500 jardines de Fundación Integra cuentan con Reconocimiento Oficial

Un verdadero hito para la educación parvularia es que Fundación Integra cuente con 500 establecimientos con Reconocimiento Oficial, acreditación estatal que certifica que sus establecimientos cumplen con estrictos estándares en el ámbito pedagógico, jurídico y de infraestructura, lo que garantiza una educación de calidad.

El desafío de acreditar todos los establecimientos que brindan educación parvularia deriva de la Reforma a la Educación, que define la calidad educativa como uno de sus pilares fundamentales, por lo que Fundación Integra implementó un Plan de Acreditación y Reconocimiento Institucional para lograr que sus jardines infantiles y salas cuna cumplan con los requisitos de calidad que establece la ley y garantizar así la calidad de la educación que se brinda en sus centros educativos.

El Reconocimiento Oficial es la certificación que entrega el Ministerio de Educación en la que establece que un jardín infantil y/o sala cuna cumple con todos los requisitos técnico pedagógicos, jurídicos y de infraestructura que exige la normativa vigente, garantizando así una educación parvularia de calidad.

Para que un jardín infantil o sala cuna reciba Reconocimiento Oficial, debe contar con una serie de requisitos exigidos por Ley, entre ellos, cumplir con el coeficiente de personal docente y técnico de educación, con sus estudios completos y acreditados, y no estar inhabilitado para trabajar con niños menores de edad; cada establecimiento debe tener un Proyecto Educativo Institucional que guía el proceso de aprendizaje y un Reglamento Interno de Convivencia además de material didáctico suficiente y de calidad para cada niño y niña, junto al respectivo equipamiento tecnológico para los docentes y administrativos.

Para José Manuel Ready, Director Ejecutivo de Integra, lograr la acreditación de los primeros 500 establecimientos es un logro muy importante. “Desde el 2018 uno de los focos de nuestra gestión ha sido el Reconocimiento Oficial de nuestros jardines infantiles y salas cuna, una tarea enorme que involucra actualizar aspectos jurídicos y administrativos, inversiones millonarias en infraestructura y capacitación de nuestros equipos educativos, entre otros aspectos. Estamos muy contentos, porque que un jardín infantil cuente con el Reconocimiento Oficial es garantizarle a las familias que los niños y niñas reciben una educación parvularia de calidad, un derecho de los niños y la manera más relevante de lograr la igualdad de oportunidades desde la infancia”, afirma.

El Plan de Reconocimiento de la institución estatal ha significado la inversión de más de $45.200 millones, solo por mejoramiento y actualización en infraestructura, una suma millonaria que ha permitido que los jardines infantiles acreditados tengan inversiones en patios de juegos y salas de actividades, accesos universales para personas con discapacidad, aumento de la seguridad en las instalaciones, entre otros avances.

¿Qué es el Reconocimiento Oficial?

El Reconocimiento Oficial es la certificación que entrega el Ministerio de Educación en la que establece que un jardín infantil y/o sala cuna cumple con todos los requisitos técnico pedagógicos, jurídicos y de infraestructura que exige la normativa vigente, garantizando así una educación parvularia de calidad.

El Plan de Reconocimiento de Integra comprende avanzar hasta los 600 establecimientos reconocidos del Ministerio de Educación durante este 2021, finalizando el año 2022 con 776 los jardines infantiles y salas cuna con el Reconocimiento Oficial.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 90 mil niños y niñas en todo Chile.

Subsecretaria de Educ. Parvularia entrega Reconocimiento Oficial a jardín de O´Higgins

En su visita a la región de O’Higgins, la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, compartió con la comunidad educativa de la sala cuna y jardín infantil “Mi Gran Tesoro”, de Fundación Integra, de Rancagua, a quienes entregó una placa por la obtención del Reconocimiento Oficial del Mineduc.

La autoridad  acudió al establecimiento educacional en compañía de la Directora Regional de Integra, Yenny Villanueva, además del Seremi de Educación, Leonardo Fuentes.

La visita contempló un recorrido por el jardín y una entretenida experiencia educativa, para luego dar entrega de la placa por la obtención del Reconocimiento oficial del Estado, en donde la Subsecretaria felicitó por todo el esfuerzo que significa al equipo del Jardín y a Fundación Integra O´Higgins.

En la ocasión, la Directora Regional de Integra relevó el carácter educativo de los jardines y salas cuna, asegurando que es desde la primera infancia donde se puede lograr una mayor equidad.

“Desde aquí podemos lograr un Chile más justo, solidario y equitativo para nuestros niños, tenemos junto a nuestros equipos educativos, la linda posibilidad de transformar Chile y estamos muy orgullosos por seguir avanzando en el Reconocimiento oficial de los jardines Integra de la región”, manifestó Yenny Villanueva.

La Subsecretaria en tanto, agradeció la posibilidad de visitar el jardín y compartir con el equipo educativo, de quienes valoró su trabajo pedagógico y fue enfática en señalar la importancia de estar en estos momentos que vive el país, atendiendo y acompañando a los niños y niñas y a las familias que asisten al jardín infantil.

“Estamos acá celebrando la obtención del Reconocimiento oficial, lo cual es muy importante para la comunidad educativa y especialmente para los niños y niñas para que tengan la calidad educativa que tanto merecen.” comento la subsecretaria.

En la actualidad, en O’Higgins hay 36 establecimientos que cuentan con Reconocimiento oficial, que corresponde al 43% del total de la región.

Superintendente de Educación visita jardín infantil Integra

En el marco de lo que fue su primera visita a la Región del Biobío, el superintendente de Educación, Sebastián Izquierdo, visitó el jardín infantil Pedro de Valdivia con la intención de conocer más sobre la realidad regional y al mismo tiempo certificar el Reconocimiento Oficial (R.O.) del establecimiento, el cual posee una larga historia ligado a las familias de uno de los sectores tradicionales de Concepción.

“He querido interiorizarme de la situación de la Región y definir cuáles son los desafíos. En ese sentido uno de los grandes retos que tenemos es la educación parvularia, es por eso quise venir a conocer una sala cuna y jardín infantil y aprovechar de compartir cuáles son los problemas y las metas que hemos definido en los otros niveles educativos con el fin de mejorar la calidad de la educación, la cual debemos ver de una forma más integral”, sostuvo el Superintendente de Educación.

La autoridad llegó a la actividad acompañado de la directora regional (s) de la Superintendencia de Educación, Geraldine Hyde, reuniéndose en el lugar con la directora regional (i) de Integra, Patricia Olate y la directora del centro educativo, Karla Escobar. Fue ésta última quien invitó a las autoridades a participar de una experiencia educativa con niños y niñas del nivel medio mayor, para posteriormente revisar juntos la carpeta de R.O.

Para la directora del J.I. Pedro de Valdivia, la visita sirvió para potenciar el proceso de reconocimiento, valorar los esfuerzos que se ha hecho por responder a los estándares establecidos, destacar la labor que el equipo educativo realiza día a día en las aulas y favorecer que la educación parvularia sea un nivel reconocido dentro del sistema educativo del país. En línea con lo anterior, expresó que “la educación inicial es un aspecto relevante en la vida de las personas, porque se desarrollan aprendizajes que potencian y favorecen habilidades y promueven el desarrollo integral”.

Cabe mencionar que el Reconocimiento Oficial da cumplimiento al marco legal que rige el Sistema de Aseguramiento de la Calidad para la Educación Pública. En 2017, 53 de nuestros establecimientos iniciaron dicho proceso en que se evalúan aspectos técnico pedagógicos, de infraestructura y jurídicos, tendientes a dar garantías de la implementación de un proyecto educativo de calidad, inclusión y equidad.