuna respectivos.

Cabe destacar, que Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Cuenta con 31 años de experiencia y es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con administración directa.

¿A qué nivel corresponde mi hijo o hija?

  • Sala Cuna Menor: 0 a 1 año.
  • Sala Cuna Mayor: 1 a 2 años (edad cumplida a marzo 20212, 1 año).
  • Nivel Medio Menor: 2 a 3 años (edad cumplida a marzo 2022, 2 años).
  • Nivel Medio Mayor: 3 a 4 años (edad cumplida a marzo 2022, 3 años).
  • Transición: 4 a 5 años (edad cumplida a marzo 2022, 4 años).

Se viene el Comparte Educación 2021

El martes 12, jueves 14 y martes 19 de octubre, a las 15:00 horas, se llevará a cabo el seminario de Fundación Integra, Comparte Educación, que al igual que el año pasado se trasmitirá de manera online a través de nuestro canal de Youtube y nuestro Facebook.

El Comparte Educación 2021 se enmarca en el proyecto “Juego y aprendo al aire libre”, cuyo propósito es gestionar el uso lúdico y educativo de los patios existentes en las salas cuna y jardines infantiles de Integra.

Contaremos con la presentación de destacados expertos:

✔️Martes 12 de octubre

“Pedagogía Verde, La magia de crecer y aprender con la Naturaleza”.
Heike Freire, referente internacional en transformación educativa y desarrollo humano en contacto con la naturaleza.

✔️Jueves 14 de octubre

“¿Cómo integrar la educación al aire libre en jardines infantiles?”
Javiera Silva Vargas y Fabiola Molina Hernández del programa Naturalizar de Fundación Ilumina.

✔️Martes 19 de octubre

“Aprender y jugar al aire libre, Resignificar los patios e impulsar un cambio cultural en los jardines infantiles”.
Marcial Hunneus, Director de Educación en Fundación Patio Vivo.

A lo largo de los tres días de seminario además se presentarán experiencias educativas de un establecimiento por cada región, con el propósito de visibilizar la gestión pedagógica que realizan los equipos educativos en torno al uso de los espacios al aire libre como un lugar de encuentro, de disfrute y de aprendizajes para niños y niñas, incentivar la actividad presencial y relevar el aire libre como un espacio privilegiado de aprendizajes y desafíos para niños, niñas, equipos pedagógicos y familias.

Descarga el programa del Comparte Educación 2021

Antecedentes

Desde 2013 Integra organiza el Comparte Educación, un seminario que se enmarca dentro del Sistema de Formación AprendeS. La actividad tiene como propósito el reconocimiento, socialización y formación de los equipos educativos de jardines infantiles, salas cuna, modalidades no convencionales y oficinas, para garantizar a los niños y niñas que asisten a nuestros establecimientos una educación parvularia de calidad que les permita un desarrollo pleno y aprendizajes significativos. A raíz de la pandemia, desde el 2020 el seminario se está realizando de manera online.

Director Ejecutivo inaugura jardín infantil en Coquimbo

Tras funcionar más de 20 años en la población Vista Hermosa, de Ovalle, fue inaugurada la renovada infraestructura de la sala cuna y jardín infantil Ojitos del Futuro, en su nueva ubicación en Villa San Luis, en un terreno de 1.347 m2 cedido en comodato por la Municipalidad de Ovalle.

La obra favorecerá el acceso a la educación inicial de 96 niños y niñas en los niveles salas cuna y medios, quienes contarán con espacios especialmente diseñados para sus aprendizajes. Precisamente, la infraestructura del nuevo recinto significó a Fundación Integra la inversión de cerca de $750 millones, a los que se suman $18 millones en equipamiento y mobiliario.

José Manuel Ready, Director Ejecutivo de Integra, sostuvo que esta obra es un compromiso que él adquirió en su última visita a la Región de Coquimbo, a fines del 2019, el que ahora se ve cumplido.

Estas son algunas de las impresiones de quienes pudieron estar presentes en la inauguración, desarrollada cumpliendo todos los protocolos sanitarios y preventivos:

José Manuel Ready, Director Ejecutivo de Fundación Integra:

“Es un jardín precioso, fue diseñado con mucho cariño por nuestros arquitectos en la Dirección Regional, entonces estamos aquí celebrando este precioso jardín. Los papás están felices, las trabajadoras del jardín están muchísimo más felices trabajando en un lugar apropiado y nuestros niños obviamente que prácticamente no se quieren ir de aquí, hay que sacarlos o buscar a los papás para que se los lleven porque están tan felices y para nosotros ese es el objetivo: tener niños felices”.

Pamela Rivera, apoderada, mamá de Amaro Meneses:

“Yo llegué al jardín hace tres años, mi bebe estaba muy pequeñito, tenía 4 meses cuando comenzó en el jardín y desde que llegué siempre escuchaba que este sería el último año acá porque nos cambiamos. Ya iban 3 años esperando el jardín y ya hoy día por fin tenemos un lugar precioso, maravilloso, grande, donde los niños ahora sí van a poder tener mucho más espacio de recreación. El jardín anterior era muy pequeñito, muy reducido y acá uno ve la infraestructura que es grandota y van a poder jugar tranquilamente”.

Claudio Rentería, Alcalde de Ovalle:

“Invito a los padres y apoderados, a la gente de Ovalle, que crea que este es un lugar de acogida para nuestros niños y nuestras niñas. Queremos brindarles la mayor de las oportunidades, porque yo siempre hablo de oportunidades y no de vulnerabilidad, porque creo que las oportunidades nuestros niños las van a aprovechar aquí, con este excelente recinto donde los van a albergar y entregar una muy buena educación preescolar”.

Javiera Adaro, Directora Regional de Fundación Integra:

“Estamos felices como Fundación Integra por ver a nuestros niños en un espacio totalmente maravilloso que es el nuevo jardín Ojitos del Futuro, e invitamos a las familias a participar y que pueden crear su Centro General de Padres para que puedan trabajar en conjunto con nosotros y seguir haciendo actividades en beneficio de los niños y niñas. Hoy estuvimos con todas las medidas preventivas, quisiéramos haber invitado a muchas más personas, pero en esta pandemia nos cuidamos todos, cuidamos a nuestros niños y cuidamos a nuestro nuevo jardín”.

Margiory Vega, directora de Ojitos del Futuro:

“Estoy súper emocionada con todo esto, el equipo de trabajo está contento, estamos felices porque es un sueño hecho realidad, es un sueño de muchos años. No tengo mucho más que decir, más que agradecer al equipo que me acompaña, que es apañador, que me apoya en todo, que vamos juntas para allá, para acá. Trabajamos mucho estas dos semanas para tener el jardín como está ahora, así es que sólo estoy agradecida y emocionada porque las familias en general nos siguieron del Ojitos del Futuro antiguo… Yo creo que una de las características que tenemos como equipo educativo es el trabajo con las familias, estamos constantemente preocupadas de ellos, tenemos buena conversación y muy buena llegada. Invito a las familias que aún no nos conocen para que vengan a ver las dependencias, que conozcan al equipo y nuestro trabajo educativo”.

Más de 17 mil niños/as retornaron a las salas cuna y jardines infantiles

Durante los últimos siete días, de las 1094 salas cuna y jardines infantiles que Fundación Integra administra a lo largo del país, 970 establecimientos ya comenzaron el segundo semestre de manera presencial. En dicho periodo, los equipos educativos han recibido a 17.038 niños y niñas, lo que se traduce en un 88, 6% de establecimientos abiertos.

“Los equipos educativos cumplen un rol muy importante en el desarrollo cognitivo, psicomotor y socioemocional de los niños y niñas. Además, aprenden a socializar, ya que entran en contacto con otros niños/as y adultos”, José Manuel Ready, directora ejecutivo de Fundación Integra.

Hasta la semana pasada, en la Región Metropolitana un 93 % de los establecimientos de Integra se encuentran funcionando y registran 3.883 niños/as de regreso a sus dependencias. A la Metropolitana se suman las regiones de Tarapacá, Valparaíso, Magallanes y Aysén, regiones que muestran un mayor porcentaje de establecimientos con atención presencial, todas con sobre el 90% de salas cuna y jardines infantiles en funcionamiento.

En esta ocasión, y al igual que en marzo, el retorno de los niños y niñas se realiza aplicando estrictas medidas de prevención y de manera gradual y/o voluntaria. Esto significa que los padres y cuidadores/as de niños y niñas han podido escoger si enviarlos a los establecimientos o mantener un Plan de Educación a Distancia.

Para José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, el regreso a las salas cuna y jardines infantiles, es fundamental por los beneficios que les entrega en su educación parvularia. “Los equipos educativos cumplen un rol muy importante en el desarrollo cognitivo, psicomotor y socioemocional de los niños y niñas. Además, aprenden a socializar, ya que entran en contacto con otros niños/as y adultos”.

Y agrega: “Para este regreso nos hemos preocupado de dar a conocer a los padres y apoderados sobre los protocolos sanitarios que se están realizando en los establecimientos educacionales de Integra, para que puedan enviar a sus hijos/as con total seguridad y tranquilidad”.

Los equipos educativos han sido los responsables de transmitir a los padres dichos protocolos de medidas sanitarias y preventivas contra Covid-19, que se realizan en las salas cuna y jardines infantiles de Integra, cumpliendo altos estándares de higiene.

Dentro de la medidas que forman parte de los protocolos de prevención y seguridad se encuentran: implementar horarios diferidos de entrada y salida de párvulos, organizar uso de baños, demarcar de manera visible la distancia de un metro en los lugares de espera, propiciar en un metro el distanciamiento social, control de temperatura, ventilar salas y espacios comunes cerrados, eliminar los saludos, limpieza y desinfección frecuente de espacios e implementar rutina de lavado de manos, entre otros.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 90 mil niños y niñas en todo Chile.

Masiva reapertura de jardines infantiles y salas cuna de Integra

Desde el miércoles 28 de julio, las salas cuna y jardines infantiles de Fundación Integra comenzaron a abrir sus puertas paulatinamente. Hasta el momento de sus 1094 establecimientos que tiene a lo largo del país, han abierto 827 que han recibido a 12.737 niños y niñas.

El retorno de los niños y niñas se realiza aplicando todas las medidas de seguridad y al igual que en marzo, puede ser gradual y/o voluntario. Es decir, los padres y cuidadores/as de niños y niñas podrán optar por enviarlos a los establecimientos o mantener un Plan de Educación a Distancia.

De acuerdo con José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, “la presencia de los niños y niñas en los establecimientos de educación parvularia es esencial para el desarrollo de su proceso de aprendizaje, ya que cumple un rol fundamental como espacio de contención, socialización, aprendizajes y lugar de encuentro”.

Y añade: “Nos hemos preocupado de entregarles a los padres y apoderados la información necesaria, respecto a los protocolos de seguridad, para que puedan enviar a sus hijos/as con tranquilidad, y así sepan que estarán protegidos en nuestras salas cuna y jardines infantiles”.

Es importante mencionar que los equipos educativos han sido los responsables de informar oportunamente a los padres, sobre los protocolos de medidas sanitarias y preventivas contra Covid-19, que se realizan bajos estrictos estándares de higiene en las salas cuna y jardines infantiles de Integra.

Algunas de estas medidas son: implementar horarios diferidos de entrada y salida de párvulos, organizar uso de baños, demarcar de manera visible la distancia de un metro en los lugares de espera, propiciar en un metro el distanciamiento social, control de temperatura, ventilar salas y espacios comunes cerrados, eliminar los saludos, limpieza y desinfección frecuente de espacios e implementar rutina de lavado de manos, entre otros.

De acuerdo con José Manuel Ready, director ejecutivo de Fundación Integra, “la presencia de los niños y niñas en los establecimientos de educación parvularia es esencial para el desarrollo de su proceso de aprendizaje, ya que cumple un rol fundamental como espacio de contención, socialización, aprendizajes y lugar de encuentro”.

 Consecuencias del encierro
Desde que comenzó la pandemia por Covid-19, la baja autonomía que tienen los párvulos, el encierro y muchas veces la falta de acompañamiento en casa para dirigirlos/as en alguna actividad educativa, ha generado una profunda pérdida, por no asistir a la sala cuna o jardín infantil.

En tanto, la salud mental de los niños y niñas también se ha visto afectada. Así lo confirma el servicio Fonoinfancia de Fundación Integra que entrega atención psicológica gratuita no presencial a padres y/o cuidadores/, y que durante este periodo ha visto aumentar en 21% sus consultas sobre la estabilidad emocional infantil de niños y niñas.

En dicho contexto, el servicio de Fonoinfancia de Fundación Integra (800200818), que ofrece atención psicológica no presencial y gratuita, dirigida a acompañar a los adultos responsables del cuidado y protección de niños y niñas, confirma que el año 2020 pudo constatar, cómo la pandemia fue reduciendo la capacidad de dichos adultos para sostener, contener, comprender y acompañar a niños/as y cómo ello repercutió en su estabilidad emocional.

Alicia Varela, jefa del Departamento de Promoción de Fonoinfancia, menciona que desde que comenzó la pandemia, las consultas sobre conductas socioemocionales de niños y niñas, relacionadas con tristeza, retraimiento y autorepoches, aumentaron en un 21 % entre 2019-2020. Mientras que las consultas sobre estados emocionales de niños/as provocados por pérdidas significativas y ausencias prolongadas de familiares y amigos, crecieron en un 20%.

“Al hablar de salud mental en niños y niñas es importante relevar cómo la restricción a la movilidad social los ha situado -por un tiempo considerable- en el espacio reducido de sus hogares, afectando con ello la socialización, el juego, el encuentro con sus pares y adultos, los aprendizajes, el movimiento del cuerpo y las emociones, así como las distintas posibilidades de disfrutar y aprender con otros”, explica la psicóloga.