Jardines de la Región de Valparaíso celebran su aniversario

El jardín infantil Lucerito de la localidad rural de El Cobre en la comuna de San Esteban celebró sus 26 años de existencia, en tanto jardín infantil y sala cuna Quillay de Villa Alemana festejó su segundo año educando a los niños y niñas del sector de Peñablanca.

Gracias al entusiasmo y compromiso de la comunidad educativa, los niños del jardín infantil Lucerito celebraron vestidos de superhéroes, dibujos animados, animales y personajes típicos se reunieron para recorrer los distintos espacios de San Esteban, en donde el jardín infantil cumple un rol fundamental, reconocido y valorado por los vecinos.

En tanto en el jardín Quillay, los festejos se enmarcaron en el mes de los niños y las niñas, el equipo educativo, organizando una linda fiesta, que reunió con disfrute y alegría  a toda la comunidad y que tuvo a los niños y niñas como protagonistas. Las actividades contaron con la participación de diversos personajes infantiles que sorprendieron con sus acrobacias y talentos, además de música y una rica degustación de comida saludable.

Las acciones realizadas, en ambos establecimientos, buscan favorecer el bienestar de los niños y niñas de Fundación Integra, en un marco de reconocimiento y respeto de sus derechos, mejorando sus oportunidades de aprendizaje, principalmente a través del juego.

Jardín Sobre Ruedas recorre la región de Valparaíso

Villa Valle del Real en Los Andes, Laguna Verde en Valparaíso, Bartolillo en Cabildo y Las Palmas de Olmué; son las localidades de las cuatro comunas donde comenzó a funcionar la modalidad no convencional de Fundación Integra Jardín Sobre RuedasÁngela Plaza, supervisora de Modalidades No Convencionales, explicó que el trabajo se inició hace dos semanas con encuentros con familias, para luego dar paso a la planificación por zona.

“…esta es una gran oportunidad para poder potenciar aprendizajes desde un ámbito mucho más intencionado que el habitual que se puede encontrar en las casas”.

Respecto del trabajo que desarrolla esta modalidad, contó que “consiste en llevar educación de calidad y experiencias novedosas hasta las localidades más apartadas que no cuentan con jardín infantil; acá la alianza con la familia es fundamental y también todo lo que es el énfasis del juego, aprender a través del juego, y también poder relevar el rol de la familia en el aporte que hacen en el aprendizaje de los niños; en esta construcción, donde si bien los niños y niñas están un día a la semana, es la familia la llamada a hacerse cargo de fortalecer y potenciar todo el trabajo que se realiza dentro del día de jardín, con diversas actividades que se sugieren para el resto de la semana en el hogar”.

Un día el en Jardín Sobre Ruedas

La supervisora, igualmente, detalló las actividades que se desarrollan en esta modalidad, “un día del Jardín Sobre Ruedas parte con una acogida, donde se dispone de diversos materiales para recibir a los niños; luego tenemos el saludo inicial, donde se trabaja en fortalecer el lenguaje verbal a través de canciones que sean del interés de los niños, pertinentes al contexto en el cual se encuentran; luego tenemos experiencias variables, donde al igual que los jardines infantiles que este año están implementando las nuevas bases curriculares, estamos seleccionando objetivos de aprendizaje; ya tenemos el aprendiendo a través del movimiento, donde se pueden abordar distintos núcleos, también contamos con espacios para el juego y en una segunda variable seguimos avanzando en una oferta integral donde se aborden distintos aprendizajes”.

Respecto de cómo han recibido las familias el programa es su localidades, comentó, “las familias se muestran contentas, les ha gustado, disfrutan también junto a los niños y valoran mucho el trabajo que realiza la modalidad; ya que los sectores a los cuales llegamos son lugares donde no existen jardines tradicionales; por lo tanto, esta es una gran oportunidad para poder potenciar aprendizajes desde un ámbito mucho más intencionado que el habitual que se puede encontrar en las casas”.

Niños de Rapa Nui disfrutan las vacaciones en el jardín

Inaugurado a mediados del mes de agosto del año pasado el jardín y sala cuna, Umanga Riki Riki, de Rapa Nui es uno de los 10 centros educativos de Fundación Integra en los que se desarrolla el programa estival “Vacaciones en mi jardín” en la región de Valparaíso.

Variadas experiencias, guiadas bajo el cariñoso cuidado de los equipos educativos marcan el día a día del programa; que ha sido todo un éxito esta temporada, con una alta asistencia de niños y niñas, y donde a las actividades propias del programa se han sumado experiencias con foco en el proyecto curricular del jardín, que tiene acento en la lengua, la cultura y la relación cuidadosa con el ambiente natural.

“Lo papás han recepcionado todo súper bien, con mucho agrado, bien respetuosos, les ha gustado el funcionamiento, hemos hecho buenas actividades, los niños lo han pasado bien, lo han disfrutado”, explicó Nataly Vergara, directora de Vacaciones en mi jardín en Rapa Nui.

Es por ello, que junto a la serie de actividades que desarrollan a diario; como juegos de agua, pintura, artes manuales, salidas recreativas, picnic con colaboración de las familias; se han incluido ciclos de video de cultura Rapa Nui y taller de arte de la isla; así lo cuenta, Nataly Vergara, directora para el programa del centro educativo.

“Desarrollamos actividades recreativas basadas en el juego, tenemos un taller de arte Rapa Nui, ese taller va tres veces a la semana, la persona que lo hace trae plantillas realizadas en cholguán de Moko de Honu, entonces ellos las pintan, las decoran; hemos hecho actividades con masa, con pintura, actividades de agua por el calor, también estamos haciendo tardes recreativas con videos culturales de la isla”.

Nataly, agregó, que respecto de cómo han recepcionado el programa los padres que; “lo papás han recepcionado todo súper bien, con mucho agrado, bien respetuosos, les ha gustado el funcionamiento, hemos hecho buenas actividades, los niños lo han pasado bien, lo han disfrutado”.

Espacios educativos para aprender jugando

Con renovadas áreas de recreación recibirá el nuevo año parvulario el jardín infantil y sala cuna Los Gorriones de Villa Alemana; espacios acondicionados para que los niños y niñas puedan aprender jugando en patios exteriores confortables y llenos de color.

Remodelación de los patios, sombreadero e instalación de pasto sintético y palmetas de caucho, entre otras obras; como el mejoramiento de accesos y drenaje de aguas lluvias, fueron las ejecutadas en el centro educativo; trabajos que tuvieron un costo cercano a los 26 millones de pesos.

Las obras, se iniciaron en el mes de diciembre, estando totalmente concluidas y habilitados los espacios para recibir a los niños y niñas que este año, a partir de marzo, podrán disfrutar de una grata sorpresa al regresar de sus vacaciones.