Conversatorio: “Primera infancia en la escuela a distancia”

Fortalecer los recursos con los que se cuenta y desarrollar una serie de nuevos contenidos fueron parte de los temas que destacó la Directora Regional Metropolitana Norponiente de Fundación Integra, Marcela González Burgos, en el conversatorio “Primera infancia en la escuela a distancia”. La actividad formó de la serie “Educación en tiempos de pandemia”, organizado por el Programa Transversal de Educación de la Universidad de Chile, para analizar la problemática mundial.

En esta oportunidad, también participaron como expositores: Soledad Rayo, presidenta del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile; Marcela Pardo, investigadora CIAE – Instituto de Estudios Avanzados en Educación de la Universidad de Chile y Ricardo Abarca, académico del Departamento de Educación de la Facultad de Ciencias Sociales de la misma casa de estudios.

“Como Fundación Integra hemos buscado nuevas estrategias para apoyar a nuestros niños y niñas, lo cual nos ha permitido entrar a sus casas de manera distinta y fortalecer vínculos, dando soporte y contención emocional, aun cuando estemos físicamente separados. Esto lo hemos logrado gracias al tremendo trabajo y compromiso de nuestros equipos, quienes han elaborado una gran cantidad de contenidos y mantenido la comunicación con las familias a través del uso de la tecnología”, destacó Marcela González.

La directora regional detalló que entre los recursos que se han utilizado está la aplicación IntegraAPP, con entrega de material educativo; Fonoinfancia para apoyo a las familias y el uso de plataformas en línea para mantener la comunicación en directo con ellas. A esto se suma la elaboración de cartillas y videos con actividades para todos los niveles, las que cada jardín infantil envía a sus familias.

“Creemos que esta crisis ha sido también una oportunidad para reformular nuestro quehacer y que nos desafía a asegurar el bienestar de nuestros niños y niñas, manteniendo siempre nuestro compromiso con la primera infancia” subrayó.

“Un Quillay en mi jardín”, mi experiencia en Fundación Integra

Con la ayuda y participación de su familia,  Agustina de 3 años de edad, realizó un cuento para contarle a la comunidad educativa la historia que vive cada día, al levantarse feliz para asistir al jardín infantil San Luis de Macul de Peñalolén.

El cuento creado por Agustina y su familia, busca reforzar los espacios de lectura en niños y niñas, además de acercarlos al cuidado del medio ambiente y las especies autóctonas.

A continuación, un extracto del cuento “Un Quillay en mi jardín”:

Hola Soy Agustina, tengo 3 años y junto a mis papás les quiero contar una experiencia maravillosa que nos tocó vivir. Es como si fuera un cuento lindo, pero es verdad. Acompáñenme y lean con atención: Un Quillay en mi jardín.

“En un hermoso y lejano país llamado Chile, en la ciudad de Santiago, en la comuna de Peñalolén, nació un espacio ideado exclusivamente para niños y niñas quienes todos los días nos levantamos felices para compartir y aprender. Este espacio se llama: Jardín Infantil “San Luis de Macul”.

Este bello y colorido lugar nos abrió sus puertas en el mes de la Patria, el 14 de septiembre del año 2018.  Ese día nuestros papás y mamás celebraron felices la llegada de este regalo para las familias.

Nuestro jardín recibe a los niños y niñas desde que son muy pequeñitos,  para ellos existen salas acondicionadas para que puedan estar cómodamente junto a las tías que nos reciben y realizan actividades,  juegos y cantos. También contamos con diversos espacios que nos hacen todo más fácil, por ejemplo tenemos un estacionamiento exclusivo para los coches y rampas de acceso para  movilidad reducida.
Como estamos muy cerca de la Cordillera de los Andes, en las mañanas hace mucho frío, pero cuando entramos a nuestras aulas, éstas se encuentran calientitas porque tienen calefactores. Siempre el jardín está muy limpio y cuidado, las tías hacen un gran trabajo todos los días, para mantener en perfectas condiciones todos los espacios.

Cuando los papás dejan a sus hijas e hijas en el jardín, llegan unas tías con un gorrito blanco y delantal que nos traen un exquisito desayuno, que compartimos con los compañeros antes de iniciar la jornada.  Gracias a este desayuno podemos estar con energía durante todo el día.

Me encanta venir a mi jardín, es como si fuera mi segunda casa, lo paso muy bien y aprendo cada día cosas que me hacen crecer.  Una vez nos trajeron a un doctor que nos enseñó a cuidar nuestros dientes, otra vez aprendimos las danzas de nuestros pueblos originarios ¡Es demasiado entretenido!

Lo que más me gusta de mi jardín es cuando salimos al patio a jugar, siempre nos recibe con los brazos abiertos un gran árbol que se encuentra al centro, es como si fuera nuestro abuelo, nos protege del sol, la lluvia y nos saluda con sus ramas. Alrededor de él hacemos distintos juegos y rondas que junto a mis nuevos amigos compartimos cada día.

Este árbol es de origen indígena, una especie endémica, es decir, es propio de nuestro país y hace más de 100 años se encuentra en la comuna de Peñalolén.  Se caracteriza por estar siempre verde,  y ya se encontraba en el antiguo colegio donde hoy está nuestro jardín.
Nuestro árbol se encuentra abrazado a otro desde sus raíces, como si fueran grandes amigos, y nos enseña que desde pequeños tendremos amigos para toda la vida. Este árbol lleno de historias se llama “Quillay”.

Esta historia de amistad nos inspira a acoger no sólo a niños chilenos, sino también a niños de distintos lugares del mundo, gracias a ello hoy tengo amigos colombianos, haitianos, peruanos, y venezolanos.  He aprendido mucho de sus costumbres y cultura, me encantaría cuando sea grande viajar y conocer cada uno de esos países.

Y colorín colorado este cuento no se ha acabado, porque tenemos mucho por hacer, mucho por crecer y muuucho por aprender, espero que no se olviden de mí por que yo no me olvidaré de ustedes”.

En Chiloé promueven la educación científica

Alojado en la cima de un cerro en la localidad de Huillinco, en la comuna de Chonchi, se encuentra el jardín infantil Ala Ala Hueñi de Fundación Integra, nombre que en huilliche significa “corran, corran niños”. Por más de 21 años el establecimiento ha impulsado el desarrollo de cientos de niños y niñas, que hoy son testigos de un innovador método de aprendizaje científico matemático, el cual se caracteriza por su pertinencia local.

La directora de Ala Ala Hueñi, Andrea Cárdenas, explica que esta experiencia educativa  surgió a partir del sello pedagógico del jardín, el cual se denomina “conociendo y experimentado el mundo de las ciencias”.

educacion_cientifica_chiloe_01

“Queremos transmitir a los niños que los números y  la ciencia están presentes en todo momento, entonces trabajamos con la naturaleza, la tierra, las hojas, etc. Jugamos con los niños a través de diversos experimentos o contando los mismos elementos que se utilizan para hacer el experimento. Por ejemplo; en un postre queremos hacer un postre de yogurth con plátano, entonces los niños cuentan cuántos plátanos tenemos, cuántas veces se rebana, qué va primero qué va después, cuál es la textura del yogurth y ahí se va formando la meta cognición a través de estas preguntas”, detalla Cárdenas.

Familias comprometidas

El jardín recibe 20 niños y niñas de distintos sectores de la comuna de Chonchi, quienes descubren los principales elementos de la tabla periódica, el sistema solar o los números, con un estilo muy particular, en donde la familia tiene un rol fundamental. “Estamos haciendo un esfuerzo en el hogar a través de talleres educativos relacionados con la ciencia, se les entrega material a las familias para que trabajen en cosas sencillas, como cocinar, clasificar la ropa, ordenar sus juguetes, entre otros”, puntualiza la directora del jardín.

Marcia Oyarzún, apoderada de Ala Ala Hueñi relata que “he notado mucho la diferencia entre cuando estaba en la casa a ahora que está en el jardín, de repente uno les compra un juguete pero nada más que eso, en cambio en el jardín hay cosas didácticas para jugar y ellos seguir aprendiendo”.

La apoderada Gloria Berríos concuerda y agrega que “a hartas mamás les ha servido que esté el jardín acá porque en Cucao no hay otro y hay muchos niños que no tienen esta posibilidad de aprender como nuestros hijos”.

La directora regional de Integra, Marcela Gallardo destacó la labor que a diario realizan en el jardín Ala Ala Hueñi: “los primeros años de vida constituyen un espacio fundamental y decisivo para que los niños desplieguen al máximo sus habilidades, talentos y potencialidades, por lo que valoramos profundamente el esfuerzode este equipo educativo por promover formas de aprendizaje innovadoras y potenciar el vínculo con las familias como el primer educador”, recalcó.

La directora del jardín concluye que “ha sido una experiencia enriquecedora, porque buscamos otros elementos para jugar con los niños y aprender las matemáticas y la ciencia sacándolos del libro y el cuaderno, de forma más lúdica y rápida”.

Un mes del niñ@ saludable y divertido

Con zumba, baile entretenido, platos ricos y saludables y disfrazados de coloridas frutas y verduras, los niños y niñas de la sala cuna Lunita de la comuna de Calbuco, celebraron su día.La actividad organizada por el equipo del establecimiento educacional calbucano, tuvo por objetivo entregar a los niños un mensaje orientado a que es posible divertirse manteniendo un estilo de vida saludable.

La directora de Lunita, Katherine Cofré, señaló que “celebramos el día del niño con diferentes actividades que fomenten el juego, en donde familias, niños y funcionarias disfrutaron de zumba, platos entretenidos con alimentos saludables y disfraces.

Toda la comunidad educativa se sumó a esta celebración a la que le dimos un sentido con foco en la vida sana”, destacó.Los niños y niñas también pudieron disfrutar de una “pijamada”, donde vestidos con sus pijamas, disfrutaron de películas, videos musicales y juegos didácticos.

El compromiso con la lactancia fluye en Los Ríos

Con una feria informativa y de degustación, el jardín infantil y sala cuna Alihuen de Lanco, se hizo parte de las actividades que desarrollan los establecimientos de Fundación Integra en la región, para celebrar el mes dedicado a la “Lactancia Materna”. Según su directora Diana Villarroel, la actividad tuvo por objeto “promover entre las familias la continuidad de la lactancia materna en nuestra sala cuna y la importancia que tiene para el desarrollo de los niños y niñas”.

WQPW7009

Para Miguel Fernández, uno de los nutricionista de Fundación Integra, “los equipos educativos desarrollan una labor fundamental informando a las familias y generando las condiciones para facilitar este proceso en los recintos y de esa manera reforzar el vínculo entre la madre y su hijo e hija”, expresó, añadiendo que “todas nuestras salas cuna cuentan con salas de amamantamiento acondicionadas para que este proceso se lleve a cabo de la mejor manera posible”.

Uno de los jardines que trabaja por lograr la acreditación de la Seremía de Salud como establecimiento Amigo de la Lactancia Materna (JIALMA), es el jardín infantil y sala cuna Violeta Parra de Paillaco. Su Directora Carolina Villegas indicó que “el equipo desarrolla diversas acciones para que las madres puedan amamantar de forma exclusiva hasta los 6 meses y prolongar esta etapa hasta los 2 años”.

La Directora Regional de Integra, Mirella Canessa, relevó el trabajo formativo que desarrolla la institución en esta materia “como un derecho que tiene el niño y la niña, no sólo en lo alimentario, sino en especial en el ámbito socio-emocional y afectivo, lo que está en sintonía con el trabajo que está llevando adelante el Gobierno, que es garantizar los derechos de la infancia, entre ellos, el derecho a la lactancia materna”, apuntó.

Jardín de Quellón trabaja en la inclusión de familias haitianas

Con el desarrollo inédito de un taller de creole, la lengua nativa de la población haitiana, el equipo educativo y administrativo del jardín infantil Los Grillitos de la comuna de Quellón, se propuso mejorar su comunicación con los padres, madres y apoderados de esa nacionalidad cuyos hijos asisten a este establecimiento.

4-5

La directora del establecimiento, Pamela Herrera, explicó que “actualmente en la comuna hay una gran diversidad de culturas y a nuestro establecimiento han llegado varios niños y niñas de nacionalidad haitiana, siendo una importante barrera la comunicación”.

Por ello, con el apoyo de la Corporación Municipal de Quellón, el jardín infantil logró materializar este proyecto de capacitación en lengua creole, a cargo del profesor Michelet Fleurissaint.

“Iniciamos las clases con la participación activa de nuestras educadoras y técnicos en párvulo, asistente administrativa y la auxiliar de servicio, quienes han mostrado interés y motivación por aprender, entendiendo que es una herramienta para favorecer nuestra comunicación con las familias”, puntualizó la directora.

Por su parte la directora de Integra de la Región de Los Lagos, Marcela Gallardo, destacó las gestiones realizadas por el jardín infantil. “Es preciso integrar a las familias al proceso educativo que se lleva a cabo en los establecimientos, esta integración debe ser acorde a las características de las familias. Creemos firmemente que educar en la inclusión desde la primera infancia es la manera más efectiva de avanzar hacia una sociedad más justa y más feliz”, señaló.

Jardín Sobre Ruedas recorre la región de Valparaíso

Villa Valle del Real en Los Andes, Laguna Verde en Valparaíso, Bartolillo en Cabildo y Las Palmas de Olmué; son las localidades de las cuatro comunas donde comenzó a funcionar la modalidad no convencional de Fundación Integra Jardín Sobre RuedasÁngela Plaza, supervisora de Modalidades No Convencionales, explicó que el trabajo se inició hace dos semanas con encuentros con familias, para luego dar paso a la planificación por zona.

“…esta es una gran oportunidad para poder potenciar aprendizajes desde un ámbito mucho más intencionado que el habitual que se puede encontrar en las casas”.

Respecto del trabajo que desarrolla esta modalidad, contó que “consiste en llevar educación de calidad y experiencias novedosas hasta las localidades más apartadas que no cuentan con jardín infantil; acá la alianza con la familia es fundamental y también todo lo que es el énfasis del juego, aprender a través del juego, y también poder relevar el rol de la familia en el aporte que hacen en el aprendizaje de los niños; en esta construcción, donde si bien los niños y niñas están un día a la semana, es la familia la llamada a hacerse cargo de fortalecer y potenciar todo el trabajo que se realiza dentro del día de jardín, con diversas actividades que se sugieren para el resto de la semana en el hogar”.

Un día el en Jardín Sobre Ruedas

La supervisora, igualmente, detalló las actividades que se desarrollan en esta modalidad, “un día del Jardín Sobre Ruedas parte con una acogida, donde se dispone de diversos materiales para recibir a los niños; luego tenemos el saludo inicial, donde se trabaja en fortalecer el lenguaje verbal a través de canciones que sean del interés de los niños, pertinentes al contexto en el cual se encuentran; luego tenemos experiencias variables, donde al igual que los jardines infantiles que este año están implementando las nuevas bases curriculares, estamos seleccionando objetivos de aprendizaje; ya tenemos el aprendiendo a través del movimiento, donde se pueden abordar distintos núcleos, también contamos con espacios para el juego y en una segunda variable seguimos avanzando en una oferta integral donde se aborden distintos aprendizajes”.

Respecto de cómo han recibido las familias el programa es su localidades, comentó, “las familias se muestran contentas, les ha gustado, disfrutan también junto a los niños y valoran mucho el trabajo que realiza la modalidad; ya que los sectores a los cuales llegamos son lugares donde no existen jardines tradicionales; por lo tanto, esta es una gran oportunidad para poder potenciar aprendizajes desde un ámbito mucho más intencionado que el habitual que se puede encontrar en las casas”.

Integra inaugura nuevo jardín infantil en la comuna de Putaendo

La comunidad de Putaendo celebró la apertura de un nuevo y flamante jardín infantil donde 96 niños y niñas, de entre 3 meses y 4 años de edad, podrán iniciar su trayectoria educativa en espacios de calidad y especialmente acondicionados para desarrollarse plenamente a través del juego.

El nuevo centro educativo perteneciente a la red Integra fue inaugurado por el Director Ejecutivo de la institución, José Manuel Ready, y el Gobernador Provincial de San Felipe, Claudio Rodríguez, junto a autoridades locales y familias del sector, quienes celebraron en una significativa ceremonia que tuvo a los niños y niñas como protagonistas.

El jardín infantil y sala cuna Tikay cuenta con una superficie de 803,4 metros cuadrados construidos en los que se emplazan 2 salas cuna para 40 lactantes y 2 salas de párvulos para otros 56 niños y niñas, además de salas de expansión, áreas administrativas y de servicio, y zonas de patio.

Se trata del tercer jardín infantil de Integra en la comuna de Putaendo y duodécimo de la Provincia de San Felipe, donde la institución alcanza una cobertura de atención de 850 niños y niñas.

A partir del marco curricular, los jardines infantiles de Integra construyen su proyecto educativo institucional, con participación de toda la comunidad educativa para ofertar una propuesta pedagógica lo más pertinente posible a sus características, necesidades y fortalezas.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 27 años de experiencia, es el prestador de educación parvularia más grande de Chile al atender más de 90 mil niños y niñas en sus 1.229 establecimientos.

Jardín Sobre Ruedas apoya la atención en Quintero y Puchuncaví

En el marco del trabajo de acompañamiento que ha estado llevando a cabo la Dirección Regional de Valparaíso de Integra, en el contexto de la emergencia ambiental que afecta a las comunas de Quintero y Puchuncaví; hasta el jardín infantil Bambi de Quintero concurrieron los profesionales de la modalidad no convencional “Jardín Sobre Ruedas” a fin de apoyar las labores educativas de este jardín infantil y del jardín Arboleda de Puchuncaví.

En este sentido, los trabajadores se han abocado a apoyar a las familias en este proceso de suspensión, llevando su experiencia de tarea educativa ambulante para orientar en estrategias de trabajo que las familias pueden desarrollar en sus hogares para los niños y niñas.

Los egipcios llegaron al jardín infantil Cardenal Silva Henríquez

En la comuna de La Cisterna, la  comunidad educativa del jardín infantil Cardenal Silva Henríquez disfrutó con la magia, baile y cultura de la civilización egipcia presentada por el nivel medio mayor del establecimiento. Una actividad que se enmarca en el sello multicultural de  su proyecto educativo, a través del cual se potencian y generan distintas instancias para conocer diferentes culturas y aprender de ellas.

Entre las diferentes civilizaciones, la egipcia es una de las que mayor legado ha dejado a la humanidad. A lo largo de su historia, realizaron importantes avances en campos como la medicina o la arquitectura, así como grandes aportes culturales, y es justamente esto lo que se quiere transmitir a los niños y niñas del jardín infantil.

“Esta unidad de trabajo permite llevar a los niños a un mundo distinto del que están insertos. Les permite ir a un mundo lejano, con una historia rica de conocimientos, sabiduría, donde los dioses, los faraones y los constructores de las grandes pirámides fueron la base principal para conocer nuestro cuerpo o, por ejemplo, la medicina partió desde esta cultura así como las matemáticas. La innovación, la creatividad y la motivación deben ser primordiales en nuestro trabajo como educadoras”, explica Mayra Martínez, concluye la educadora.